×
  • Buscar
Publicidad

Etapas de la infancia

Etapas de la infancia

La infancia es el periodo que transcurre desde el nacimiento a la madurez del niño y la segunda de las etapas dentro del desarrollo del ser humano, posterior a la etapa o fase prenatal y precede a la etapa de la niñez, es decir, la etapa comprendida entre el nacimiento y más o menos los seis años. Y, en definitiva, una etapa de desarrollo y mucho aprendizaje.

Publicidad

Índice

 

La infancia se divide en etapas muy diferenciadas denominadas periodos de la infancia que sirven para agrupar a los niños según sus características físicas, psicológicas y sociales, y también según su comportamiento propio de cada edad. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, en términos biológicos, esta comprende en realidad el momento del nacimiento hasta la entrada de la adolescencia, un tiempo largo. 
 

¿De dónde procede el término infancia? ¿Cuáles son sus características principales?


Durante la infancia tienen lugar algunos cambios físicos y psico emocionales vitales, aunque uno de los rasgos sin duda más relevantes de esta etapa es el desarrollo de las cualidades cognitivas que son las que ayudan en realidad a moldear la inteligencia. Cambios, por supuesto, progresivos y que se dan en dos etapas:

Primera infancia o infancia temprana

No te puedes perder ...

Entrevista a Carlos Morenilla

Entrevista a Carlos Morenilla

Tras hablar con Pedro Núñez Morgades, Defensor del Menor de Madrid, continuamos nuestra ronda de entrevistas con Carlos Morenilla, Adjunto Segundo del Síndico de Agravios, el encargado de velar por la juventud y la infancia de la Comunidad Valenciana.  Éstas son sus opiniones respecto a la situación actual del menor. 

Y tambien:

Es la etapa de desarrollo que va desde el nacimiento hasta los seis años. Sus principales características son:

- Ausencia de desarrollo abdominal

- Postura erecta

- Aumento de talla

- Aumento de peso

- Aumento de la masa encefálica

- Interacción con el entorno usando su propio cuerpo

- Control de esfínteres

- Desarrollo del habla

- Coordinación ojo-mano afinada

- Desarrollo de la habilidad para hacer clasificaciones básicas

No obstante, dentro de la primera infancia cabe diferenciar cada una de las etapas y saber que en cada una de ellas ocurre algo distinto.

Primera infancia (1-3 años). Periodo que suele coincidir con la etapa en la que los niños asisten a la escuela infantil. Su evolución en las distintas áreas será la siguiente.

Área cognitiva. Etapa en la que el pensamiento es egocéntrico y cuesta mucho imaginar lo que piensan o creen los demás.

Área del lenguaje. Locución y expresión verbal. Los niños aquí comienzan a controlar el uso del lenguaje propiamente dicho. Lenguaje al principio telegráfico con palabras sueltas, pero que luego tendrá la capacidad de generar frases simples con incorrecciones.

Área socio-emocional. El niño sigue jugando en paralelo. A finales de esta fase comparte juegos iniciando así también con el resto de niños la socialización.

Área motora. El niño siente curiosidad y explora qué será el motor de aprendizaje. Sigue creciendo, aunque más lentamente.

Primera infancia (3-6 años). En esta segunda fase el niño ha ido evolucionando en las diferentes  áreas del desarrollo.

Área cognitiva. Etapa en la que el niño gana la capacidad de la Teoría de la mente. Eso significa tener habilidad de atribuir intenciones, creencias y motivaciones únicas a los demás.

Área del lenguaje. Mejora el control en el uso del lenguaje propiamente. Se apoyan en él para una buena y adecuada comunicación.

Área socio-emocional. La teoría de la mente enriquece las relaciones sociales y el niño disfruta de la compañía de otros niños con los que crece y aprende a compartir juegos y logros de forma natural.

Área motora. Dominan el control de esfínteres y adquieren más independencia de movimiento.

Segunda infancia o niñez

Es la etapa que va desde los seis hasta los doce años precediendo la adolescencia. Una fase que comprende cambios que surgen desde los siete años hasta la entrada en la adolescencia y que va desde los 11 hasta los 13 años en promedio. Algunas de las características principales en esta etapa son:

- Aumento significativo del vocabulario

- Mayor capacidad y deseo de exploración del entorno

- Clara diferenciación del niño con la figura materna

- Predominancia del pensamiento fantasioso

- Desarrollo del pensamiento lógico
 

¿Cómo de importante es la niñez o “segunda infancia”?

Esta radica en numerosos aspectos, de los cuales merecen destacarse el biológico y el psicosocial. Por un lado, en este periodo ocurre la mayor parte del crecimiento físico de la vida extrauterina, sustentado por tanto en una rápida progresión del cuerpo y la musculatura en general de los niños si sigue, por supuesto, una alimentación y nutrición adecuadas. Además, la vida de relación con el resto de seres humanos tiene justamente su origen aquí, en la niñez o segunda infancia con la posibilidad incluso de definir una serie de vínculos que podrían llegar a prolongarse durante toda la vida. Por medio de estas, además, los niños desarrollan su bienestar y se desarrollan tanto social como emocionalmente.

Un desarrollo que incluye también tener habilidades para lograr relaciones satisfactorias, discutir abiertamente y experimentar emociones. Además, resulta fundamental también aquí la complementación del potencial genético, las experiencias físicas y afectivas de los primeros
meses de vida y las relaciones sociales en años posteriores.


Fuente:

Healthy Children: https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/Paginas/default.aspx

Fecha de actualización: 16-11-2020

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.