×
  • Buscar
Publicidad

Mi hijo no quiere ir al colegio

Mi hijo no quiere ir al colegio

El miedo a la escuela es relativamente frecuente en un momento u otro del desarrollo evolutivo, y aunque a la mayoría de los niños les guste el colegio y estar con sus amigos, otros experimentarán una verdadera angustia al quedarse allí solos, sin sus papás

Publicidad

Índice

 

¿Por qué no quiere ir al cole?

El rechazo a la escuela suele ocurrir entre los 3 y los 4 años, es decir, al comienzo del colegio, de forma repentina y manifestándose en forma de quejas: “la profesora es muy antipática”, “la comida está muy mala”, lo que trae como consecuencia una actitud de desgana a la hora de ir al colegio, produciéndose cada mañana el mismo drama: inventan excusas para no tener que ir, como dolores de cabeza o de tripa, lloran, no se sueltan de sus padres… En primer lugar, para saber cómo actuar, hay que conocer las causas de esta situación, principalmente, hablando con el niño de forma firme y cariñosa, ya que hay que explicarle que es necesario ir al colegio pero que podrá contar con sus padres en caso de tener algún problema. Entre las causas más comunes de este rechazo se encuentran:

• No quiere separarse de sus padres, ya que con ellos se siente seguro y recibe todo lo que necesita en cada momento. Además, esta negativa al colegio suele darse principalmente en niños que se encuentran muy apegados a su familia, por lo que les cuesta más establecer vínculos con otras personas.

• Temor al colegio o a sus compañeros por algo que le disgusta, algún niño de clase que le molesta o porque todavía no tiene amigos.

• Algunos niños se sienten cohibidos o intimidados al encontrarse en una clase con muchos alumnos más.

• No se ve a la altura de realizar las actividades que le manda el profesor, le han regañado por hacer algo que no debía u otros problemas académicos similares.

Aunque esta situación no suele prolongarse demasiado en el tiempo y el niño terminará por superarla, es necesario saber cómo actuar para evitar que todas las mañanas ocurra el mismo problema: 

Ten paciencia ya que todo cambio necesita de un periodo de adaptación y pronto tu pequeño acabará superándolo. Sin embargo, de no ser así, acude a un especialista en busca de ayuda para evitar que tu hijo desarrolle un miedo intenso al colegio.
 

¿Cómo tratar la fobia escolar?

No te puedes perder ...

Mi hijo no quiere ir al colegio

Mi hijo no quiere ir al colegio

El miedo a la escuela es relativamente frecuente en un momento u otro del desarrollo evolutivo, y aunque a la mayoría de los niños les guste el colegio y estar con sus amigos, otros experimentarán una verdadera angustia al quedarse allí solos, sin sus papás

Y tambien:

Son fundamentales para el tratamiento de la fobia escolar:

- el asesoramiento a los padres. El primer objetivo sin duda es conseguir la asistencia a clase lo antes posible. Y, una vez esta se haya hecho regular, lo cierto es que muchos síntomas de ansiedad y depresión desaparecen. Además, retrasar la reincorporación suele conllevar una complicación en la evolución.

- conseguir la colaboración del menor. A veces es complicado, pero muchas veces con asesoramiento individual es más fácil de conseguir.

- técnicas de modificación de conducta. Entrenamiento en relajación, exposición a los estímulos que producen fobia o abordaje cognitivo de pensamientos irracionales.

- tratamiento farmacológico. Un ansiolítico a veces puede ser bastante útil en las primeras fases de retorno a la escuela.


Pero ¿y si lo que sufre el niño es bullying?

El acoso o maltrato escolares, también conocido como bullying, es cualquier maltrato psicológico, verbal o físico producido entre estudiantes de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. En definitiva, la exposición que sufre un niño a daños físicos y psicológicos de manera intencionada y reiteradamente por parte de otro alumno o de un grupo.

Y sí, sin duda este podría ser uno de los motivos por los cuales un niño no quiere ir al colegio. Por norma general, el bullying escolar se va a producir en el recreo sin profesores delante, en los pasillos o los cambios de clase al entrar y al salir del centro. No obstante, las causas que originan el bullying van a depender, claro está, de cada caso en concreto, pero es cierto que cumplen casi siempre las mismas características: el acosador escolar no tiene empatía.


¿Cómo sé yo si mi hijo sufre bullying en el colegio?

Existen una serie de signos que van a poder alertar a los padres sobre si el niño sufre o no bullying escolar como son:

- problemas de memoria, dificultad de concentración y descenso del rendimiento escolar

- depresión, ansiedad, irritabilidad, cansancio, dolor, de cabeza…

- dificultades para dormir, pesadillas o insomnio

- aislamiento social, apatía e introversión

- mantenerse en estado de alerta de manera constante

- no querer ir al colegio ni juntarse con otros niños

- quiere faltar al colegio constantemente

- conductas de huida y evitación

- síntomas como temblores, palpitaciones, inquietud y nerviosismo

- amenaza e intento de suicidio

Sin embargo, hay que tener en cuenta que es importante poner fin a esta situación porque las consecuencias del miedo a ir al colegio son complicadas y antes o temprano llegan:

- deterioro académico

- malas relaciones con los compañeros en actividades de colegio

- escasas habilidades sociales

- aparición de ataques de pánico o agorafobia


Fuente:

Blog EnFamilia de la AEP: "Vuelta al colegio", https://enfamilia.aeped.es/noticias/vuelta-al-colegio

AEPED EnFamilia, https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/fobia_escolar_0.pdf

Sanitas, https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/psicologia/acoso-escolar-que-es.html

Fecha de actualización: 26-05-2020

Redacción: Silvia Paredes

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.