×
  • Buscar
Publicidad

¿Cada cuánto esterilizar los biberones?

¿Cada cuánto esterilizar los biberones?

Durante muchos años se ha tratado de controlar la higiene y la salud de los bebés hirviendo o esterilizando chupetes, tetinas y biberones. Pero, ¿Cada cuánto tiempo se deben esterilizar?

Publicidad

Preocupados por proteger a su hijo de bacterias e infecciones, muchos padres se obsesionan con la esterilización. Lo cierto es que es muy importante una buena higiene de los biberones, tetinas y chupetes ya que entran en contacto con la boca del bebé, pero no es necesario esterilizar los biberones más allá de los 4 meses.

 

La fiebre por crear un mundo estéril para los bebés puede llegar a ser tal que haya padres que acaben obsesionándose por eliminar todos los gérmenes habidos y por haber del entorno de ellos.

 

De este modo aparecen madres que lavan todo a temperatura máxima y haciendo lavados largos, esterilizando los juguetes del bebé, los chupetes y biberones (si es que los usa), mordedores y en definitiva todo lo del niño. Pero no se deben tomar medidas tan extremas para el cuidado del bebé.

 

A partir de los 4 meses el bebé comienza a llevarse todo a la boca y de nada servirá que esterilices el biberón, cuando se meterá en la boca todo lo que esté al alcance de su mano. Por otro lado, es importante que el bebé esté en contacto con bacterias que le ayuden a desarrollar sus propias defensas. Hay que tener en cuenta que los recién nacidos no tienen totalmente desarrollado su sistema inmunitario, por lo que un mal lavado de estos objetos puede derivar en una infección.

No te puedes perder ...

Nombres de princesas y diosas guerreras

Nombres de princesas y diosas guerreras

¿Vas a tener una niña? ¿Quieres que su nombre sea el de una mujer fuerte, luchadora y guerrera que no se amilana ante nada? Te presentamos nombres de princesas y diosas guerreras para que tu hija lleve un nombre con carácter y fuerza.

Y tambien:

 

Es fundamental seguir llevando una higiene de los objetos que están en contacto con el bebé, pero puedes lavarlos con agua y jabón y realizar una esterilización de los biberones y chupetes cada 15 días con el fin de evitar que se acumulen residuos de leche que puedan generar gérmenes.

 

Desde los 6 meses, los utensilios del bebé se pueden lavar en el lavavajillas con un programa de lavado caliente. Sin embargo, las tetinas y los biberones se deben seguir esterilizando de vez en cuando, ya que es fácil que se acumulen residuos.

 

Estas son algunas recomendaciones para la limpieza de los biberones.

 

-Es necesario limpiar correctamente los biberones con agua y jabón, siempre después de usarlos, asegurando que no quedan restos de leche.

-Una vez el biberón esté limpio y seco, será importante guardarlo en un lugar libre de polvo, grasa y suciedad y conservarlos correctamente secos y cerrados para evitar infecciones.

-No se debe reutilizar la leche que haya quedado de una toma anterior.

-Nunca conservar los biberones ya preparados, dejarlos sin preparar hasta el momento en el que se lo vaya a tomar el bebé.

-Nuestra higiene de manos es esencial.

 

Como mencionamos es recomendable esterilizar los biberones cada 15 días y si son de nuevo uso, hacerlo antes de ocuparlo. La primera vez que vayamos a utilizar alguno de estos artículos que entrarán en contacto con el bebé sí es recomendable esterilizarlos, hervirlo o lavarlo en el lavaplatos.


Fecha de actualización: 18-08-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.