¿Cómo ayudar a mi hijo a estudiar?

¿Cómo ayudar a mi hijo a estudiar?
comparte

Todas las personas aprendemos de manera diferente, por eso las técnicas de estudio de tu hijo deben estimular varios de sus sentidos. Realizar las tareas escolares con él te permitirá ayudar a tu hijo a estudiar y a descubrir al mismo tiempo de qué manera aprende mejor y qué técnica de estudio le resulta más eficaz.

Estudiar es un hábito que se cultiva todos los días de distintas formas, incluso por medio del juego. Para ayudar a tu hijo a estudiar y que se enamore de este hábito es crucial pensar en todo, desde el ambiente hasta las herramientas de estudio que necesita.

Estrategias de estudio


- Espacio para estudiar: es muy importante que el niño cuente con un espacio apto para estudiar, que tenga una mesa y buena iluminación donde pueda realizar sus tareas con tiempo.

- Ayúdalo a concentrarse mejor: también es necesario que a la hora de estudiar el niño se encuentre en un entorno tranquilo y que en los ratos de estudio esté lejos de objetos que puedan ser una importante fuente de distracción, como por ejemplo la televisión y los videojuegos.

 

- Regula el tiempo de estudio. El tiempo de estudio de un niño menor de 7 años de edad debe ser de 45 a 50 minutos ininterrumpidos. A esa edad les puede resultar difícil concentrarse, por lo que es bueno estimular su aprendizaje con diferentes actividades o estrategias como dibujar mapas conceptuales o usar aplicaciones móviles. A partir de los 7 años de edad es bueno que dedique una o dos horas de estudio diarias.

No te puedes perder ...

 


- Establecer una rutina de estudio: es conveniente que siempre se trabaje en el mismo lugar, y que se siga un horario de estudio fijo, que podéis organizar juntos en función de la llegada del colegio, la hora de la comida, las clases extraescolares, etc. Crear un hábito de estudio desde edades tempranas es esencial.

 

- Cuidar la alimentación y el sueño: si el niño no se alimenta de manera completa y equilibrada influye negativamente en todas las áreas del rendimiento escolar (el comportamiento, la capacidad de atención y concentración, el rendimiento físico e intelectual, el estado de ánimo, la sociabilización, etc.). La falta de sueño también repercute de forma negativa en la capacidad mental para aprender conocimientos. Proporciónales un desayuno sano y completo y asegúrate de que al menos duerman 8 horas.

 

 

También existe un Método llamado ELSER3 que puede ayudar para enseñar estas técnicas a nuestros hijos. Cada letra indica una fase del proceso de aprendizaje, que consiste en: 


- Exploración: es necesario hacer una primera lectura rápida del texto para captar la estructura y las ideas fundamentales. 

- Lectura: realizar una lectura en profundidad, comprensiva. En ella ha de comprender cada una de las palabras e ideas del texto. 

- Subrayar: resaltar aquellas palabras fundamentales; no es recomendable que sean frases completas, el subrayado pierde así su valor visual.


- Esquematizar: aquí comienza la elaboración del material que hay que aprender. Tiene que ser simple y permitir captar la estructura del material y las ideas relevantes del mismo. 

- Resumir: con sus propias palabras, el niño tiene que expresar lo que ha leído. No consiste en copiar y se debe evitar que sólo se trascriba el contenido porque es una tarea mecánica que no les obliga a elaborar la información. 


- Retener: se puede memorizar por repetición, pero lo que realmente asienta la información en la memoria a largo plazo es, de nuevo, la elaboración.


- Repasar. Para evitar el olvido, es fundamental ir haciendo repasos de manera periódica para lo cual hay que tener una planificación del estudio. A los dos días del primer estudio, hay que hacer un repaso; pasados 4 días, otro; a la semana, otro… y así hasta el momento del examen.

 

Qué no se debe hacer

 

- Compararlo con otros niños

- Criticarlo personalmente y en público en vez de corregir sus errores 

- Realizar sus tareas 

- Mostrar interés únicamente por las calificaciones y no por el esfuerzo


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de síntomas de altas capacidades que arroja como resultado qué porcentaje de ajuste muestra a los síntomas típicos que tienen los niños con altas capacidades según su edad.


Fecha de actualización: 02-08-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>