• Buscar
Publicidad

La 36ª semana de embarazo

La 36ª semana de embarazo

Tu hijo ya es un bebé a término, lo que quiere decir que todos sus órganos y sistemas están prácticamente maduros. Llega el momento en el que el bebé se encaja en el canal del parto y el momento de dar a luz cada vez es más inminente. Prepárate para romper aguas en cualquier momento.

Publicidad

Indice

 

Evolución del feto en la trigésima sexta semana del embarazo

Tu bebé está prácticamente maduro. Dependiendo del percentil del niño debería estar pesando entre 2,6 y 3 kg y medir entre 40 y 48 cm. Se le forman cúmulos de grasa que le redondean el cuerpo. La piel de su cara es rosada.

Se deshace de la mayor parte del lanugo cubría su cuerpo así como del vernix, la sustancia cremosa que cubrió y protegió su piel durante su inmersión en el fluido amniótico. Tu bebé se traga ambas sustancias, con otras secreciones, que se quedarán en sus entrañas hasta el nacimiento. Esta mezcla negruzca, llamada meconio, será su primera evacuación intestinal.

Sus huesos se han endurecido por completo, excepto los de la cabeza que son más blandos y flexibles para que el bebé pueda atravesar el canal del parto.

Al final de esta semana, tu bebé será considerado a término. (Los bebés entre 37 y 42 semanas se consideran a término; un bebé que nace antes de la semana 37 es prematuro y después de la 42 es post-término.)

En cualquier momento se encaja. Una vez que lo haya hecho podrás sentir que tu respirar es más fácil ya que la presión de los pulmones es menor. Por el contrario, podrás notar una mayor presión en la pelvis y más ganas de orinar. Te puede molestar incluso al caminar, ya que el bebé está ya encajado y colocado en esa zona.
 

Cambios en la madre en la semana 36 del embarazo

Lo más probable es que te hayan vuelto las compulsivas ganas de ir al baño, porque el tamaño de tu bebé ha aumentado lo que hace que el útero ahora se apriete contra la vejiga.

Las últimas semanas del embarazo pueden estar cansándote mucho y que te cueste hacer cualquier tipo de movimiento, por lo que vas a querer que tu bebé nazca lo antes posible. Aprovecha para descansar y dormir porque dentro de muy poco, y no sabemos por cuanto tiempo, no volverás a dormir más de 4 horas seguidas.

Puedes notar que no tienes tanta hambre como hace unas semanas. Haz comidas más pequeñas y más frecuentes. También puedes notar menos ardor de estómago y respirar mejor cuando tu bebé baje hacia el canal del parto. Cuando esto ocurra, puedes sentir un aumento de la presión en tu abdomen inferior, haciendo que andar sea cada vez más incómodo. Algunas mujeres se sienten como si llevaran una pelota entre sus piernas o como si el bebé fuera a caerse.

Puedes notar también que las contracciones de Braxton Hicks son más frecuentes. Asegúrate de saber cuando estás de parto para acudir al médico inmediatamente: las contracciones serán más regulares, cada cinco minutos durante aproximadamente una hora, y es posible que rompas aguas.

Aunque hayas disfrutado de un embarazo sin complicaciones, lo mejor es que dejes de trabajar a partir de esta semana.
 

¿Cómo cuidarse esta semana?

Es posible que notes las piernas y los pies muy hinchados ya que la retención de líquidos aumenta en esta semana. Para evitarlo, reduce la cantidad de sal, bebe más de 2 litros de agua al día y haz ejercicio físico de manera regular. Lo mejor es caminar al menos 45 minutos al día, aunque puedes seguir nadando si no has expulsado el tapón mucoso.

Intenta descansar estas semanas lo más posible para estar en forma cuando llegue el parto y dormir todo lo que puedas. Si estás incómoda por la tripa, busca una postura cómoda de lado ayudada por almohadas.

No estés nerviosa por el parto, seguro que todo saldrá bien. Lo que tienes que hacer es estar preparada, informarte, hablar con tu médico y tener claro tus preferencias para el parto, aunque sabiendo que puede cambiar según cómo transcurra y que puede incluso acabar en cesárea. El profesional de medicina valorará.

Articulo relacionado: ¿Puede un bebé romper la bolsa?

 Continúa haciéndote los masajes perineales con aceite de rosa de mosqueta hasta el momento del parto.

Si todavía no te has hecho el frotis vaginal, háztelo ya porque tienes que tener el resultado antes del parto para saber si eres positiva en estreptococo del grupo B y necesitas antibióticos en el parto.

 

 


Te puede interesar:

Calcular el percentil de los bebés es una de las tareas que realizan los pediatras en sus consultas para determinar si un bebé dado está desarrollándose adecuadamente en comparación con otros de su misma edad.

Glosario

Contracciones

Definición:

Movimientos involuntarios e intermitentes de relajación y tensión de la fibra muscular uterina gracias a los cuales se dilata el cuello del útero para facilitar la expulsión del bebé.

Síntomas:

Si el parto está cerca, se repiten cada 5 minutos, intervalo que se acorta poco a poco, y duran de 30 a 70 segundos. Dolor en la parte baja de la espalda.

Tratamiento:

Ninguno.

Fuente:

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Fecha de actualización: 08-02-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×