Cómo enseñar el abecedario

Cómo enseñar el abecedario
comparte

Aprender las letras es el primer paso para el comienzo de la gran aventura de leer y escribir. El abecedario es uno de los primeros retos con los que se encuentran los más pequeños al llegar a la escuela y es que no es nada fácil aprenderse el orden de las 27 letras que lo conforman. A, B, C, D... ¿qué más iba? Seguro que lo sabes, porque lo bien aprendido nunca se olvida.

Este nuevo reto no es solo cosa de los profesores en los colegios, desde casa se puede hacer una labor muy importante a la hora de avanzar con el aprendizaje de los niños y las niñas. Cuando la fluidez en el lenguaje de estos es mayor los progenitores pueden ponerse con ellos para incentivar sus ganas de aprender y facilitar su aprendizaje. Además, desde el hogar se pueden enseñar a través de juegos o ejercicios divertidos que los pequeños no asocien directamente con el colegio.

 

Los niños y las niñas deben conocer y aprenderse el abecedario ya que es fundamental para poder seguir avanzando en la escuela. Los aprendizajes se dan de manera gradual y relacionada, por lo que primero se enseñan las cosas más básicas y luego se va subiendo el nivel, pero si la base no se aprende bien desde el principio luego costará más seguir el ritmo de los demás. El abecedario es la base para comenzar con el aprendizaje de la lecto-escritura, es decir, para aprender a leer y a escribir.

 

En el sistema educativa actual se considera que leer y escribir son capacidades que se deben enseñar conjuntamente en un proceso integrado. No se aísla un aprendizaje del otro. Estas habilidades se basan en un desarrollo del lenguaje que, como mismo se aprende a hablar a través de la interrelación con los demás, responden a un proceso parecido de la construcción del lenguaje escrito.

¿Cómo cambiar el pañal de un bebé?

¿Cómo cambiar el pañal de un bebé?

Si tú y tu pareja son padres primerizos tienen todavía muchas cosas que aprender acerca de bebés y paternidad. Entre esas cosas se encuentran algunas situaciones tan complejas como lo puede ser la alimentación del pequeño, y cosas tan sencillas como cambiar el pañal de tu bebé. Claro que las primeras veces esto será una situación compleja.

 

Hablar, escuchar, leer y escribir son las habilidades que permiten utilizar el lenguaje como herramienta de comunicación. El lenguaje oral, hablar y escuchar, y el lenguaje escrito, leer y escribir, van de la mano. Lo que se quiere conseguir es que los menores dominen todas estas capacidades para conseguir manejar la comunicación de manera efectiva.

 

Por lo comentado en los párrafos anteriores, aprender a distinguir entre consonantes, vocales y asociar los sonidos a las diferentes letras les permitirán aprender a escribir y leer con más facilidad, a ampliar su vocabulario y conocer las palabras de su lengua materna y, por supuesto, mejorar sus habilidades comunicativas.

 

Los niños y las niñas tienden a relacionarlo todo con los juegos, por esto, una de las mejores formas de enseñarlos es a través de juegos y actividades lúdicas. Las risas y la diversión favorecen a que los pequeños aprendan sin darse cuenta sin llegar a verlo como una obligación o algo aburrido, además es una buena manera de pasar unos momentos en familia inolvidables y ver como los hijos aprenden y adquieren capacidades y habilidades que les permitirán convertirse en personas independientes y autónomas en el futuro.

 

Algunos de los juegos y actividades que se pueden realizar desde casa para fomentar el aprendizaje del abecedario en los más pequeños son:

 

-Se pueden enseñar las letras de muchas formas divertidas. Una pizarra con unas letras magnéticas puede ser una buena idea. Al poder ser manejadas con las manos llaman mucho la atención de los menores y es sencillo que formen palabras o frases cortas con ellas. Aunque no lo hagan de la manera correcta es una buena forma de que se familiaricen con ellas.

-Existen unos rompecabezas de letras para aprender el abecedario que gustan mucho a los pequeños. Estos ayudan a fomentar el desarrollo del pensamiento lógico, la coordinación motora fina y la planificación estratégica. Además, hay algunos de estos juegos que vienen con dibujos de objetos u animales para que los niños relacionen la letra por la que empieza el nombre con dicho objeto u animal.

-Las canciones son una de las maneras más sencillas de enseñar el abecedario. Son una buena opción ya que se puede utilizar en cualquier momento, mientras se bañan, van al colegio o antes de dormir. Al cantarla tantas veces la melodía se queda en la cabeza de los pequeños lo que ayuda a que memoricen las letras de una manera más sencilla. Existen muchas canciones de este tipo y en Internet pueden encontrarse todas.

-A través de la lectura diaria se puede enseñar el abecedario a los menores, además de ayudarles a familiarizarse con las letras y las palabras. Los libros ilustrados son una buena opción para que relacionen conceptos y puedan seguir la historia a través de las ilustraciones, así como asignarles un significado a las palabras que escuchan con la imagen que están viendo.

-Su habitación o sala de juegos también puede ser un buen lugar para que aprendan. Se puede colocar un abecedario grande en la pared o colgado de algún mueble con colores intensos y llamativos que capten su atención. Las tendrá siempre presentes y poco a poco se irá acordando de ellas.

 


Fuentes:

Akros educational https://akroseducational.es/blog/como-ensenar-el-abecedario-de-forma-divertida/#El_primer_paso_para_la_lecto-escritura

Kids&Clouds https://www.kidsnclouds.es/abecedario-infantil/

El aprendizaje de la lecto-escritura, Leonor Romero http://www.feyalegria.org/images/acrobat/Aprendizaje_Lectoescritura_5317.pdf

Redacción: Andrea Rivero

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar