×
Publicidad

¿A qué edad se puede operar un niño de la vista?

¿A qué edad se puede operar un niño de la vista?

La visión de los más pequeños es un mundo totalmente nuevo para ellos. Pero ¿por qué? Pues bien, básicamente porque los bebés ven el mundo de una forma completamente diferente a como lo vemos los adultos. Los bebés recién nacidos no pueden ver colores, solo tonos de gris y, además, su visión es algo borrosa. ¿Y los niños? ¿Cómo ven? Si tienen problemas en la visión ¿se podrán operar? En este artículo resolveremos todas las dudas que puedas tener…

Publicidad

Alrededor de los seis meses, la visión de los colores y la agudeza visual van a estar completamente desarrolladas en la visión del niño. Será el momento perfecto para realizar el primer examen ocular al pequeño. Después, y al menos hasta los dos años, los bebés estarán bastante ocupados ajustando sus capacidades visuales, y su visión se irá desarrollando durante sus años escolares. Para desarrollar la capacidad de estos es importante seguir algunos consejos:

 

-es recomendable ofrecer al pequeño gran cantidad de estímulos visuales diferentes y también de distintos colores, pero que estos sean lo suficientemente llamativos.

-será bueno también mover los brazos y las piernas del niño para estimular el desarrollo bilateral y binocular.

-hablar con él mientras uno camina por la habitación.

-ofrecer juguetes que tengan que alcanzar y tocar.

 

No obstante, y aunque se sigan estas recomendaciones que además son bastante adecuadas es necesario que los padres vigilen día a día también la visión de sus hijos. Estos son algunos de los signos y síntomas más comunes de problemas de visión:

No te puedes perder ...

¿A qué edad se puede hacer la keratina?

¿A qué edad se puede hacer la keratina?

Hacerse un alisado de keratina es una decisión que hay que tomar tras pensárselo bien ya que dura bastantes meses. Cuando las niñas comienzan a tener contacto con el mundo de la moda, generalmente al entrar en la etapa de la adolescencia, aprenden de ropa, de zapatos, de belleza, de maquillaje y de peluquería. Esto conlleva a que quieran probar y hacerse mil cosas en la cara, en el cuerpo o en el pelo, pero ¿a qué edad pueden comenzar a hacerse la keratina?

Y tambien:

 

-desviación constante de uno o ambos ojos.

-ojos llorosos.

-párpados rojos o con legañas.

-sensibilidad extrema a la luz.

-pupilas blancas.

-dificultad para seguir objetos y/o personas con la vista.

-evitar pintar o leer.

-observar cómo cada vez se va acercando más a los libros de texto al leer o al hacer deberes y a la televisión.

 

Cuando los padres observen esto lo mejor que pueden hacer es llevar al pequeño al oculista, pues este profesional el que mejor puede vigilar y mantener la salud de sus ojos y de su visión. Acudir al oculista, además, es especialmente importante en la infancia que es cuando más cambios rápidos se producen y cuando comienza a desarrollarse la visión.

 

Los problemas más comunes de la vista en la infancia

 

-Astigmatismo: córnea de forma irregular que puede causar visión borrosa.

-Conductos lagrimales obstruidos: los ojos se desbordan de lágrimas y juntan mucosidad.

-Catarata: nubosidad del cristalino del ojo.

-Párpados caídos: cuando los párpados no están tan abiertos como deberían. Lo causa la -debilidad en el músculo que abre el párpado.

-Hipermetropía: dificultad para ver los objetos cercanos.

-Glaucoma: afección en la que la presión dentro del ojo es demasiado alta.

-Ojo perezoso: visión reducida por falta de uso en un ojo. Mal enfoque de los ojos o desalineación.

-Estrabismo: cuando un ojo se tuerce hacia adentro, hacia arriba, hacia fuera o hacia abajo.

-Miopía: dificultad para ver los objetos lejanos.

-Abrasión corneal: raspón en la superficie frontal del ojo. Los ojos lagrimean mucho y son sensibles a la luz.

 

Tanto el astigmatismo (si causara visión borrosa) como la hipermetropía, los ojos mal alineados, la miopía y la abrasión corneal precisan de gafas. Sin embargo, hay otros como los conductos lagrimales obstruidos, los párpados caídos (si fuera grave), el glaucoma o el ojo perezoso (si con gotas oftálmicas o un parche en el ojo bueno no es suficiente) cuando suele ser necesaria la cirugía.

 

¿Cuántos años ha de tener un niño para operarse?

 

Conductos lagrimales obstruidos. Si una vez transcurrida cierta cantidad de meses los tratamientos médicos no funcionan, lo más probable es que el niño necesite una cirugía. Una vez se opere será normal que este sienta algo de dolor en el ojo y en la periferia. Incluso es frecuente que, al menos, durante uno o dos días aparezca sangre en las lágrimas y en la secreción nasal del niño.

Párpados caídos. La caída del párpado en bebés y niños es cuando el párpado superior está más debajo de lo debido. La cirugía para levantar el párpado podrá arreglar dicha caída, pero hay que tener en cuenta previamente que si la visión no se ve afectada se podrá esperar hasta que el niño cumpla tres o cuatro años. Si esta fuera grave o si se viera realmente afectada la cirugía tendría que ser inmediata para que no diera lugar a la ambliopía u “ojo perezoso”.

Ojo perezoso. La ambliopía u “ojo vago/perezoso” es lo que se conoce como la pérdida de agudeza visual en uno o ambos ojos, pero lo ideal sería que, si se puede evitar con la operación de los párpados caídos se evite porque no existe operación para el ojo vago.

Glaucoma. El tratamiento específico para el glaucoma será determinado por el médico del niño en función de su edad, su estado general de salud y su historia clínica, pero también dependiendo de la gravedad de este y de la tolerancia del niño a determinados tratamientos o medicamentos. Los procedimientos quirúrgicos del glaucoma infantil se realizan mediante microcirugía o láser. El principal objetivo es crear un orificio para que el líquido salga del ojo.

 

La edad a la que se pueden realizar estas operaciones variará como decimos dependiendo sobre todo de la edad y de la gravedad de la enfermedad. Hay algunas enfermedades o problemas de visión que podrán esperar un poco al menos hasta que el niño tenga tres, cuatro o cinco años, y hay otras de mayor gravedad por las que será necesario recurrir a la cirugía de inmediato.

 

Si se trata, por ejemplo, de la cirugía refractiva, es decir, cuando se trata de operar miopía, hipermetropía o astigmatismo lo mejor será esperar a que el adolescente cumpla la mayoría de edad para someterse a una operación. De hecho, por norma general, este tipo de cirugía está indicada normalmente para mayores de dieciocho o veinte años que cuenten con una graduación estable desde hace al menos dos años. Por eso, si el paciente es menor de edad o su graduación todavía no es estable lo mejor es esperar.


Te puede interesar:

Los colores de los ojos funcionan genéticamente de manera igual que los del cabello. Los genes para los colores más oscuros son dominantes, lo que implica que los rasgos (o fenotipos) oscuros tienen prioridad sobre los rasgos codificados por genes de un color más claro.

Fuentes:

Kidshealth

Sanitas

Fecha de actualización: 25-09-2019

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.