Enfermedades de las arterias: arteritis de Takayasu y arteriopatía carotídea

Enfermedades de las arterias: arteritis de Takayasu y arteriopatía carotídea
comparte

Las arterias son cada uno de los vasos que llevan la sangre desde el corazón hacia los capilares del cuerpo, por lo que un mal funcionamiento en las mismas o alguna obstrucción puede causar problemas muy serios de salud.

Arteritis de Takayasu


Es una inflamación de las arterias mayores, como la aorta, la arteria que lleva sangre desde el corazón al resto del cuerpo. Las causas de esta inflamación se desconocen, aunque sí se sabe factores de riesgo que hacen que sea más probable sufrirla, como ser mujer de entre 20 y 40 años, de Asia, India o México. Se cree además que puede estar causada por una alteración en diversos genes.


La arteritis de Takayasu parece ser una enfermedad autoinmunitaria que puede afectar a otros órganos. Además, tiene muchas características similares a otras enfermedades como la arteritis temporal.


Los síntomas principales de esta enfermedad son:


- Dolor en el pecho

- Fiebre

- Fatiga

- Mareos y vértigo

- Debilidad o dolor en los brazos

- Dolor muscular o articular

- Erupción cutánea

- Sudores fríos

- Problemas en la visión

- Pérdida de peso

- Disminución de los pulsos radiales (en la muñeca)

- Diferente presión arterial entre los dos brazos

Pedagogía Montessori, bases y consejos para niños de 0 a 1 año

Pedagogía Montessori, bases y consejos para niños de 0 a 1 año

Este tipo de educación se basa en las teorías de María Montessori, una educadora italiana de principios del siglo XX. Su principal objetivo es liberar todo el potencial de cada niño, adaptando el entorno de aprendizaje a su nivel de desarrollo y teniendo en cuenta la plasticidad de la mente de un niño en sus primeros años de vida.

- Hipertensión

- Signos de inflamación en el pericardio o la pleura (pericarditis o pleuritis)


El diagnóstico se confirma mediante un análisis de sangre completo, una angiografía, una resonancia magnética o una electrocardiografía.


En cuanto al tratamiento, es complicado aunque si se coge a tiempo, es posible mejorar el pronóstico del afectado. Para tratarlo se puede recurrir a diferentes medicamentos como inmunodepresores o agentes biológicos, incluso inhibidores del FNT, tocilizumab y rituximab.


También puede ser necesario recurrir a la cirugía para abrir las arterias que se hayan estrechado para evitar complicaciones mayores como coágulos de sangre, ataque al corazón, insuficiencia cardiaca, pericarditis, accidente cerebrovascular, sangrado intestinal o fallecimiento. En algunos casos puede ser necesario el reemplazo de la válvula aórtica.


El pronóstico es mejor en adultos que en niños y cuanto más pronto se detecte.


Arteriopatía carotídea


Esta enfermedad aparece cuando las arterias carótidas se estrechas o se bloquean, algo que puede ser muy grave ya que son las encargadas de suministrar parte del riego sanguíneo principal al cerebro.


Estas arterias están situadas a cada lado del cuello y pueden estrecharse cuando las placas de grasa se acumulan dentro de ellas a causa del endurecimiento de las arterias (ateroesclerosis).


Si una de estas arterias se boquea, se puede crear un trombo o coágulo que puede causar un accidente cerebrovascular (ataque cerebral).


Entre los principales factores de riesgo para sufrir esta enfermedad encontramos el tabaquismo, la diabetes, la hipertensión arterial, la edad, el colesterol alto, el consumo excesivo de alcohol o de drogas.


En las primeras etapas es posible no presentar ningún síntoma, pero una vez las placas se acumulan, se puede provocar un accidente cerebrovascular o un accidente isquémico transitorio (AIT) cuyos síntomas principales son:


- Visión borrosa

- Confusión

- Pérdida de memoria

- Pérdida de la sensibilidad

- Problemas con el habla y el lenguaje

- Debilidad en una parte del cuerpo


Diversas pruebas y exámenes físicos pueden confirmar el diagnóstico, como exámenes de colesterol, triglicéridos y glucosa en la sangre, ecografía de las arterias carótidas, angiografía cerebral, etc.


El tratamiento incluye diversas opciones según la gravedad del caso y de los síntomas. Se pueden usar anticoagulantes para evitar la creación de trombos y disminuir el riesgo de accidente cerebrovascular; cambios en la dieta y medicación para controlar el colesterol y la tensión alta; o simplemente revisiones.


Si se descubre que hay una arteria muy bloqueada se puede realizar una endarterectomía carotídea para eliminar la acumulación de placa en las arterias carótidas. O hacer una angioplastia carotídea y colocar un stent para mantener la arteria abierta.


El pronóstico depende de la gravedad y del tiempo que se tarde en descubrir el problema. Algunas personas pueden tener una buena vida, mientras que otras pueden fallecer a causa de un accidente cerebrovascular o quedarse con secuelas de por vida.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×