×
  • Buscar
Publicidad

¿Se puede hablar de “primer amor” cuando aún no son mayores?

¿Se puede hablar de “primer amor” cuando aún no son mayores?

A partir de los 5 o  años muchos niños comienzan a hablar de “su novia” o “su novio”, de sentimientos amorosos y comienzan a hacer preguntas acerca de las relaciones de pareja, los besos, etc. Para muchos padres, esto no son más que “niñerías” pero, ¿realmente es amor? ¿Cómo debemos actuar los padres ante estas expresiones de cariño?

Publicidad

Indice

 

El "primer amor" en la infancia

Cuando los niños van a la guardería o a los primeros cursos de colegio somos los padres los que enseguida calificamos de “novia” o “novio” al mejor amiguito del sexo contrario de nuestro hijo. Nos hace mucha gracia ver cómo se dan la mano, un beso o juegan juntos todo el día.

Pero a medida que los hijos crecen, estas expresiones de amor empiezan a preocuparnos, sobre todo cuando se acercan a la adolescencia. No sabemos muy bien qué pasa realmente por la mente de nuestros hijos o si sienten algo parecido al amor de los adultos.

Stéphan Valentin, psicólogo experto en la infancia, explica en sus libros que a partir de los 6 o 7 años es normal que los niños nos hablen de su “primer amor”. Lo que sienten en este momento es una fuerte atracción hacia otro niño o niña. Al igual que lo ven en los adultos, a ellos también les gusta crear enlaces fuertes.

No te puedes perder ...

¿A qué edad se puede tener móvil?

¿A qué edad se puede tener móvil?

La sociedad actual está infestada de nuevas tecnologías, Smart TV, tablets, relojes inteligentes y los más preciados, los smartphones. Por ello, no es de extrañar que muchos padres tengan la duda sobre cuando es el mejor momento para que sus hijos tengan un móvil con todo lo que ello implica. Raro es el dispositivo que no tenga Internet y en la red se pueden encontrar muchas cosas que no son aptas para todas las edades. Entonces, ¿con qué edad se recomienda tener el primer móvil?

Y tambien:

En realidad, ese sentimiento no es muy diferente de que sentimos los adultos, aunque en los niños la sexualidad no está en un primer plano hasta que llega la adolescencia. Es más bien un amor romántico, se dan besos, se cogen de la mano…

Este primer amor muchas veces nos puede llegar a marcar ya que los niños sienten las emociones de manera muy intensa. De repente, se separan de sus padres y sienten un gran amor por alguien ajeno a ellos. Es un gran paso en el desarrollo de los niños y una señal de cierta autonomía e independencia, por lo que este amor es muy importante en su desarrollo afectivo. Por eso, nunca debes subestimar sus sentimientos ni reírte de ellos.


¿Cómo deben reaccionar los padres?

Muchas veces los niños ocultan este primer amor por vergüenza o miedo. Para ellos es un sentimiento nuevo y muy intenso que quieren guardar para sí mismos. Los padres deben respetar esta decisión y no sentirse celosos de ese amor, es algo normal y natural que les pasa, en un momento u otro, a todas las personas. Aunque nos cueste, no tenemos que sentir envidia de esa persona que no somos nosotros a la que muestran tanto amor y a la que le dan todos los besos y abrazos que antes nos daban a nosotros. Los niños crecen y es ley de vida.

Piensa que ningún amor pondrá nunca en peligro la relación padre-madre-hijo si vuestros vínculos son fuertes. No hay nadie que sustituya a los padres, son amores diferentes.

Puede que os resulte un poco difícil al principio, pero tenéis que verlo como algo bueno, que vuestro hijo quiera a otra persona y sea correspondido es muy bonito.

Sin embargo, también hay que tener cuidado con ciertas relaciones que se vuelven demasiado exclusivas cuando los niños son pequeños. Es bueno que tenga un amor y que pase mucho tiempo con él, pero eso no debe aislarle del resto de sus amigos ni de sus actividades. Si notas que empieza a sacar malas notas o a dejar los deberes u otras aficiones de lado, debes procurar que vuelva a su vida anterior y a jugar con sus otros amigos. Enséñale la importancia de tener y conservar a los amigos.

Por otra parte, los niños también pueden vivir un desamor y sentirse igual de mal y tristes que los adultos cuando alguien nos deja o se acaba una relación. En estos casos, no debes reírte de su dolor ni menospreciarlo. Dile que estás ahí para ayudarle en lo que necesite y para hablar y tómatelo en serio ya que él lo está pasando mal. Es el momento de un buen abrazo pero también de darle su espacio si así lo pide.


Fecha de actualización: 31-07-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.