Juegos para niños de 2 a 3 años

Juegos para niños de 2 a 3 años
comparte

Si ya no sabes cómo entretener a tu hijo en las tardes de lluvia, te enseñamos unos cuantos juegos para niños de esta edad con los que seguro se divertirán jugando en casa.

Las sillas musicales

 

Clásico juego al que todos hemos jugado de pequeños. Consiste en colocar una silla menos de los participantes que haya y hacer sonar una canción. Los niños tienen que bailar alrededor del círculo hasta que música pare. En ese momento, todos deben sentarse en una silla. El que no encuentre silla, queda eliminado. Se quita otra silla, y se continúa hasta que solo quede uno.

 

Pato, pato, ganso

 

Los jugadores se sientan en círculo. Una persona se la liga y tiene que dar vueltas alrededor del círculo, golpeando suavemente a los niños sentados en la cabeza mientras dice “pato”. Pero si dice “ganso”, ese niño deberá levantarse y perseguirle. Si el ganso lo atrapa antes de que éste logre sentarse en su sitio, se la sigue ligando. Si consigue sentarse, cambian los papeles.

 

Nuevos rumbos

 

Para este juego hacen falta: coches de plástico; una caja de zapatos; un trozo de madera o de cartón duro de unos 15 cm de ancho por 60 cm de largo; dos trozos de cuerda de 1 metro cada una.

5 razones por las que dar leche de crecimiento a tu hijo de 1 a 3 años

5 razones por las que dar leche de crecimiento a tu hijo de 1 a 3 años

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la lactancia materna es la“forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables”; por eso se recomienda mantener la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida del bebé y combinarla con otros alimentos hasta los 2 años.

Mete los coches dentro de la caja de zapatos y muévelos para que han ruido. Pregúntale a tu hijo: “¿Qué habrá aquí dentro?”. Abre la caja un poco y deja que espíe. Si no adivina lo que es, ábrela un poco más hasta que lo acierte y alábale por su logro.

Con las cuerdas haz una carretera por la que el niño deberá llevar los coches, sin salirse de ella. Luego con la caja de zapatos y el trozo de cartón haz una rampa por la que pueda deslizarse el coche. También podéis hacer un túnel con vuestro cuerpo, abriendo las piernas encima de la “carretera” y pasando el coche por debajo.

 

La pizarra mágica

 

Necesitas una pizarra, rotuladores de colores, un trapito y un bote de plastilina.

Siéntate con tu hijo en el suelo con los materiales y anímale a dibujar en su pizarra con los rotuladores. Después, podéis poner trozos de plastilina decorando la pizarra y los dibujos. Como se pueden quitar y poner, podréis hacer tantas formas y diseños como deseéis.

Este juego está indicado para niños serios muy introspectivos.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar