×
  • Buscar
Publicidad

Cuentos de terror infantiles cortos

Cuentos de terror infantiles cortos

Los niños son muy vulnerables a ciertas imágenes o historias, y tienen una gran predisposición a sufrir pesadillas, ya que no distinguen correctamente la realidad de la ficción. Por eso debes tener cuidado con libros que le lees antes de ir a la cama.

Publicidad

Todos, mayores y niños, sentimos una gran atracción por las historias de miedo, ya sea en libros o en películas. Nos asustan, pero a la vez nos gustan y no podemos resistirnos a ver una buena película de terror, aunque sepamos que vamos a estar sufriendo durante la hora y media que dure.

A los niños les ocurre lo mismo, les encantan las historias de fantasmas, brujas, espíritus… Historias de miedo o de terror con las que disfrutan.

Sin embargo, por mucho que le gusten a tu hijo, debes comprobar que estas historias no le afectan. Si cada vez que le lees un cuento de terror sufre pesadillas, deberás dejar este tipo de historias para más adelante, cuando sea mayor y sepa distinguir entre realidad y ficción.

Y, aunque no sufra pesadillas, debes adecuar los contenidos de los libros que lee tu hijo a su edad. Si le gustan los cuentos de miedo o de terror, busca aquellos que sean para su edad, así el impacto será menor ya que están pensados para niños de esas edad.

La lectura es fundamental y es muy beneficiosa para el desarrollo mental de tu hijo, pero también puede ser perjudicial si no se controla  lo que lee o cuánto tiempo dedica a la lectura. Tan malo es leer poco como pasarse el día pegado a los libros y dejar de lado a los amigos, el deporte, otro tipo de juegos educativos, etc.

No te puedes perder ...

Y tambien:

Si a pesar de todo quieres leerle historias de terror a tu hijo, encontrarás muchas en esta sección de la web.


Fecha de actualización: 08-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.