La 36ª semana de embarazo

La 36ª semana de embarazo
comparte

Tu hijo ya es un bebé a término, lo que quiere decir que todos sus órganos y sistemas están prácticamente maduros. Llega el momento en el que el bebé se encaja en el canal del parto y el momento de dar a luz cada vez es más inminente. Prepárate para romper aguas en cualquier momento.

Tu bebé está prácticamente maduro.

Dependiendo del percentil del niño debería estar pesando entre 2,6 y 3 kg y medir entre 40 y 48 cm. Se le forman cúmulos de grasa que le redondean el cuerpo. La piel de su cara es rosada.

Se deshace de la mayor parte del lanugo cubría su cuerpo así como del vernix, la sustancia cremosa que cubrió y protegió su piel durante su inmersión en el fluido amniótico. Tu bebé se traga ambas sustancias, con otras secreciones, que se quedarán en sus entrañas hasta el nacimiento. Esta mezcla negruzca, llamada meconio, será su primera evacuación intestinal.

Al final de esta semana, tu bebé será considerado a término. (Los bebés entre 37 y 42 semanas se consideran a término; un bebé que nace antes de la semana 37 es prematuro y después de la 42 es post-término.)

En cualquier momento se encaja. Una vez que lo haya hecho podrás sentir que tu respirar es más fácil ya que la presión de los pulmones es menor.

Cambios en la madre

Lo más probable es que te hayan vuelto las compulsivas ganas de ir al baño, porque el tamaño de tu bebé ha aumentado lo que hace que el útero ahora se apriete contra la vejiga.

Las últimas semanas del embarazo pueden estar cansándote mucho y que te cueste hacer cualquier tipo de movimiento, por lo que vas a querer que tu bebé nazca lo antes posible. Aprovecha para descansar y dormir porque dentro de muy poco, y no sabemos por cuanto tiempo, no volverás a dormir más de 4 horas seguidas.

Puedes notar que no tienes tanta hambre como hace unas semanas. Haz comidas más pequeñas y más frecuentes. También puedes notar menos ardor de estómago y respirar mejor cuando tu bebé baje hacia el canal del parto. Cuando esto ocurra, puedes sentir un aumento de la presión en tu abdomen inferior, haciendo que andar sea cada vez más incómodo. Algunas mujeres se sienten como si llevaran una pelota entre sus piernas o como si el bebé fuera a caerse.

Puedes notar también que las contracciones de Braxton Hicks son más frecuentes. Asegúrate de saber cuando estás de parto para acudir al médico inmediatamente: las contracciones serán más regulares, cada cinco minutos durante aproximadamente una hora, y es posible que rompas aguas.

Aunque hayas disfrutado de un embarazo sin complicaciones, lo mejor es que dejes de trabajar a partir de esta semana.

No te puedes perder ...

 

 


Fuente:

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Redacción: Irene García

2 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
  1. Anónimo

    "ola gracias por todos los consejos ya estoy en la semana 36 uff ya a punto de "estallar" como me dicen todos voy a tener un nenito y estoy mas que feliz y muy ansiosa ya falta poco".

    Responder
    • Anónimo

      "Hola! Gracias por las recomendaciones, los tips y toda la informacion acerca de nuestro embarazo pues me ha servido de mucho para resolver dudas y sobre todo saber que esta pasando con mi BB...!".

      Responder
      ×


      ×
      ×
      ×
      */?>