Julio Basulto y la alimentación respetuosa

Julio Basulto y la alimentación respetuosa
comparte

Julio Basulto es un dietista y nutricionista especializado en alimentación durante y después del embarazo e infantil. Su libro Se me hace bola responde a preguntas sobre la alimentación de nuestros hijos desde una perspectiva que considera la validez del instinto de los propios niños

Julio Basulto lleva años dando conferencias, entrevistas, publicando libros o participando en la radio. Siempre centrado en lo mismo: abogar por una alimentación sana, lenta, que permita a padres e hijos disfrutar del momento de comer y que responda al instinto de cada uno: el apetito, y no a estándares establecidos.

 

Casi nada, ¿no? Por eso, en Se me hace bola, Basulto nos da una serie de pautas de actuación para cuando nuestros hijos no comen como queremos que coman. El nutricionista nos da, por ejemplo, una lista de alimentos a evitar y otros recomendables o consejos para afrontar la alimentación de nuestros hijos de una manera orgánica, con atención y consideración.

 

Nunca obligarles a comer. Si queremos enseñar respeto a nuestro hijo, debemos empezar por respetarle a él. Esto incluye respetar su deseo de no comer algún alimento. ¿Dónde queda entonces el papel del padre o madre? En enseñarle una oferta de alimentos saludables, respetando cuando él rechace alguno o coma menos de lo que nosotros, a priori, consideramos.

Haz tu pregunta

Pregunta a otros papás y mamás

 

Si no estás seguro, deja que tu hijo dicte cuánto comer. No todos somos nutricionistas o dietistas, lo más probable es que no estemos seguros de la cantidad de nutrientes o calorías que debe tomar nuestro hijo. Por eso, lo mejor es respetar cuando él nos dice que está lleno, o que ese alimento “se le hace bola”, es decir, no lo digiere bien.

 

Es un error decirle que se termine el plato. El apetito es el que manda, es un instinto que Basulto compara con el pestañeo. ¿Cuánto pestañeamos? Lo que nos pide nuestro ojo, algunos más, otros menos. De igual manera debe suceder con la ingesta de comida. La guía para la cantidad de comida que debe comer cada persona es el apetito.

 

Nos debemos preocupar por la calidad, no por la cantidad. Este es el punto clave de la filosofía de alimentación que defiende Basulto. Y es que, para respetar que sea nuestro hijo el que mande sobre la cantidad de comida que ingiere y, por tanto, necesita, lo primero debe ser contar con una oferta de alimentos sanos y no superfluos (los alimentos superfluos aportan gran cantidad de calorías pero apenas nutrientes, sacian momentáneamente pero a la larga hacen comer más).

 

¿Cómo encontrar ese punto intermedio entre respetar a nuestro hijo y poner las pautas sobre la alimentación? No negar, no ofrecer. En línea con el punto anterior, Basulto explica que la prohibición de comer alimentos insanos genera un interés mayor de los niños hacia ese alimento. Por eso, la idea no es prohibirle la bolsa de chuches que le den en un cumpleaños, sino no ofrecer en casa un surtido de chuches u otros alimentos no saludables. 

Artículos relacionados

Carne roja, sólo dos veces por semana

Carne roja, sólo dos veces por semana

Hace un par de años la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió sobre los graves problemas que podría desencadenar un consumo excesivo de carne procesada y carne roja. Este mensaje causó un revuelo... (julio basulto cumpleanos y chuches)

10 cosas que puedes hacer con plátanos muy maduros

10 cosas que puedes hacer con plátanos muy maduros

Seguro que cuando ves los plátanos pasados con un color nada apetecible te entran ganas de tirarlos a la basura. Pero, ¡ni se te ocurra! Esta fruta cuando está muy madura se puede aprovechar, aquí van... (julio basulto no ofrecer no negar)

0 Comentarios

Escribe tu comentario

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.