¿Cuáles son los síntomas de la asbestosis?

¿Cuáles son los síntomas de la asbestosis?
comparte

La asbestosis es una enfermedad pulmonar que aparece al inhalar fibras de asbesto, un mineral usado principalmente en la construcción hasta 1975. La inhalación de esta sustancia puede causar la aparición de fibrosis en el pulmón, causando problemas para respirar, tos crónica, opresión en el pecho…

El asbesto o amianto es un mineral que se usaba mucho en construcción hace años para el aislamiento, el cemento y en ciertas baldosas para el piso, aunque su uso se ha restringido debido a su toxicidad. Por lo tanto, las personas que pueden contraer asbestosis son aquellas que han estado en contacto con este mineral ya fuera en las minas de asbesto, las industrias molineras, la construcción o la fabricación de productos con este material. De igual modo, sus familiares podían verse afectados al inhalar las fibras de asbesto de su ropa de trabajo al llevarla a casa.


Esta enfermedad pulmonar, por lo tanto, está causada por la inhalación de estas fibras que puede producir fibrosis en el tejido interior del pulmón (tejido cicatricial) que impide que el pulmón se contraiga y expanda con normalidad.


Los síntomas suelen aparecer tras una exposición prolongada a este mineral y serán más o menos graves según el tiempo de exposición al mismo. Los principales son:


- Dolor torácico

- Tos persistente y seca

- Dificultad respiratoria, sobre todo al hacer ejercicio

No te puedes perder ...

- Opresión en el pecho

- Dedos en palillo de tambor (puntas de los dedos de las manos y de los pies más grandes y más redondeadas de lo normal)

- Anomalías en las uñas

- Pérdida de apetito y de peso


Si la enfermedad no se detecta y trata a tiempo puede derivar en enfermedades más serias y graves como calcificación pleural, mesotelioma maligno (cáncer de la pleura, el revestimiento del pulmón), derrame pleural o cáncer de pulmón (aunque esto es mucho menos probable hoy en día debido a las regulaciones para el uso de asbesto ya que su manipulación se rige por normas estrictas para evitar este problema de salud en los trabajadores que lo manipulan).


Diagnóstico y tratamiento de la asbestosis


Con un simple examen físico se pueden detectar sonidos crepitantes (estertores) al escuchar la respiración con un estetoscopio. Además, se pueden realizar una serie de pruebas para confirmar el diagnóstico como radiografía de tórax, tomografía computarizada de los pulmones, pruebas de la función pulmonar.


El problema de esta enfermedad es que no tiene cura, solo se pueden aliviar los síntomas y, por supuesto, alejar a la persona afectada de este mineral para evitar que la enfermedad se agrave.


Para mejorar los síntomas se puede drenar el tórax para eliminar el líquido acumulado o usar medicamentos en aerosol para disolver el líquido. También puede ser necesario, en los casos más graves, recibir oxígeno por medio de una máscara o de una cánula plástica que se inserta en las fosas nasales. Incluso recurrir a un trasplante de pulmón.


También será necesario realizar revisiones periódicas para valorar si la enfermedad avanza o no.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>