Cómo mantener ordenada la habitación de los niños

Cómo mantener ordenada la habitación de los niños
comparte

Los más pequeños de la casa no suelen comprender la necesidad de que las cosas estén ordenadas o, también, puede ser que ellos lleven un orden diferente al de sus progenitores. Por ello, enseñarles la importancia de la limpieza y de mantener su cuarto ordenado es algo que hay que inculcar desde pequeños para que con el tiempo sea algo rutinario para ellos. 

Todo el mundo quiere mantener su casa limpia y ordenada, no hay que ser un obseso del orden para ello, pero cuando se tienen hijos pequeños esta tarea se complica. Además de tener que educarlos e inculcarles rutinas de limpieza, las propias madres y padres pueden seguir algunos trucos para facilitar esta faena. Para el cuarto de los pequeños la clave es tener el almacenamiento adecuado. 


Para guardar las montañas de juguetes, los libros y el material del colegio, los zapatos y la ropa de los menores hay que tener bastante paciencia y, sobre todo, tener un buen plan. Lo primero que hay que hacer y enseñarles es a guardar cada cosa en su lugar y que se acostumbren a tener un espacio fijo para colocar cada cosa. 


Hay que tener en cuenta que para elegir el sistema de almacenaje hay que pensar en la estructura y tamaño de la habitación. Por ello, es mejor pensar en aquellos sistemas flexibles y que aprovechen el espacio como pueden ser cajoneras que vayan bajo la cama o estructuras colgantes que no ocupen mucho espacio de la habitación. Hacer uso de cestos o cajas que puedan plegarse y guardarse también son una buena opción para no desaprovechar el espacio. 

Efectos en la salud de los fumadores pasivos

Efectos en la salud de los fumadores pasivos

Infecciones respiratorias, asma, problemas de sueño, alergias, caries, náuseas… son múltiples las patologías que se incrementan en los fumadores pasivos, sobre todo si hablamos de niños. A pesar de ello, las estadísticas reflejan que más de la mitad de los niños españoles viven en un ambiente con humo


También, los niños y las niñas deben tener su propia zona de estudio con un escritorio y una silla. Esto normalmente no conlleva ninguna clase de problema, pero si se dispone de una habitación pequeña una buena manera de aprovechar el espacio y mantener el orden es utilizar un escritorio que se abra y se cierre contra la pared de forma que no estorbe y no quite espacio a los niños cuando sea su hora de juego. Para que puedan guardar sus lápices, libros y demás material escolar existen mini cajoneras que pueden utilizarse y que no quitan mucho espacio en la habitación. 


Asimismo, las cajoneras o los propios cajones que tienen sus muebles pueden ser un desastre por dentro, por ello, utilizar diferentes compartimentos interiores para que cada cosa tenga su propio lugar es una buena manera de mantener el orden incluso en los sitios que menos se ven. 


Además, existen muchos trucos para mantener los cuartos de los niños y de las niñas ordenados y limpios, así como para aprovechar y decorar el lugar con sus obras de arte. Por ejemplo, se pueden utilizar perchas de la ropa con ganchos para colgar sus dibujos en las paredes y no tenerlos por ahí desperdigados. 


En relación a las paredes hay que saber aprovechar su altura. Utilizar baldas o estanterías que vayan hacia hacia arriba para colocar las cosas en lugares donde no causen molestia. El único problema con esto es que, probablemente, los niños no lleguen a coger algunas cosas y necesiten la ayuda de un adulto, pero quizás es un buen lugar para guardar aquellos objetos a los que se les da poco uso. 


Lo ideal para la habitación de los más pequeños es que sea un lugar donde se sientan cómodos y que utilicen como su espacio personal, para hacer los deberes, estudiar o jugar. Por eso debe estar a su gusto y, por lo general, a los niños les gustan los colores vivos y los muebles divertidos, tener dibujos o pegatinas en las paredes, etc. Esto implica que los sistemas que se utilicen de almacenaje vayan acorde el resto de su cuarto, las cajoneras pueden ser de colores llamativos, al igual que su escritorio o, simplemente pueden tener dibujos divertidos. 


En muchas ocasiones lo más complicado no es mantener el orden en la habitación de los pequeños, sino acostumbrarlos a que ellos mismos sean ordenados. Los progenitores deben ser firmes en este aspecto ya que la limpieza y la organización son características que les serán muy útiles en el futuro. 


Utilizar una tabla semanal para apuntar las tareas que debe hacer cada una es una buena manera de inculcarle una rutina que, poco a poco, hará sin necesidad de mirar la tabla. De igual forma, negociar con los hijos donde quieren guardar sus propias cosas es una buena manera de que se integren en la decoración y organización de su habitación y comiencen a pensar por sí mismos. 

 


Fuentes:

Ikea, https://www.laescueladedecoracion.es/c/curso-ordenar-habitaciones-infantiles/

Decoracion2, https://decoracion2.com/trucos-para-mantener-ordenado-el-cuarto-de-los-ninos/

Redacción: Andrea Rivero

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar