×
  • Buscar
Publicidad

Epilepsia nocturna

Epilepsia nocturna

La epilepsia nocturna es un tipo de trastorno neurológico en el que solo se sufren convulsiones mientras se duerme. Normalmente las personas que sufren ataques de noche también los sufren durante el día, pero pueden darse casos en los que se ocurra en el periodo nocturno, con lo que será más difícil de detectar.

Publicidad

Las crisis epilépticas nocturnas pueden confundirse con parasomnias (trastornos nocturnos que muchas veces comportan movimientos involuntarios) ya que ambos trastornos comparten síntomas como despertares nocturnos, confusión, movimientos involuntarios, ansiedad y somnolencia al día siguiente.

 

Sin embargo son dos tipos totalmente diferentes de problemas que conviene diagnosticar correctamente ya que la epilepsia nocturna, al igual que la diurna, se trata con medicamentos para controlar y evitar los ataques.

 

Generalmente los pacientes que sufren epilepsia por la noche también tendrán ataques de día pero si no es así, será más difícil de diagnosticar.

 

Las crisis nocturnas pueden darse nada más despertarse o poco antes de despertarse; o en medio del sueño. Duran varios minutos y provocan en el enfermo sensación de malestar durante varios días, alteraciones en el sueño REM varias noches después del ataque, cansancio prolongado… síntomas que harán sospechar de que algo no va bien.

 

Por otra parte, son menos peligrosas que las crisis de día ya que al estar acostado, hay menos posibilidades de que se dañe con algún objeto cortante o peligroso.

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

El tratamiento consistirá en medicación para la epilepsia, una buena dieta y horarios regulares para facilitar el descanso.


Fecha de actualización: 16-07-2015

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad