×
  • Buscar
Publicidad

¿La habitación del niño es segura?

¿La habitación del niño es segura?

Los niños pasan muchas horas en su habitación: durmiendo, jugando, haciendo los deberes… Y a esta edad, es normal que les dejes solos en ella por cortos periodos de tiempo mientras aprovechas para realizar otras tareas de la casa. Por eso, su habitación debe estar pensada “a prueba de niños”.

Publicidad

Indice

 

Riesgos de accidentes en el hogar

Según diversos estudios, los accidentes en el hogar son la primera causa de muerte en niños menores de 14 años. Su curiosidad e inquietud les hace ser temerarios, aún no son conscientes del peligro de ciertas acciones por lo que los padres deben ir un paso por delante.

Vigilarlos constantemente no es la solución, porque en cuanto te tengas que ausentar 5 minutos (para ir al baño o contestar una llamada de teléfono), el niño puede subirse a una estantería, meter las manos detrás de la televisión, asomarse a la ventana o cualquier otra actividad que conlleve un riesgo para su integridad física.

No te puedes perder ...

Decora tu habitación con tus propios móviles

Decora tu habitación con tus propios móviles

Nada mejor para tener tu habitación decorada que hacer tú mismo los adornos, por ejemplo, unos divertidos y originales móviles que podrás colgar de la puerta, las estanterías, el techo… Es muy fácil y divertido, no tienes más que pensar el objeto que quieres que sirva de adorno (el mundo marino, animales, la luna y el sol…) y seguir nuestros pasos.

Y tambien:

La mejor solución es prevenir.

 

Medidas de seguridad a implementar en la habitación del bebé

- Muebles: mejor que no haya muchos y que los que haya sean macizos, que no se puedan arrastrar ni caer. Si tienes muebles con baldas, las primeras deben estar lo suficientemente altas como para que el niño no pueda subirse a ellas para trepar.

- Decoración: los cuadros deben estar bastante altos, lejos de su alcance, y bien clavados a la pared para que no puedan caerse con un golpe. El resto de objetos de decoración, déjalos para otras habitaciones de la casa en las que el niño no pase tanto tiempo.

- Electricidad: aunque te parezca que con tres años no se le va a ocurrir meter los dedos en un enchufe, no subestimes la capacidad de imaginación de un niño. Es mejor que dejes los cubre-enchufes un par de años más. Por lo demás, es conveniente que no haya ningún aparato eléctrico en su habitación, ni televisores, ni consolas ni aparatos de música…

- Ventanas: actualmente existen ventanas con cierres especiales de seguridad, a prueba de niños. Aun así, no coloques ningún mueble bajo la ventana que le permita encaramarse a ella y asegúrate siempre de que las ventanas están cerradas cuando el pequeño está en la habitación.

- Puertas: tanto la puerta de la habitación como las del armario llamarán poderosamente su atención. A los niños les encanta abrir y cerrar puertas, incluso esconderse detrás de ellas o dentro de los armarios. Para evitar que se pille los dedos y se haga daño, es mejor que coloques cierres de seguridad para que no pueda abrirlas y cerrarlas a su antojo. 

- Suelos: lo mejor es tener un suelo acolchado o mullido, por si se cae. Si pones una alfombra, tienes que limpiarla a menudo para que no tenga ácaros. Además, para que no resbale, coloca debajo de ella protectores antideslizamiento.

- Cajones y armarios: al igual que las baldas, los cajones le sirven para trepar y llegar a coger aquello que parece tan misterioso y atractivo simplemente porque está lejos de su alcance. Sitúa los cajones en la parte alta de armario o pon bloqueadores para que no los pueda abrir.

Todas las medidas de seguridad que adoptes deben estar bien pensadas, tampoco es cuestión de que su habitación se convierta en un búnker en el que no pueda tocar ni hacer nada. Por ejemplo, los baúles o cajones en los que guarde sus juguetes deben ser de plástico para que pueda abrirlos y cerrarlos para coger sus cosas y posteriormente ordenarlas.


Fuentes: Guía completa de seguridad para padres, AEP. Dr. Mateu Sancho, Ed. MC Ediciones.

Fecha de actualización: 07-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.