×
  • Buscar
Publicidad

Infecciones alimentarias: atención en casa

Infecciones alimentarias: atención en casa

Con la llegada de las altas temperaturas aumentan los casos de infecciones alimentarias, sobre todo los causados por la bacteria Salmonella. En esta época, aumentan las noticias sobre casos ocurridos en establecimientos públicos pero no debemos olvidar que más del 50% de las toxiinfecciones alimentarias se producen en el hogar. Por este motivo, es indispensable una correcta higiene en la cocina para evitar cualquier tipo de infección alimentaria.

Publicidad

índice

 

Si cuando compramos, transportamos, almacenamos y manipulamos alimentos no tomamos las precauciones necesarias corremos el riesgo de ingerir en nuestra propia casa alimentos que contengan Salmonella.


¿Qué es la Salmonella?

La Salmonella es una bacteria que se desarrolla en el intestino de los animales, incluido en el del hombre y se transmite a los alimentos, por lo que puede ser ingerida por las personas causando una infección llamada salmonelosis que se manifiesta en episodios de gastroenteritis aguda. Los principales alimentos implicados son las aves de corral y carnes de otros animales de abasto, la leche o los huevos… estos alimentos pueden contaminarse en origen y transmitir la contaminación por contacto al resto de alimentos. Esta contaminación inicial puede no resultar suficiente para provocar una infección por Salmonella, pero si no tomamos precauciones este número inicial puede incrementarse rápidamente aumentando así de manera peligrosa las probabilidades de infección.

"Cuando la Salmonella llega a los alimentos puede multiplicarse a una velocidad muy elevada en cualquier alimento siempre que tenga unas condiciones adecuadas de tiempo y humedad. Su número puede duplicarse cada 15 o 20 minutos si la temperatura es superior a 20 ºC"- José Juan Rodríguez, director del Observatorio de Seguridad Alimentaria y miembro del Consejo Asesor del ISHC. Es por ello que si los alimentos no se refrigeran rápidamente el microorganismo se multiplicará, con el consiguiente riesgo para los consumidores.

La salmonelosis tiene gran trascendencia sanitaria, social y económica y es especialmente preocupante entre grupos de riesgo como ancianos, niños o enfermos. Su incidencia es más elevada en verano debido a que las altas temperaturas favorecen su desarrollo, por lo que es en esta época del año cuando tenemos que estar más alertas, aunque siempre deberemos tener presentes las precauciones para evitarla.
 

¿Cómo prevenir la salmonelosis?

No te puedes perder ...

Cómo enseñar a los niños a ayudar en casa

Cómo enseñar a los niños a ayudar en casa

Hay padres que se encuentran con niños de 8, 9, 10, 11 años en adelante que no quieren ayudar en casa, que cuando se les demanda hacer tareas domésticas simplemente no quieren porque no creen que les corresponda hacerlo. Esto es a causa de la comodidad, son niños que no sienten la necesidad de colaborar en las tareas de casa porque desde muy pequeños se les ha hecho todo por ellos.

Y tambien:

Para prevenir la infección por Salmonella en el hogar debemos evitar el principal modo de contaminación: las contaminaciones cruzadas. Las contaminaciones cruzadas se producen cuando la Salmonella se transmite por el contacto de un alimento, utensilio o superficie a otro alimento. Por ejemplo, la contaminación existente en un pollo crudo, afectado por Salmonella, pasa en el momento de la manipulación a otro alimento no contaminado en origen. La mejor forma para evitar el contagio es, además de cocinar los alimentos, mantener unos correctos hábitos de higiene en la cocina.

Otros consejos prácticos y sencillos para evitar cualquier tipo de toxiinfección alimentaria en el hogar:

- Examinar el aspecto externo del producto fijándonos que en la etiqueta contenga información referente a los ingredientes, condiciones de conservación y fecha de caducidad.

- No romper la cadena del frío, ya que a temperatura ambiente las bacterias se multiplican.

- No mezclar alimentos crudos con alimentos cocinados para evitar la posible transmisión de mircoorganismos mediante la contaminación cruzada.

- Limpiar los utensilios y superficies cada vez que se manipule un alimento diferente, recordando que las manos del manipulador son un utensilio más.

- Cocinar los alimentos mediante tratamientos prolongados a altas temperaturas (fritura, horno, guiso,…) puesto que es el método de higienización más eficaz.

- Recordar que existen productos de limpieza, encimeras, neveras e incluso interruptores que contienen elementos antibacterias que facilitan las correctas condiciones de higiene en la cocina.

- Rechazar los huevos que no estén etiquetados y los que no lleven fecha de consumo preferente, estén sucios o rotos.

- En restaurantes, rechazar los alimentos elaborados que, precisando de refrigeración, estén expuestos a temperatura ambiente.

- Lavarse bien las manos antes de comer o cocinar y mientras se cocina.

- No romper los huevos en los bordes de los recipientes donde vayan a ser batidos. No separar las claras de las yemas aprovechando la propia cáscara del huevo.

- Descongelar las carnes y pescados en recipientes cerrados dentro de los frigoríficos, nunca a temperatura ambiente.

- Cocinar bien los mariscos comprados vivos.

- No consumir carnes crudas, especialmente las de aves.

- No tomar leche cruda.

- Utilizar recipientes herméticos para guardar y mantener la comida refrigerada.

- Cualquier mayonesa o salsa similar, si es casera, debe ser consumida inmediatamente, nuca guardar lo que sobra. 

- En las excursiones, no dejar nunca alimentos preparados al sol o dentro del coche, siempre en una nevera portátil. 

Las cifras de contaminación por salmonelosis son mucho más elevadas de lo que se creía hasta ahora, de nada sirve ocultarlo a los consumidores, sino todo lo contrario. El consumidor tiene que poder adoptar medidas de prevención y protección para poder evitar cualquier tipo de infección.


Fuente: 

Instituto Silestone para la Higiene en la Cocina

Junta de Castilla y León: https://www.saludcastillayleon.es/es/salud-estilos-vida/alimentacion-saludable/medidas-prevenir-salmonelosis

Fecha de actualización: 19-05-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.