¿Cómo ayudar a mi hijo con problemas de conducta?

¿Cómo ayudar a mi hijo con problemas de conducta?
comparte

Un niño con problemas de conducta puede encontrarse con diversos conflictos a lo largo de su vida si estos no son corregidos a tiempo, por ello es bueno que sepas cómo ayudarlo en caso de que su conducta no sea la más adecuada.

No te puedes perder ...

Los problemas de conducta pueden prevenirse desde que el niño entra en la etapa de la desobediencia, los berrinches y el negativismo, ya que estos son parte de su desarrollo social y sólo está actuando conforme a su experiencia.

 

Cuando los papás no saben lidiar con estas situaciones es normal ver que el niño crece y mantiene estos problemas de conducta, incluso pueden volverse más graves y es muy difícil corregirlos cuando ha pasado mucho tiempo.

 

Si tu hijo se encuentra en una etapa más grave de problemas de conducta es probable que se trate de un niño tirano, por lo que debes tomar cartas cuanto antes para corregir este problema por su bien (y el vuestro).

 

 

¿Mi hijo es un niño tirano?

 

No hay duda alguna de que los papás queremos darle siempre lo mejor a nuestros hijos, pero a veces no nos ponemos a pensar que al ofrecerlo todo y cumplir todos sus deseos le podemos hacer mucho daño.

 

Es bueno que tomes en cuenta lo que mencionábamos anteriormente a la hora de querer hacer feliz a tu hijo, ya que cumplir todos los caprichos que pueda tener o regalarle cosas en exceso no es la manera correcta.

 

Un niño tirano suele hacerse así debido a que fue formado sin ningún límite en su desarrollo, nunca escuchando un “no” como respuesta, mimado y siempre cediendo ante sus berrinches.

 

Para saber si tu hijo es un niño tirano puedes identificar las siguientes señales:

 

1.- Cero culpa. Un niño tirano está acostumbrado a que todo se haga a su manera, por lo que al comportarse de manera grosera no va a sentir remordimiento ni culpa alguna.

 

2.- No es empático. Si tu hijo es un niño tirano es probable que no muestre interés hacia los intereses de las demás personas.

 

3.- Son groseros. Los niños tiranos suelen insultar y buscan hacer daño a las personas que no cumplen sus deseos.

 

4.- No sabe afrontar sus problemas. Carece de habilidades personales y sociales para resolver situaciones conflictivas en su vida.

 

5.- Piden todo. Tu hijo puede pedir, pedir y pedir hasta el cansancio, pero nunca va a quedar satisfecho.

 

6.- Culpa a los demás. Nunca admite estar equivocado y cree que la culpa es de otras personas, como sus papás.

 

7.- Rabietas. Las rabietas continúan a una edad en la que ya no deberían presentarse.

 

 

¿Cómo ayudar a mi hijo con problemas de conducta?

 

Una vez que logres identificar si tu hijo es un niño tirano debes admitir el problema y afrontarlo de una vez por todas, si no, la situación puede empeorar para la familia.

 

Te dejamos las siguientes recomendaciones para ayudar a tu hijo con sus problemas de conducta.

 

1.- Reconocer el problema. A veces es difícil aceptar que tu hijo está haciendo algo mal, pero en este caso es muy importante que lo reconozcas para poder ayudarlo.

 

2.- Poner reglas. Comienza con límites sencillos como no gritar, no insultar y no pegar.

 

3.- Fomentar autonomía. Deja de hacer todo por tu hijo y enséñale a que él puede realizar ciertas labores para ayudar a la familia.

 

4.- Mostrar firmeza. Cuando le llames la atención o veas que ha pasado un límite debes explicarle y mostrarte firme.

 

5.- Acudir a terapia. Si ves que tu hijo se encuentra en un grado muy complicado de mala conducta es necesario que lo lleves con algún especialista.


Te puede interesar:
Los niños con altas capacidades precisan que la escuela y la familia trabajen en coordinación para asegurarles el entorno preciso donde poder desarrollar al máximo su potencial.


Fecha de actualización: 03-05-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>