El juego y los niños

El juego y los niños
comparte

El juego es un hecho fundamental para el desarrollo del niño. Además de divertirse y socializarse mediante esta actividad, aprende a expresar libremente sus sentimientos, potencia sus capacidades sensoriales y el entendimiento de su propio cuerpo.

“El niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreaciones, los cuales deberán estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación”  Declaración Universal de los Derechos del Niño, principio número 7.

 

El juego es un hecho fundamental para el desarrollo del niño, que además de divertirse y socializarse mediante esta actividad, aprende a expresar libremente sus sentimientos, potencia sus capacidades sensoriales y el entendimiento de su propio cuerpo.



Los juegos crean un vínculo de complicidad entre padres e hijos

 

Si queremos estimular la inteligencia de nuestros hijos desde pequeños, es recomendable jugar con ellos desde edades muy tempranas. Dependiendo del tipo de juego ayudaremos a los niños a potenciar su parte física o su parte intelectual. Por ejemplo, los juegos de actividad física y de coordinación, son los indicados para el desarrollo de su cuerpo y los de concentración, memoria y relación, para el desarrollo de su mente. Además jugar con los niños ayuda a crear un vínculo de complicidad entre padres e hijos.

 

Muchos juegos infantiles se basan en la interpretación de distintos roles o personajes, como jugar a las visitas, a las mamás o a policías y ladrones. Así los niños imitan un comportamiento específico que les ayuda en su proceso de socialización primaria, aprendiendo a asumir un rol social.

 

El juego, al ser por lo general un proceso colectivo, favorece la capacidad del niño para actuar en la sociedad, defender su punto de vista, y contar con los demás. Los juegos colectivos con una participación activa de los niños son los más indicados para fomentar su pensamiento crítico, la capacidad de atención y la auto confianza. Además al implicar expresión oral, el juego hace que el niño manifieste sus sentimientos y opiniones.

 

También es importante el desarrollo mental que implica el juego en los más pequeños, así los niños ponen en práctica su inventiva, su capacidad de decisión y de resolver problemas. Se aprende a diferenciar entre el mundo imaginario y de fantasía, que potencia la creatividad infantil, y el mundo real.

La influencia de los olores en el desarrollo de los niños

La influencia de los olores en el desarrollo de los niños

Recientemente, una empresa dedicada al Aroma Marketing (una nueva ciencia que se basa en emplear diferentes olores en un establecimiento para suscitar distintas emociones) ha aromatizado una escuela, contribuyendo con ello a favorecer el bienestar de los pequeños que allí se encuentran



Con los estímulos sensoriales adecuados el niño desarrolla su capacidad física, intelectual y emocional

 

Especialmente entre el primer y el tercer año de vida, el bebé se desarrolla a un ritmo de vida asombroso; su curiosidad y sed de conocimiento parecen insaciables. Es cada vez más ágil físicamente, y más sociable. Al comienzo de su segundo año de vida, prefiere observar a otros niños a distancia. A los pocos meses, probablemente disfrutará jugando con los de su misma edad y hacia la mitad del tercer año, empezará a relacionarse con ellos. Proporcionando los estímulos adecuados a través del juego, los padres pueden contribuir al desarrollo de sus hijos, que así se descubrirán a sí mismos y al mundo que les rodea.

 

Puedes estimularle mediante juegos simples como agrupar objetos de acuerdo a sus características, por ejemplo por formato o colores, ordenar cosas según su tamaño, de mayor a menor o viceversa. Los juegos con legos, bloques y todo tipo de construcción, desarrollarán la visión espacial del niño, además de sus habilidades físicas. A partir de los 3 años podéis empezar a hacer rompecabezas y puzzles con él, y un poco más mayor jugar a los acertijos que estimulan su capacidad de racionamiento y deducción.

 

Para el aprendizaje de acciones sociales, es recomendable jugar con el niño a “dar y recibir” (papá le da a mamá un juguete, mamá recibe el juguete), enseñarle a compartir y a dar las gracias y a pedir las cosas por favor.

 

También puedes estimular su pensamiento lógico introduciendo al niño en el mundo de los conceptos, como distinguir izquierda y derecha, horizontal y vertical, cantidades, etc.

 

En cuanto al desarrollo físico, los más adecuados son los juegos de movimiento, que favorecen la coordinación, el control del cuerpo y el desarrollo muscular. Puedes jugar con tu hijo con una pelota de goma espuma, para evitar que se haga daño, o poner un poco de música y bailar juntos, y acompañar a la canción improvisando instrumentos caseros.
 

Artículos relacionados

Jugar con los niños

Jugar con los niños

Jugar con vuestros niños, y no solamente vigilar que no se hagan daño o que se peleen, es importante para su desarrollo físico y mental y para estimular una buena relación. Jugar juntos es la mejor forma... (el juego colectivo en los niños)

El juguete, ¿bien de interés cultural?

El juguete, ¿bien de interés cultural?

Un osito de peluche, como símbolo del juguete, vestido con una camiseta en la que se lee “Soy cultura. El Juguete Bien de Interés Cultural”, son los elementos con que los fabricantes españoles solicitan... (a traves del juego el niño desarrolla su cuerpo y sus habilidades fisica)

Los niños y la tecnología, ¿cómo les afecta?

Los niños y la tecnología, ¿cómo les afecta?

La tecnología en sí misma no es buena ni mala para el desarrollo y el aprendizaje de los niños, la balanza se puede inclinar hacia uno u otro lado según sea su uso. Por eso, es importante que conozcas... (el juego como exprecion fundamental para el desarrollo socioemocional)

0 Comentarios

Escribe tu comentario

Para comentar este artículo debes iniciar sesión con tu cuenta o registrarte.

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.