Cómo reconocer cuando un niño es maltratado

Cómo reconocer cuando un niño es maltratado
comparte

Desgraciadamente, existen niños maltratados por sus familiares o cuidadores. Para saber si un bebé o un niño están siendo maltratados, ya sea física o psicológicamente, debes estar atento a estas señales.

Lo primero hay que saber que existen diversos tipos de maltrato:


- Maltrato físico, es decir, cualquier castigo o daño físico como pegarles, encerrarlos, darles sustancias nocivas, etc.


- Maltrato psicológico: insultos, amenazas, humillaciones, vejaciones, etc.


- Abuso sexual: es decir, tocamientos sexuales, obligarle a realizar actos sexuales, etc.


- Desatención física o emocional: no alimentarles correctamente, mantenerlos en condiciones higiénicas o sanitarias deficientes, no suministrarle la atención médica necesaria, no escolarizarle, permitirle el consumo de drogas o alcohol, ignorarle, no mostrarle cariño, etc.


¿Cómo saber si un niño está siendo maltratado?


Ni los bebés ni los niños pequeños suelen ser capaces de verbalizar lo que les está pasando y de contar un caso de abuso o maltrato, por lo que los adultos debemos estar muy atentos a las señales que envían para detectarlo cuanto antes y así ponerle fin ya que el maltrato continuado puede destrozar la vida de un niño.

¿Qué cantidad de comida necesita un niño?

¿Qué cantidad de comida necesita un niño?

Uno de los asuntos que más controversias genera sobre alimentación infantil suele ser el cálculo de la cantidad que debe comer un niño. Es curioso que en función de la fuente a la que nos dirijamos obtengamos informaciones totalmente distintas. Para su abuela un niño siempre “demasiado poco”; para el pediatra parece que todos los menores, independientemente de su constitución o apetito, tengan que comer cantidades exactas iguales. Pero por otro lado las instituciones sanitarias alertan de la sobrealimentación infantil en nuestra sociedad, y así, según con quien hablemos del tema, oiremos una cosa u otra.


Existen diversos tipos de síntomas que nos pueden alertar:


- Síntomas físicos: golpes, moratones, quemaduras, heridas, ojos morados, problemas para andar o sentarse, cortes, pinchazos, fracturas constantes, etc.


Todos los niños se hacen heridas al jugar, pero en estos casos son más frecuentes de lo normal y de más gravedad. Además, al preguntarle cómo se lo ha hecho, el niño es evasivo o no sabe responder.


Asimismo, pueden tener dolores psicosomáticos, es decir, causados por la ansiedad y el miedo, como dolores de cabeza, estomacales, etc.


- Problemas de comportamiento: trastornos del sueño, problemas para comer, hiperactividad, regresión de conductas, agresividad, llanto, problemas en el colegio, resistencia a desnudarse o bañarse, aislamiento social, etc.


- Indicadores emocionales: depresión, tristeza, irritabilidad, miedo, odio, impotencia, culpabilidad, frustración, cansancio o apatía, vergüenza, etc.


A veces, estos indicadores se vuelven más intensos cuando el niño está en presencia de la persona que causa el maltrato, lo que nos puede indicar quién es el culpable. Si es en el colegio, por ejemplo, no querrá ir a clase y se pondrá nervioso cada vez que toque ir a la escuela.


- Señales en la esfera sexual: conocimientos sexuales inadecuados para la edad, comportamientos sexuales precoces, rechazo a las muestras de afecto y el contacto físico, etc.


Señales en un bebé


En un bebé puede ser más difícil detectar las señales psicológicas o de comportamiento ya que su personalidad está en desarrollo. Sin embargo, algunos bebés muestran los síntomas del Síndrome del Bebé Sacudido, que aparece en aquellos niños que son zarandeados a menudo muy bruscamente, pudiendo causar lesiones en su cerebro.


Estos bebés pueden tener los ojos vidriosos, estar rígidos, letárgicos, irritables, con problemas para comer, vómitos, etc. En los casaos graves pueden incluso tener problemas para enfocar un objeto con la mirada o levantar la cabeza cuando ya debería poder hacerlo.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
Volver

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.