• Buscar
Publicidad

Cuándo realizar una amniocentesis

Cuándo realizar una amniocentesis

La amniocentesis es una prueba de diagnóstico prenatal cuyo principal objetivo es descubrir la presencia de anomalías en el bebé que va a nacer. 

Publicidad

Índice

 

¿Cómo se lleva a cabo la amniocentesis?

Se lleva a cabo mediante la extracción de una pequeña cantidad de líquido amniótico, que se analiza posteriormente en busca de alteraciones cromosómicas en el feto como la trisomía 21 (Síndrome de Down) o la trisomía 18 (Síndrome de Edwards). Esta muestra se recoge en una jeringa tras atravesar la pared del abdomende la madre con una aguja, concretamente en la zona entre el ombligo y el pubis. La punción se ayuda de una ecografía para dirigir la aguja y asegurar que no toca al feto ni la placenta. El proceso completo dura pocos minutos.
 

¿Por qué se realiza la amniocentesis?

Normalmente se realiza por recomendación médica cuando hay un riesgo de anomalía genética, descubierto mediante un diagnóstico de medicina que combina la edad maternal, la edad gestacional, la medida de la translucencia nucal y los marcadores séricos.

Articulo relacionado: Riesgos de la amniocentesis

También sirve para hacer pruebas de maduración pulmonar. A partir de la semana 32 de embarazo, en el líquido amniótico se puede analizar la maduración pulmonar; lo cual es muy importante si existen condiciones maternas como hipertensión arterial alta o enfermedad renal materna que requieren un parto prematuro.

Además, cuando existen condiciones de incompatibilidad por el grupo sanguíneo y factor Rh entre la madre y él bebe, el estudio permite determinar el grado de severidad de esta condición y ayuda a los médicos a decidir el tratamiento del bebé.

La amniocentesis también puede servir de tratamiento si acumulas demasiado líquido amniótico durante el embarazo (polihidramnios), se podría realizar una amniocentesis para drenar el exceso de líquido amniótico del útero.
 

¿Cuándo se lleva a cabo una amniocentesis?

El momento idóneo de hacer la amniocentesis es entre la semana 15 y la 18 de gestación, ya que antes no hay líquido amniótico suficiente para un examen apropiado y además los riesgos son mayores. (No hay que olvidar que la amniocentesis es una práctica invasiva que conlleva un riesgo de aborto de hasta el 1%). Aunque lo habitual es realizarla tras la ecografía de la semana 20, por indicación del obstetra.

Tras la amniocentesis se suele recomendar a la gestante un periodo de reposo de 48 horas.
 

Articulo relacionado: ¿Duele la amniocentesis?

Complicaciones de una amniocentesis

Las complicaciones de la amniocentesis son poco frecuentes y se estima que es de una pérdida del embarazo por cada 400 y el riesgo de aborto es menor si el embarazo se encuentra entre la semana 16 y 18.

- Pérdida fetal (0.5-1%): la amniocentesis en el segundo trimestre presenta un leve riesgo de que ocurra un aborto espontáneo.

- Lesiones estructuras vecinas (asa intestino, vejiga etc.) o del bebé: durante la amniocentesis el bebé puede moverse y poner alguna extremidad donde se encuentra la aguja. Sin embargo, las heridas con la aguja ocurren con poca frecuencia.

- Hematoma de pared abdominal.

- Derrame del líquido amniótico: rara vez, el líquido amniótico se filtra a través de la vagina después de una amniocentesis.

- Corioamnionitis.

- Parto Pretérmino

- Infección: muy pocas veces, la amniocentesis podría causar una infección urinaria.

- Transmisión de una infección: si tienes una infección, como hepatitis C, toxoplasmosis o VIH/SIDA, podrías transmitir la infección a tu bebé durante la amniocentosis.

- Sensibilización al Rh: es raro (pero puede ocurrir) que la amniocentesis haga que las células de la sangre del bebé ingresen en el torrente sanguíneo de la madre. Si tienes sangre Rh negativo y no has desarrollado anticuerpos para la sangre Rh positivo, luego de la amniocentesis te darán una inyección de un producto sanguíneo llamado inmunoglobulina Rh.
 

¿Cuándo se obtienen los resultados?

El tiempo de espera para obtener los resultados dependerá del laboratorio o del centro médico donde se esté llevando a cabo el test, si bien, por regla general el resultado suele comunicarse en un plazo de entre 20 días y 4 semanas después de la punción. No obstante, en algunos centros, pueden dar un primer resultado en las 72 horas siguientes, con una alta fiabilidad.   


Fuente:

Goetzl, Laura (2006), Concepción y embarazo a partir de los 35, Pearson Educación.

Fecha de actualización: 15-03-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×