×
  • Buscar
Publicidad

¿Cuál es el mejor remedio para cada tipo de tos en niños?

¿Cuál es el mejor remedio para cada tipo de tos en niños?

La tos es un tipo de defensa que el cuerpo de adultos y niños utiliza para liberar secreciones, alérgenos y patógenos desde nuestro sistema respiratorio para intentar dejar lo más limpias posibles nuestras vías aéreas. 

Publicidad

Índice

 

¿Por qué aparece la tos?

En el caso del que queremos hablar hoy, la tos en niños, esta suele ser un síntoma de que el pequeño está sufriendo algún tipo de enfermedad respiratoria, ya sea algo leve como un catarro o un resfriado hasta el indicio de una bronquitis o una crisis alérgica o asmática. Por este motivo, y como veremos más adelante, es importantísimo estar pendiente de los primeros síntomas de tos, ya que nos pueden ayudar a prevenir y, sobre todo, a que la enfermedad respiratoria no vaya a más. 

Al contrario de lo que se suele pensar, y a pesar de que sea un indicio de enfermedad, lo cierto es que la tos es un mecanismo bastante positivo, que ayuda a expulsar los patógenos que puede haber dentro de las vías respiratorias superiores de los niños, oxigenando a su vez los pulmones y movilizando toda la mucosidad con la que contamos dentro de nuestro sistema respiratorio. 

Del mismo modo, es muy importante poder identificar rápidamente qué tipo de tos presenta el niño, prestando atención a algunos de sus síntomas más concretos. Esto se debe a que, según el tipo de tos que se presente, debemos poner unos u otros remedios para ayudar a que el niño pueda deshacerse de esta incómoda reacción

Por todo esto, en el día de hoy hemos preparado un post en el que queremos hablaros sobre los diferentes tipos de tos infantil que se pueden desarrollar dando, al mismo tiempo, los remedios más prácticos que podemos aplicar para cada situación. 

Tos seca o improductiva

No te puedes perder ...

Y tambien:

La tos seca o improductiva se caracteriza habitualmente por ocasionar una inflamación en la parte más alta del sistema respiratorio, como pueden ser la garganta, la faringe y la laringe. Por lo general, no arrastra secreciones ni mucosas por las vías respiratorias, pero produce una grandísima sequedad que puede resultar verdaderamente incómoda en los pequeños. 

Algunos remedios para la tos seca en niños pueden pasar por el uso de un jarabe, siempre realizando una previa consulta al pediatra, o por practicar una serie de remedios más caseros que pueden ayudar a aliviar los síntomas de esta tos: beber mucha agua, tomar miel o tomar vahos de vapor. 
 

Tos productiva o húmeda


La tos productiva o húmeda es otra de las toses infantiles más comunes. En este tipo de tos, el sistema respiratorio suele movilizar por todas las vías mucosidad y secreciones que dan como resultado una tos acompañada de flemas. Este puede ser un estado más avanzado de la tos seca y puede indicar una mejoría en el catarro, ya que el propio cuerpo es el encargado de arrastrar y eliminar toda esa mucosidad que se acumula en el aparato respiratorio. 

En este tipo de tos, precisamente debido a su función “limpiadora”no es demasiado aconsejable tratarla con ningún jarabe o medicamento (siempre salvo prescripción médica), ya que es un mecanismo del propio cuerpo para liberar virus y bacterias. 
 

Tos ronca


Este tipo de tos ronca se diferencia de las dos anteriores que hemos visto por producir una serie de ruidos bastante característicos, provocando un sonido sordo y enlatado que parece bastante artificial. Las causas de la tos ronca se deben normalmente a una inflamación sustancial de la laringe, la tráquea o la zona de las cuerdas vocales, por lo que puede ir también acompañada de afonía. Por lo general, esta tos estará provocada por virus, cambios de temperatura o, incluso, alergias. 

Para combatir este tipo de tos, lo más importante es intentar bajar la inflamación de las vías respiratorias, respirando por la nariz algo de aire frío y mantenerlo bien hidratado con agua a temperatura ambiente. 
 

Tos con pitidos


El último tipo de tos del que hoy queremos hablar es la tos con pitidos, un tipo de tos muy característica cuando el niño que la sufre es asmático, alérgico o cuando se encuentra en un proceso de una enfermedad un poco más avanzado, como puede ser la bronquitis. Esta tos es bastante común y presenta siempre una dificultad respiratoria acompañada de pitidos cortos y secos. 

Este tipo de tos requiere de supervisión médica prácticamente siempre que se presente, sin embargo, para los niños asmáticos o aquellos que tengan tendencia a reproducir este tipo de tos, los padres pueden tener ya a mano algún inhalador prescrito por el pediatra que será ideal para aliviar los síntomas y calmar la tos y los pitidos.  
 

Remedios caseros que podemos aplicar para aliviar la tos


Antes de comentar estos remedios caseros que todos podemos aplicar en nuestras propias casas, siempre hay que tener en cuenta que lo primordial y más importante es siempre llevar al niño a que sea auscultado por un médico especialista para que nos pueda dar una visión técnica sobre las necesidades del niño. 

No obstante, estos remedios caseros pueden suponer un inicio para comenzar a aliviar los síntomas de la tos y que se pueden aplicar, como norma general, a prácticamente todos los niños. 

- Beber agua de manera regular: más que el hecho de beber mucha cantidad de agua (que también ayuda), lo más importante es que el niño tenga acceso continuo a una fuente de agua, de la que pueda beber cada poco rato para mantener hidratadas sus vías respiratorias. 

- Si el niño no presenta ninguna alergia o intolerancia y es mayor de un año, se le puede preparar leche con miel en el desayuno o la cena, que suele aliviar notablemente la tos. 

- Otro remedio que funciona sobre todo durante los resfriados que también incluyen mocos y dificultad para respirar puede ser cortar una cebolla en cuartos y dejarla durante toda la noche en la mesilla del niño. 

- Finalmente, también se recomiendan los lavados nasales con suero o soluciones salinas, que ayudan a liberar las vías respiratorias y reducen los ataques de tos. 


Fecha de actualización: 03-08-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.