Causas y tratamiento del acné infantil

Causas y tratamiento del acné infantil
comparte

El acné es una enfermedad común de la piel que provoca espinillas o granos. Estas se forman cuando los folículos pilosos que se encuentran debajo de la piel se tapan. La mayoría de las espinillas aparecen en el rostro, el cuello, la espalda, el pecho y los hombros y no sólo afectan a los adultos, sino que también pueden aparecer de forma puntual o prolongada en la piel de los niños. La grasa de la propia piel, los cambios en el desarrollo o el crecimiento del niño e incluso la temperatura ambiental puede influir en la aparición de granitos.

Causas del acné infantil

- Exceso de grasa en la piel

Este tipo de protuberancias que pueden salir en la piel de los niños puede estar relacionado con un exceso de grasa en las zonas de la cara, la espalda e incluso el cuello. Esto depende de cada niño, e incluso de la herencia genética de la dermis de los padres, por lo que esta hiperproducción de grasa es una causa de la aparición de granitos. 

- Desarrollo precoz

Es más común que el acné suela salir en la adolescencia, pero son muchos los niños que lo sufren con anterioridad. Esto quiere decir que algunos niños tienen un desarrollo más rápido, lo que significa que no sólo incrementan su altura o crecen centímetros de volumen, sino que su piel también se hace mayor más rápido y sufren cambios de la dermis mucho antes que otros niños de su edad. 

- Cambios bruscos de temperatura

Pasar del calor al frío de manera brusca puede alterar la armonía de la piel. Igual que los cambios de temperatura influyen en el envejecimiento prematuro de la dermis, también podrían estar alterando la capacidad de producir sebo de la piel, algo que también afecta a los niños. 

- Falta de higiene profunda

La aparición de acné también puede deberse a una falta de higiene controlada, esto quiere decir que para que la grasa no se instale de forma definitiva en la piel, sobre todo en la zona de la cara, es conveniente lavar en profundidad las zonas afectadas con agua tibia y un jabón neutro todos los días. De esta manera, aunque la producción de sebo natural sea más elevada que en otros niños, podrá eliminarse más fácilmente o retrasar su aparición. 

Prevención

Aunque no existe una forma eficaz para prevenir el acné, las personas que lo padecen pueden tener en cuenta una serie de recomendaciones como las que mencionaremos a continuación que ayudarán a reducir el impacto del mismo y la gravedad de las lesiones.

- Limpiar la cara dos veces al día, de esta manera se puede quitar el exceso de grasa de la superficie y las células muertas de la piel que pueden bloquear los poros. Sin embargo, se debe tener en cuenta que la limpieza excesiva puede causar daños, como resecar la piel en exceso o irritar el acné persistente. 

- Aplicar los productos recomendados para tratar la afección de forma tópica después del lavado.

- Secar la piel sin frotarla.

- No abusar de alimentos como el cerdo,  los mariscos, los frutos secos, y alimentos que contengan chocolate.

Tipos de acné

El acné puede clasificarse según el tipo de las lesiones: inflamatorias y no inflamatorias, dentro de las no inflamatorias se incluyen los comedones cerrados y abiertos y los puntos negros y entre las inflamatorias están las pápulas rojizas, pústulas, nódulos y quistes. 

Grados:

-Acné leve.

-Acné moderado.

-Acné severo.

-Acné muy severo.

Es importante que los pacientes eviten la manipulación de las lesiones y acudan con un dermatólogo para que les recomiende el tratamiento más adecuado de acuerdo a la piel del niño.


Fuentes: Blog En Familia de la Asociación Española de Pediatría: https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/acne

Redacción: Edgar Corona

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×