×
  • Buscar
Publicidad

Tratamiento del déficit de atención hipoactivo en niños

Tratamiento del déficit de atención hipoactivo en niños

Mucho menos conocido que el déficit de atención e hiperactividad, estos niños parecen vivir en la luna, están siempre ensimismados, cansados, no suelen llamar la atención y su problema puede pasar desapercibido, pero también necesitan ayuda para mejorar su desarrollo y aprendizaje.

Publicidad

 

¿Qué es el déficit de atención hipoactivo?

 


Es todo lo contrario a la hiperactividad, es decir, estos niños parecen siempre cansados, se aburren con facilidad, están siempre ensimismados y suelen ser desorganizados. Esta forma de comportarse les reporta una serie de problemas como falta de interés por todo tipo de tareas, incluidas las escolares, mentiras para evitar hacer alguna actividad, olvidarse los libros en clase… lo que puede hacer que su aprendizaje y su desarrollo sea más lento y tengan problemas en clase.


Además, son niños a los que rara vez se les diagnostica su problema ya que no suelen portarse mal y pasan desapercibidos. No son revoltosos, sino al contrario, suelen ser tranquilos, por lo que nadie les hace caso ni piensa que puedan tener un problema.


Estos niños poseen un tiempo cognitivo lento y les cuesta procesar la información. Por eso, no suelen sacar buenas notas en clase ya que necesitan más tiempo que el resto. Además, les suele costar más relacionarse con el resto de compañeros.

No te puedes perder ...

Síntomas y tratamiento de la tos ferina en niños

Síntomas y tratamiento de la tos ferina en niños

La tos ferina es una infección de origen bacteriano del aparato respiratorio, que se caracteriza principalmente por la aparición de síntomas tales como dificultad para respirar, accesos de tos, vómitos, inapetencia, complicaciones en la alimentación, etc. 

Y tambien:


También suelen tener problemas para describir situaciones y necesitan repetir en voz alta las órdenes o tareas para retener la información recibida.


Otras características de estos niños son:


- No les gusta involucrarse en actividades de grupo.


- Evitan las participaciones orales.


- Continuamente borran u olvidan lo que dicen o hacen.


- A veces son muy soñadores y destacan en actividades artísticas.


- Parecen estar siempre atentos al profesor, pero su mente puede estar en otro sitio.


- Pierden el curso de la tarea que están realizando y se quedan quietos sin hacer nada durante mucho rato.


- Procesan la información de forma desordenada, lo que les hace presentar patrones de pensamiento indefinidos. Su memoria es dispersa, lo que les impide realizar un conjunto de actividades o paso que haya que realizar en orden.


- Alteran la información que reciben. Por ejemplo, si la profesora escribe un 2 en la pizarra él ve un 5, por eso tiene que borrar y corregir constantemente.


- No responden bien a la presión ni a las prisas. No son capaces de reaccionar de inmediato, por lo que el trabajo escolar les agota rápidamente.


- Tienen problemas para describir o recordar situaciones pasadas ya que necesitan más tiempo para identificar cuál es la información necesaria. Si se les da más tiempo, su respuesta puede resultar sorprendente.

 

¿Cómo ayudarlos?

 

 

Si te confirman que tu hijo tiene déficit de atención hipoactivo, debes conseguir toda la información posible para entender bien cómo funciona su mente y así poder ayudarle de la mejor manera posible.


Necesitará también un apoyo extra en el colegio, por lo que deberás reunirte con sus profesores para ver la forma de darle más tiempo en clase para favorecer su aprendizaje.


Normalmente necesitan ayuda de un logopeda y en ocasiones se les receta también medicación, aunque no siempre hace falta.


Lo más importante es comprender bien cómo trabaja para que, tanto en casa como en clase, se puedan potenciar sus habilidades y darle más tiempo para que pueda desarrollar al máximos sus habilidades y no tener problemas de fracaso escolar. 


Te puede interesar:

Muchas personas se preguntan "¿cómo predecir la altura de un niño?". De manera orientativa se puede calcular la estatura final tomando en consideración la altura de los progenitores. Pero si se desea un resultado más preciso, es necesario realizar una serie de pruebas prescritas por un médico tales como radiografías, análisis de hormonas, etc.


Fecha de actualización: 23-11-2017

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad