• Buscar
Publicidad

Qué hacer cuando estás embarazada

Qué hacer cuando estás embarazada

¿Te acabas de enterar de que estás embarazada y no sabes qué hacer ahora? Aparte de contárselo a tu pareja y reír y llorar juntos de felicidad e inquietud, te decimos qué es lo principal que debes hacer.

Publicidad

Índice

 

Lo primero que debes hacer al enterarte de tu embarazo

1- Busca médico: es importante acudir al médico lo antes posible para realizar los primeros análisis y pruebas de medicina para ver que todo está bien y para que puedas consultar tus dudas, te dé los consejos pertinentes, etc. Si tu ginecólogo de toda la vida también es obstetra, no hay problema. Si no, puedes ir a consultarle, pero tendrá que derivarte a uno especializado en embarazos y partos.

Es importante que tu obstetra te inspire confianza y te sientas a gusto con él y su método de trabajo, especialmente de cara al parto.

Si padeces alguna enfermedad crónica, consulta si debes seguir con la medicación o qué debes hacer para que no interfiera en la gestación. 

2- Calcula tu fecha de parto: la fecha de parto se calcula sumando 280 días al primer día de tu última regla. Si no sabes muy bien cómo hacerlo, usa nuestra calculadora de fecha de parto. De todas formas, esa es una fecha orientativa que luego podrá cambiar tu médico según las pruebas que vaya haciendo. Las ecografías, por ejemplo, pueden indicar otra edad gestacional del feto y mover un poco la fecha probable de parto.

3- Comienza a tomar suplementos vitamínicos: si no estabas haciéndolo ya porque el embarazo te ha cogido un poco de sopetón, empieza cuanto antes a tomar ácido fólico y yodo, esenciales para el correcto desarrollo del cerebro del feto y evitar los defectos del tubo neural. A lo largo del embarazo es probable que el médico te recomiende además otras vitaminas y minerales como hierro o ácidos esenciales DHA, pero por el momento, comienza con estos dos que son clave en estas primeras semanas de desarrollo.

4- Cuida tu alimentación desde ya: el médico te indicará qué alimentos puedes tomar y cuáles no, lo que dependerá en parte de si has pasado la toxoplasmosis o no. Pero mientras, por si acaso, mejor evita cualquier carne cruda o poco cocinada (incluidos los embutidos), quesos sin pasteurizar, ahumados, patés… Cocina bien el pescado, mejor si se ha congelado previamente, y lava bien las frutas y verduras.

5- Prepárate para los primeros síntomas: no todas las mujeres tienen los mismos síntomas ni en la misma intensidad, pero por si acaso, prepárate mentalmente y aconséjate sobre cómo sobrellevarlos de la mejor manera. Náuseas, vómitos, fatiga, sabor metálico de boca, sueño, mayores ganas de ir al baño, etc.
 

¿Y después? ¿Qué hacer a lo largo del embarazo?

- ¿Cuándo dar la gran noticia?: algunas personas corren a coger el teléfono nada más hacerse el test de embarazo para decírselo a todos sus familiares y amigos, mientras que otros prefieren guardarlo en secreto hasta la ecografía de la semana 12 por miedo a un aborto espontáneo. Ninguna opción es mejor que otra, pero sí es importante que tanto tú como tu pareja estéis de acuerdo sobre cuándo y cómo dar la noticia para que no os genere más estrés y nervios.

En cuanto a decirlo en el trabajo, dependerá de tu puesto ya que hay trabajos incompatibles con la gestación, por lo que deberás decirlo nada más enterarte para evitar complicaciones. Si no es así, puedes esperar hasta que te hagan las primeras pruebas.

- Abandona hábitos poco saludables o peligrosos: fumar, beber, ejercicio intenso, deportes de riesgo o peligrosos, sesiones de rayos UVA, el exceso de cafeína, etc. Estar embarazada no es estar enferma y podrás seguir más o menos con tu vida anterior, pero sí hay ciertas actividades que deberás abandonar, como el alcohol, muy perjudicial para el feto. 

- Sigue el desarrollo de tu bebé y de tu embarazo semana a semana: hay muchas páginas web, libros y aplicaciones para móviles en las que te van informando sobre qué ocurre cada semana: cómo se desarrolla el feto, cuánto crece y engorda, cómo cambia tu cuerpo, posibles molestias, etc. Te encantará ir viendo cómo crece tu pequeño y se va transformando en una personita.

- Busca información fiable: aparte de preguntar a tu médico o matrona todas las dudas e inquietudes que te vayan surgiendo, también puedes buscar información en libros, web reconocidas o incluso preguntar a otras mamás.

Articulo relacionado: ¿Qué hacer si mi hijo me pega?

- Empieza a pensar nombres: aún no sabes el sexo y todavía falta mucho para que nazca, pero seguro que pensar posibles nombres te alegra. ¿Quieres saber también el significado de tus nombres favoritos?

- Puedes seguir manteniendo relaciones sexuales siempre que no haya ninguna contraindicación para ello. No es malo para el bebé e incluso puede ser beneficioso. 

- Acude a todas las revisiones. A lo largo de la gestación deberás hacerte mínimo tres ecografías en las semanas 12, 20 y 32. Asimismo, te harán análisis de sangre y orina en cada trimestre y otras pruebas como el triple screening, el Test O´Sullivan, el frotis vaginal, etc. 

- Prepárate para el parto. Es conveniente acudir a las clases de preparación al parto donde también resolverán dudas sobre el embarazo y el cuidado del bebé. Asimismo, te enseñarán las fases del parto, cómo respirar y empujar, los métodos de control del dolor, etc.

- Disfruta: ante todo, intenta estar tranquila, pensar que todo va a salir bien y disfrutar de estos 9 meses que parece mucho tiempo, pero pasa rápido y es, sin lugar a dudas, una etapa única y maravillosa.


Te puede interesar:

La calculadora de fecha de parto de TodoPapás arroja como resultado una fecha bastante aproximada al día en el que se dará a luz. Esta fecha, conforme se vaya acercando el momento, puede variar un poco de acuerdo a cómo se esté desarrollando el embarazo.

Fuentes:

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

West, Zita (2007), El cuidado del bebé antes del nacimiento. Ed. Pearson Alhambra.

Fecha de actualización: 12-02-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×