• Buscar

Mi hijo es sonámbulo

Mi hijo es sonámbulo

El sonambulismo infantil, en niños de 4 a 6 años, es bastante frecuente. Se estima que entre un 20 y un 30% de niños de esta edad padece este trastorno del sueño. Normalmente, desaparece al llegar la adolescencia, aunque hasta un 19% de la población mundial es propensa a padecer episodios de sonambulismo a lo largo de su vida.

Publicidad

Índice

 

Síntomas del sonambulismo

Los síntomas que nos indican que nuestro hijo es sonámbulo dependen de cada persona: unos se levantan en medio de la noche y se pasean por la casa, otros se sientan encima de la cama con los ojos abiertos, algunos pueden hablar, mantener una conversación, realizar tareas de la casa o ¡incluso comer! Lo que une a todas las personas sonámbulas es que no son conscientes de lo que hacen y que, al día siguiente, no recuerdan nada de lo que pasó mientras sufrían el episodio. Aunque parezca que están despiertos, están totalmente dormidos.

Articulo relacionado: ¿Por qué mi hijo habla dormido?

La frecuencia de los episodios también depende de cada niño. Algunos pueden tener dos o tres por semana, mientras que en otros solo se desencadenará cuando estén enfermos o más cansados.
 

Causas del sonambulismo

No se conoce muy bien la causa de este trastorno, con lo que no existe un tratamiento.

Suele aparecer sobre los 4 o los 5 años y desaparecer al llegar la pubertad, aunque algunas personas pueden seguir teniendo episodios de sonambulismo al llegar la edad adulta.

Está asociado a la genética, suele ser un trastorno del sueño hereditario más habitual cuando un progenitor lo padece. También es más frecuente en casos de enfermedad con fiebre, cansancio extremo, estrés, etc.
 

Articulo relacionado: ¿Por qué mi hijo es agresivo?

¿Cómo actuar si tu hijo es sonámbulo?

Pero si tu hijo es sonámbulo, debes saber cómo actuar cuando le ocurra esto:

- No le despiertes, podría alterarse al despertarse y no saber qué está ocurriendo. Condúcelo despacito, con voz calmada y suave hasta la cama de nuevo. Una vez dentro, lo normal es que se le pase y continúe durmiendo.

- Intenta que la casa, y sobre todo su habitación, esté libre de muebles u objetos que puedan resultar dañinos o con los que pueda lesionarse. Sobre todo, atención a las puertas y ventanas, no te lo encuentres intentando salir a la calle.

- Las rutinas puede ayudar a su estabilidad mental, con lo que los episodios de esta enfermedad podrían espaciarse.

- Evita el estrés y la sobrecarga en su día a día, parecen influir en los episodios de sonambulismo.

- Reducir los ruidos y las luces al irse a la cama y evitar el uso de las pantallas para ayudar a la mente a estar más relajada.

- Evitar las bebidas antes de acostarse ya que la vejiga llena parece favorecer estos trastornos del sueño.

Si los episodios son demasiado frecuentes o afectan a sus actividades diarias, consulta a su profesional de medicina y pediatría. En algunos casos, se puede llevar a cabo un tratamiento llamado “despertar programado” que consiste en despertar al niño en la fase del sueño en la que suelen ocurrir los episodios.


Fuente:

Blog EnFamilia de la AEP: "Sonambulismo", https://enfamilia.aeped.es/vida-sana/sonambulismo

Fecha de actualización: 15-06-2022

Redacción: Irene García

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×