• Buscar

Epilepsia en bebés y niños

Epilepsia en bebés y niños

La epilepsia es un trastorno neurológico que afecta al 1% de los niños y que causa crisis epilépticas caracterizadas por convulsiones muy aparatosas que asustan mucho a los padres. Lo bueno es que la mayoría de niños responde muy bien al tratamiento y puede llevar una vida totalmente normal.

Publicidad

Indice

 

¿Qué es la epilepsia?

La epilepsia se produce a causa de descargas desorganizadas de impulsos eléctricos en las neuronas. Estos impulsos hacen que el niño realice movimientos voluntarios y convulsos de todo el cuerpo, las crisis epilépticas.

La duración de las crisis epilépticas es variable, pudiendo ser de solo unos segundos o prolongarse algunos minutos. A veces se producen de forma muy leve, de modo que resulta difícil percibirlas.

En cuanto a las causas que provocan que una persona sea epiléptica encontramos:

- Lesiones o cicatrices cerebrales producidas en el nacimiento

- Tumores o malformaciones cerebrales

- Meningitis o encefalitis

- Predisposición genética

El primer ataque en niños suele darse entre los 2 y los 14 años.  

No son iguales que las convulsiones febriles. 
 

Tipos de crisis epilépticas

Las crisis convulsivas pueden ser de distintos tipos. De forma general distinguimos las focales, que afectan a un área limitada del cerebro y cursar con o sin pérdida de la conciencia; y las generalizadas que afectan a ambos hemisferios cerebrales. Dentro de las convulsiones generalizadas diferenciamos:

- Crisis de ausencia: también conocidas como crisis no convulsivas en las que se produce una breve pérdida de la conciencia.

- Crisis atónicas: producen una pérdida brusca del tono muscular, causando la caída.

- Crisis tónicas: causan rigidez muscular.

- Crisis clónicas: movimientos musculares espasmódicos repetitivos o rítmicos.

- Crisis mioclónicas: produce una sacudida brusca y breve de todo el cuerpo.

- Crisis tonicoclónicas: pueden causar una pérdida abrupta del conocimiento, rigidez muscular (fase tónica) y sacudidas del cuerpo (fase clónica).
 

Causa de la epilepsia

La causa de esta enfermedad estar en alteraciones en los neurotransmisores, que son las sustancias encargadas de transmitir las señales entre las neuronas del cerebro.

La epilepsia neonatal frecuentemente está causada por una patología primaria que puede ser identificable, como las alteraciones congénitas del metabolismo de origen genético, las infecciones del sistema nervioso central, o síndromes epilépticos de origen genético; aun así, existe un pequeño porcentaje de causa desconocida.

 

Síntomas de la epilepsia

Para considerar epiléptico a una persona los ataques tienen que darse con cierta frecuencia y no hay que confundirlos con las convulsiones febriles, que pueden ser parecidas pero están causadas por una fiebre muy alta.

El síntoma más claro y característico son las crisis epilépticas en las que el niño presenta convulsiones musculares violentas, con sacudidas de varios grupos de músculos, acompañadas de alteraciones bucales, bruxismo, giros forzados de la cabeza, incontinencia urinaria, pérdida temporal de la consciencia, náuseas, sudoración excesiva… Una vez acaba la crisis no recuerda nada lo sucedido.

Cuando una persona padece un ataque epiléptico hay que llamar a urgencias ya que el niño no puede respirar bien y está recibiendo descargas eléctricas constantes.

Mientras, se debe actuar de la siguiente manera para evitar daños mayores:

- Tumbarle en el suelo de lado y lejos de objetos peligrosos. Ponerle una almohada o algo de ropa debajo de la nuca.

- Si ya está diagnosticado y tratado, darle las pastillas que cortan la crisis.

- Ponerle en la boca un objeto alargado y duro como un palo para que no se muerda la lengua ni los labios.

- No es necesario realizar el boca a boca.

- No hay que sacudirle.

 

¿Cómo se trata la epilepsia?

Para el diagnóstico de medicina, además de la valoración clínica completa, existen exámenes complementarios que pueden ayudar al diagnóstico, como un electroencefalografía, una resonancia magnética o analíticas.

Algunos casos de epilepsia infantil se resuelven solos con el paso del tiempo, aunque la mayoría necesitará tratamiento médico, fármacos que controlan y evitan la aparición de los ataques, como medicamentos anticonvulsivos. 

También se ha comprobado que una dieta rica en grasas y baja en hidratos de carbono y proteínas, dieta cetogénica, puede reducir las crisis.

En algunos casos será necesario pasar por quirófano para quitar la parte de tejido cerebral dañada, pero esto es algo muy raro.

Asimismo, existen diversos factores que pueden desencadenar una crisis y que, por tanto, habrá que evitar, como la falta de sueño y de descanso; por eso los niños epilépticos deben seguir unos horarios, dormir entre 8 y 10 horas, ver la televisión a más de 2 metros y con luz ambiental, no abusar de las consolas y videojuegos, limitar las bebidas estimulantes, etc. en general, es mejorar evitar la sobreexcitación del pequeño.

Aunque pueda resultar muy preocupante para los padres enterarse de que su hijo es epiléptico, hay que ver la parte buena y pensar que la mayoría de niños podrá controlar totalmente sus crisis con medicación y pasar años sin tener un ataque, y por lo tanto tener una vida normal igual que el resto de amigos y compañeros de colegio.


Fuente:

Ghatan S, McGoldrick PE, Kokoszka MA, Wolf SM. Pediatric epilepsy surgery. In: Winn HR, ed. Youmans and Winn Neurological Surgery. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 240.

Fecha de actualización: 06-04-2022

Redacción: Irene García

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×