Igualdad en casa, ¿cómo lograr un hogar igualitario?

Igualdad en casa, ¿cómo lograr un hogar igualitario?
comparte

La educación en igualdad entre sexos empieza en casa. Es fundamental que evitemos ciertos comentarios y perpetuar ciertas actividades para que nuestros hijos crezcan iguales y, así, sean un ejemplo para los demás a la hora de construir una sociedad más justa e igualitaria.

Si no enseñamos a nuestros hijos que hombres y mujeres son iguales en todo en casa, difícilmente adoptarán esa actitud y creerán en la igualdad. Y es que aunque el colegio es fundamental en la lucha por la igualdad, esta debe empezar en casa creando un hogar igualitario no solo para los niños, sino también entre los padres.


La igualdad entre sexos es fundamental para evitar ciertas actitudes reprobatorias como la violencia de género, la desigualdad salarial, la discriminación… Si queremos acabar con estas lacras y crear un mundo igualitario, los niños de hoy deben ser educados en igualdad ya que ellos son los adultos de mañana, los que podrán hacer que las cosas realmente cambien.


¿Cómo? Poniendo en marcha estos sencillos consejos:


- Sed un buen ejemplo. La igualdad empieza por vosotros, es importante que ellos vean cómo os repartís las tareas de la casa y de su cuidado con igualdad, así como que os tratáis con respeto.


- A la hora de adjudicar tareas de la casa a los niños, hacedlo teniendo en cuenta su edad y capacidades, no su sexo.

Haz tu pregunta

Pregunta a otros papás y mamás


- Los niños aprenden mucho a través de los cuentos, leedles historias que hablen sobre la igualdad, la tolerancia y el respeto y comentadlas al acabar.


- Nunca permitas insultos sexistas en casa. Bueno, insultos de ningún tipo, claro, pero menos aún sexistas.


- Destierra comentarios y frases que parecen banales y todos decimos pero que calan en los niños y pueden afectar a su educación, como “Si se ha roto dáselo a mamá que ella lo coserá” o “Si tienes que abrir algo dáselo a papá que es más fuerte”. Tanto mamá como papá pueden coser y abrir objetos, aunque puede que uno haga mejor o peor una cosa, pero no tiene que depender del sexo sino de sus habilidades concretas.


- Nada de juguetes sexistas en casa. Si compráis una muñeca o un coche, puede ser tanto para uno como para otro. A la hora de elegir sus juguetes ten en cuenta sus intereses y no su sexo.


- Los castigos o reprimendas deben ser de acordes a la edad y a la falta cometida, no seas más o menos duro con uno de ellos por ser chico o chica. Nunca deben notar discriminación en la forma de educarles de acuerdo al género.


- A la hora de realizar actividades en familia, todos pueden hacer de todo. Siempre hay que tener en cuenta los gustos. Si papá quiere ir al fútbol, se lleva a los que quieran ir, sean chicos o chicas. Y si vais de excursión, todos pueden ir a explorar, escalar, etc. No hay que tener más protegidas a las chicas.

 

Foto: Created by Creativeart - Freepik.com

Artículos relacionados

Claves para educar emocionalmente a tus hijos

Claves para educar emocionalmente a tus hijos

Para que nuestros hijos sean felices de adultos no basta con llevarles a los mejores colegios o enseñarles toda la historia, las matemáticas y la física del mundo, es fundamental educarles emocionalmente...

0 Comentarios

Escribe tu comentario

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.