El estrés y la infertilidad masculina

El estrés y la infertilidad masculina
comparte

El estrés y los hábitos de vida no saludables contribuyen a la degeneración del esperma. Para favorecer la concepción, los especialistas empiezan a recomendar complementos alimenticios para contribuir a la calidad del esperma.

Los problemas de infertilidad afectan por igual a hombres y mujeres. Así lo pone de manifiesto el “Estudio Genadis de la Reproducción”, realizado recientemente por Madison Market Research y la compañía químico-farmacéutica alemana Merck. Este estudio se ha realizado en España a 1.227 personas con edades comprendidas entre los 25 y los 55 años.

 

Una de sus conclusiones es que tener hijos hoy en día sigue siendo, para la gran mayoría, uno de los principales motivos de realización personal. Mientras que en algunas comunidades autónomas se valora la estabilidad económica como factor determinante a la hora de decidir tener hijos, en la Comunidad de Madrid el 94% de las personas tiene en cuenta sobre todo la estabilidad familiar.

 

El aumento de la edad de las parejas al tener el primer hijo y los hábitos de vida dificultan a muchas personas el quedarse embarazadas. Así, el estudio pone de manifiesto que los problemas de infertilidad afectan por igual a hombres y mujeres, y que ambos buscan soluciones acudiendo a un especialista: en el caso de los madrileños un 42% lo hablaría con su pareja, un 39,5% solicitaría ayuda médica y sólo un 10% buscaría información en internet.

La infertilidad masculina, detrás de cuatro factores

La infertilidad masculina, detrás de cuatro factores

Es un hecho constatable que cada vez hay más varones que acuden con su pareja a los centros de reproducción asistida a sabiendas de que el problema para tener hijos estriba en él, del mismo modo que van en aumento las causas de infertilidad masculina, relacionadas todas ellas con la calidad de su semen. Como admite el doctor Nicolás Garrido, especialista en andrología del Grupo IVI, si bien es cierto que la edad no es un factor influyente para el hombre a la hora de tener hijo, “sí existen otros factores que pueden mermar su capacidad reproductiva y dificultar la posibilidad de ser padre de modo natural”.

 

Prácticamente una de cada cuatro personas consultadas sólo piensa en la posibilidad de sufrir un problema de fertilidad tras llevar dos años intentando un embarazo, pero no hay que descartar problemas cuando se lleve más de doce meses buscando el embarazo. Datos oficiales hablan de que un 15% de la población en edad reproductiva está afectada de infertilidad, a partes iguales hombres y mujeres. La disminución de la calidad seminal, unida a la edad tardía de la mujer para tener hijos, hace que aumenten los problemas de infertilidad.

 

¿Por qué se reduce la calidad del semen?

 

El estrés, el tabaco, la ansiedad, la falta de sueño, el consumo de drogas y bebidas alcohólicas y la falta de ejercicio son perjudiciales para la fertilidad masculina. El estrés oxidativo aparece cuando aumenta la producción de radicales libres en el organismo, afectando a los espermatozoides de diversas maneras y alterando la capacidad reproductiva del varón.

 

Así pues los expertos recomiendan un estilo de vida sano, hacer ejercicio, adoptar hábitos alimenticios saludables y completar la dieta con antioxidantes. El Dr. Rafael Prieto, Presidente de ASESA, afirma quelos especialistas recomiendan a los pacientes con estrés oxidativo complementos alimenticios con efectos antioxidantes, para contribuir a mejorar la calidad general del esperma, aumentar el recuento y la motilidad espermática, incrementándose de esta manera las posibilidades de la pareja de tener un hijo”.

 

Según el 60% de los madrileños encuestados, los complementos alimenticios pueden contribuir a la mejora de la fertilidad. El estudio señala que cerca de un 9% de los madrileños ya los ha incorporado a su dieta, aunque es la mujer la que habitualmente consume estos suplementos.

 

El Dr. Rafael Prieto afirma que las técnicas de reproducción asistida han permitido que millones de parejas en todo el mundo tengan hijos pero se ha descuidado un poco la valoración del factor masculino. No es suficiente un seminograma para establecer la calidad del semen y por eso recomendamos a las parejas acudir también a un andrólogo para conseguir así una mayor eficacia en dichas técnicas”.


Fuente: “Estudio Genadis de la Reproducción”, realizado recientemente por Madison Market Research y la compañía químico-farmacéutica alemana Merck


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×