Todavía usa pañales

Todavía usa pañales
comparte

Tu pequeña va a cumplir 3 años y pronto irá al cole por primera vez. ¡Ya se hace mayor! Sin embargo, te inquieta el hecho de que aún use pañales. Calma, con una buena dosis de paciencia y un poco de comprensión puedes ayudarle a prepararse para el gran día

¿Cuándo puede ir un niño en elevador en el coche?

¿Cuándo puede ir un niño en elevador en el coche?

Una de las principales causas de mortalidad infantil en nuestro país son los accidentes de tráfico. De ellos, casi la mitad están relacionados con un mal uso de los sistemas de retención infantil, bien porque carecían de ellos o bien porque estaban mal colocados. Además, muchos padres se preguntan hasta qué edad es necesario que sus hijos usen elevador. 

Para que un niño pueda ir al baño por sí mismo y dejar los pañales, sus órganos y su sistema nervioso deben ser suficientemente maduros. Un proceso que requiere su tiempo:

1. El control mental. Antes del año y medio o los dos años aproximadamente, la mayoría de los bebés orina sin ser conscientes: la vejiga se llena y se vacía. La maduración del sistema nervioso, que permite al cerebro percibir las sensaciones y ordenar a los músculos, finaliza entre el 9º y el 24º mes. A partir de entonces, el bebé ya será capaz de decir que tiene ganas de hacer pis, controlar sus nervios motores y orinar, o retener.

2. La regulación de los esfínteres. Entre los 2 y 3 años deberá poder controlar sus esfínteres, los músculos que regulan la micción, y podrá orinar cuando él quiera. Adquirirá autonomía definitivamente cuando pida el orinal él mismo.

3. La etapa psicoafectiva. Si tu hijo demuestra que es capaz de ir al baño solo, apreciará que vosotros, sus padres, manifestéis vuestra satisfacción felicitándole por sus logros.

4. El aprendizaje. La habilidad de controlar la micción no se adquiere en un solo día. A esta edad, es habitual que tenga fugas ocasionales. Son meros accidentes, así que, sobre todo ¡no le riñas!

¿A qué edad debo quitarle el pañal?

No intentes acelerar el proceso precipitando las cosas antes de los 15 ó 18 meses. Cuando tengas que dar el paso, procura que el niño esté viviendo un periodo estable. La llegada de un nuevo hermanito, una crisis familiar o una mudanza no son los momentos más propicios para olvidarse del pañal.

¿Cómo ayudarle?

Enséñale dónde puede encontrar el orinal. Acostúmbrate a colocar el recipiente en un lugar al que pueda acceder él mismo y sin dificultad.

Incítale a utilizarlo. Propónselo cada 2 horas, ya que cuando son tan pequeños, aunque tengan ganas pueden estar ocupados y no darle importancia hasta que ya es demasiado tarde. Si se muestra inquieto y se mueve desazonadamente mientras juega, ofrécele el orinal sin esperar.

No le fuerces. ¿La higiene no parece ser su prioridad? Por el momento no hay motivo de alarma. Aún está cómodo en sus pañales o tal vez le gusta dejarse mimar mientras le cambias. Espera un par de semanas y vuelve a intentarlo.

Reacciona rápidamente si te pide el orinal. No le hagas esperar. Y al contrario, si cada 2 horas no tiene ganas aún, espacia los intervalos.


Cuando la cosa se complica…

1. ¿Se niega a quitarse el pañal y te responde sistemáticamente que no cuando le preguntas si tiene ganas de ir al baño? Esta reacción puede suponer una forma de oponerse a tu autoridad. Mantente alerta.

2. ¿Ha tenido una recaída? Parecía que había adquirido este hábito de higiene y un día descubres que ha mojado los pantalones. Presta atención a los cambios que ocurren alrededor. ¿Llega un nuevo bebé? ¿Habéis cambiado de niñera? Probablemente esté tratando de llamar tu atención.


Mojar la cama

No podemos pedirle a un niño que no moje la cama si aún no controla sus esfínteres durante el día. Espera cuatro o cinco meses antes de quitarle los pañales por la noche. ¿No ha habido éxito la primera vez? Prueba de nuevo al cabo de unas semanas.

Los niños suelen pasar por un periodo en el que mojan la cama cuando dejan de usar pañales por la noche. El sistema urinario ha de desarrollar la capacidad de producir menos orina por la noche para que la vejiga se llene más despacio. Asimismo la coordinación entre los nervios, en proceso de evolución, y los músculos que controlan la vejiga tienen que evolucionar. El niño también deberá aprender a despertarse cuando tenga la vejiga llena. Hacia los dos años y medio, la mayoría de los niños ya no se mojan por el día. Sobre los 3, tres cuartas partes también permanecen secos durante la noche. Alrededor de los 4, uno de cada diez, aún moja la cama al menos una vez por semana. Y suele ser más frecuente en niños que en niñas.

Hasta los 4 o 5 años no se puede hablar de enuresis -fugas involuntarias nocturnas, cuyas causas aún son inciertas. Existen pocas pruebas científicas que respalden la idea de que la enuresis es un problema psicológico. En el 75% de los casos, la enuresis cuenta con factores genéticos y generalmente se soluciona con la edad.
 


Fuentes:

Lujano Leyva, Claudia (1999), Control de esfínteres: una propuesta pedagógica para la escuela infantil y el hogar, Ed. Laertes. 

Redacción: Lola García-Amado

2 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
  1. Anónimo

    "mi hijo ya tiene 4 años y no deja el pañal para hacer la caca, que hago? ".

    Responder
    • Anónimo

      "me encuentro confundido mi hijo va a cumplior 4 años y no ha dejado ni el pañal ni la mamila q hago?".

      Responder
      ×


      ×
      ×
      ×
      Cerrar