×
  • Buscar
Publicidad

Diez ideas para organizar una fiesta para niños en Halloween

Diez ideas para organizar una fiesta para niños en Halloween

Celebrar una fiesta para los más peques puede ser muy divertido, pero puedes estar perdido y no saber por dónde empezar. Si te decides a hacer una fiesta para tus hijos, en este artículo te ofrecemos varias ideas.

Publicidad

Hacer comida terroríficamente divertida

Como en cualquier fiesta, la comida suele tener cierto protagonismo. Por eso lo ideal es hacer con tu hijo la propia comida customizada para la ocasión, no tienen que ser recetas extremadamente complicadas. Lo importante es que sean vistosas y que les resulte divertidas a los niños. Algunos ejemplos de comida para Halloween pueden ser:

 

-momias hechas con salchichas envueltas en masa de hojaldre o de pizza. Esta receta es tan sencilla que la pueden realizar los propios niños.

-plátanos fantasma. Esta consiste en cortar los plátanos a la mitad e insertarle ojos y boca de pepitas de chocolate.

-mandarinas que se convierten en calabazas. Aquí solo habrá que pelar la mandarina e insertarle en la parte superior un trozo de manzana para imitar el rabito de la calabaza. Si os sentís creativos podéis añadirle caritas con chocolate fundido.

-galletas con formas. En estas fechas en cualquier sitio donde vendan utensilios de cocina encontrarás los moldes más divertidos para la ocasión.

 

La bebida también puede estar de miedo

No te puedes perder ...

Cómo celebrar Halloween: Ideas y trucos para una fiesta de miedo

Cómo celebrar Halloween: Ideas y trucos para una fiesta de miedo

Celebrar una fiesta siempre es motivo de alegría e ilusión para los más pequeños. Sea cual sea el tema, las fiestas son beneficiosas para los niños en cuanto que estrechan sus lazos afectivos. La internacionalización de esta fiesta típicamente americana ha logrado que en España sea cada vez más frecuente que los niños de todas las edades no puedan resistirse a las emociones que trae la noche de Halloween.

Y tambien:

Aunque lo más común es decorar la comida, decorar las bebidas también puede ser algo muy llamativo:

 

-vasos sangrientos: esto es muy fácil, necesitarás un poco de sirope rojo (fresas, frambuesas, etc.). Se echará el sirope en un vaso y después se apoyará en él el borde del vaso (por donde se bebe). Al darle la vuelta quedará chorreante.

-mano de hielo: si se hace limonada u otra bebida para los niños, es interesante introducir una mano de hielo en el recipiente donde va a estar. Esto se hace rellenando un guante de látex con agua y congelándolo.

-hielos que son ojos: se introduce una aceituna dentro de un rabanito pelado y ahuecado, después se mete en la hielera con agua y se congela.

-jeringuillas con chupitos de sangre: rellenar unas jeringuillas con granadina, zumo de tomate o cualquier líquido sin alcohol rojo. Si quieres añadirle un “cerebro” puedes hacerlo en un vaso de chupito y echarles un poco de nata montada.

 

Juegos para morirse de la risa

A los niños les encanta jugar, y esta ocasión es perfecta para probar cosas nuevas. Uno de los juegos típicos en Halloween es el de “¿qué es?”. Para este juego se necesitará un pañuelo o un antifaz con el que a turnos los niños se taparan los ojos. También se necesitarán cosas que puedan tener un tacto desagradable (por lo menos tantas como niños haya).

 

Por turnos de uno se les irá tapando los ojos a los niños e irán metiendo las manos en una bolsa que tenga una de estas cosas desagradables. Tendrán que adivinar qué es. Mientras, tú puedes ir dándoles ideas que no sean ciertas como si echas algo viscoso decir que “¿es baba de bruja?” o si pones algo que es mezcla de sólido con líquido que si “¿es vómito de zombi?”.

 

Otro juego puede ser el de las sillas envenenadas, la versión de Halloween del juego tradicional de las sillas. Aquí en vez de pelearse por las sillas todos tendrán silla, pero habrá una hoja de papel en cada uno, cuando paren la música correrán y se sentarán en una silla, después se mirará que ponía en su hija de papel y si está envenenado, se saldrá del juego y se eliminará una silla. Lo bueno de este juego es que es de azar y no habrá empujones ni desventajas con niños más pequeños.

 

Disfraces para poner los pelos de punta

No puede haber una fiesta de Halloween sin disfraces. Lo ideal sería pasar tiempo con los más pequeños haciéndolos. Hay una infinidad de ideas para disfraces que se pueden hacer en casa. También, si al peque le parece divertido podéis disfrazaros a juego. Algunas ideas de disfraces para padres e hijos:

 

-familia monstruosa: zombis, momias, Frankenstein, etc.

-aquelarre de brujas

-familia de superhéroes

-pacientes de sanatorio

-conjunto de arañas

-manada de animales terroríficos

-fantasmas para la casa encantada

 

Disfraces para peludos

A los niños les suele encantar los animales, si tienes una mascota que soporta las aglomeraciones de personas, no lo apartes de la fiesta. Únelo al conjunto de disfraces. Es una parte más de la familia y tiene derecho a disfrutar con todos vosotros. Eso sí, si ves que se empieza a agobiar es mejor separarlo de la fiesta, no queremos que le pase nada malo.

 

Decoraciones “de infarto”

No se va a hacer una fiesta de Halloween sin decoración. Algunas de estas ideas puedes empezar a hacerlas días antes con tu hijo.

 

-Típicas calabazas con cara: siempre les resulta divertido a los niños decorar calabazas, además al vaciar las calabazas podéis aprovechar para cocinar las pipas de dentro o haceros un huerto con ellas.

-Decoraciones con cartulina: hacer formas recortando el papel, las formas más fáciles son los murciélagos, las arañas, siluetas de un gato negro, fantasmas, tumbas, etc.

-Globos con caras: las caras se pueden hacer o con rotulador o con cartulina. Lo ideal serían globos naranjas y negros.

-También puedes hacer decoraciones con bolsas de basura o negras o naranjas.

-Se pueden hacer también telas de araña con algodón.

 

Festival de historias de miedo

¿Qué sería de una fiesta de Halloween sin un festival de historias de miedo? Hay que tener en cuenta que al ser niños deben tener una intriga de miedo, pero terminar con un final gracioso o imposible. Lo último que un padre desea es que su hijo tenga esa noche pesadillas por un juego. Deja a los niños que se las cuenten entre ellos, serán más adecuadas a su nivel.

 

Música para bailar hasta la muerte

En ninguna fiesta debe faltar la música para bailar. Tanto a los más peques como a los adultos les gusta bailar así que esto es una buena opción para animar la fiesta y que los invitados no se mueran de aburrimiento.

 

Concurso de disfraces

Si consigues que tus invitados vayan disfrazados, siempre puedes hacer un concurso de disfraces. Tendrás que pensar un premio que le pueda gustar a los pequeños. Puede ser un libro, un dulce, un juguete, algo simbólico, no tiene por qué costar mucho dinero.

 

Photocall para los invitados

Si quieres que la fiesta sea todo un éxito y que el recuerde dure para siempre, lo mejor es hacer un rincón de fotografía. Así tanto tú como tus invitados tendrán un recuerdo de tu fiesta para siempre. Para hacer un Photocall necesitas decorar una pared y poner accesorios para que los invitados puedan usarlos; máscaras, gorros, cualquier cosa puede valer.

 


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.