• Buscar

La 33ª semana de embarazo

La 33ª semana de embarazo

Tu bebé ya está casi listo para nacer y se coloca boca abajo, mirando hacia el canal del parto. Sus pulmones ya han madurado casi por completo y su piel es menos roja y arrugada. Puede que en estas semanas notes hinchazón y entumecimiento en las manos y muñecas.

Publicidad

Indice

 

Articulo relacionado: La 10ª semana de embarazo

Evolución del feto en la semana trigésima tercera del embarazo

Su peso está entre los 2 y los 2,2 kilos y mide entre 39 y 44 cm. Tu bebé está ahora demasiado grande y no puede moverse libremente en el líquido amniótico. Permanece más o menos en una posición, generalmente con la cabeza hacia abajo. Los movimientos que sientes ahora son patadas.

En estas últimas semanas las miles de neuronas del cerebro de tu bebé lo ayudarán a  escuchar, sentir e incluso ver formas tenues. Las pupilas de sus ojos pueden detectar la luz y contraerse o dilatarse.

Duerme la mayor parte del tiempo. Sus pulmones ya casi han madurado por completo, preparándose para usarlos apenas nazca.

Su piel se hace menos roja y arrugada, y mientras la mayor parte de sus huesos se endurecen, su cráneo es bastante flexible y no está completamente unido. Esto le facilitará el nacimiento a través del canal de parto, relativamente estrecho.
 

Cambios en la madre en la semana 32 del embarazo

Si durante este tercer trimestre estás padeciendo síntomas como el aumento de peso súbito, dolores de cabeza o cambios en la visión, consulta rápidamente a tu médico ya que estos síntomas podrían significar la presencia de una preeclampsia, un trastorno peligroso que provoca presión arterial elevada y puede afectar tanto a la madre como al hijo.

Es muy importante que a partir de esta semana no pierdas contacto con tu médico o matrona, estás entrando a la recta final y debes estar muy atenta a todas las señales que dé tu cuerpo como contracciones, presión, ánimo, etc.

Puedes sentir dolor o entumecimiento en tus manos, dedos y muñecas. Como muchos otros tejidos de tu cuerpo, las muñecas pueden hincharse,aumentando la presión en el túnel carpiano, un canal huesudo de tu muñeca. Los nervios que traspasan este "túnel" terminan cansados, creando el entumecimiento, el cosquilleo o el dolor. Trata de llevar una muñequera y levanta el brazo en la almohada mientras duermes.

¿Problemas para dormir? Trata de solucionarlos colocando una almohada entre tus piernas y otra detrás de la espalda. Si esto no ayuda, intenta dormir semisentada.

El sexo es todavía posible, siempre que el cansancio y el peso del bebé no te lo impida. 

Eso sí, puede que haya ciertas posturas imposibles de adoptar o que tengan menos ganas debido al cansancio que empiezas a notar.
 

¿Cómo cuidarse en esta semana?

Cuida tu alimentación y come cantidades más pequeñas cada menos tiempo, ya que el estómago tiene menos espacio y es normal que en seguida te sientas llena. Así, además, evitarás los ardores.

En estas semanas se recomienda que ingieras unas 2.700 calorías diarias para cubrir las necesidades del bebé que engorda entre 200 y 300 gramos a la semana, por lo que es normal que sientas más hambre, aunque luego te sientas llena en seguida.

Debes beber mucha agua y salir a caminar o nadar todos los días al menos 45 minutos para preparar tu organismo para el parto, evitar los dolores de espalda, el estreñimiento o la hinchazón de los pies. Puedes nadar hasta que expulses el tapón mucoso, algo que suele ocurrir en la semana 39 o 40.

Si no te hiciste los análisis del tercer trimestre la semana pasada, es momento de que te los hagas. En este trimestre se repiten los análisis de orina y de sangre, pero en estos últimos hay una novedad, ya que se realiza una prueba de coagulación para ver si es posible ponerte o no la anestesia epidural o si puede haber problemas al administrarte esta anestesia o la anestesia general si fuera necesaria.  

Además, te harán un frotis o exudado vaginal en torno a la semana 34 o 35 para comprobar si tienes la bacteria estreptococo del grupo B (GBS), una bacteria que se tiene de manera habitual y no es peligroso para la mujer, pero sí para el bebé si se infecta al salir por el canal de parto.

Por último, si no te hiciste la ecografía del tercer trimestre la semana pasada te la harán ahora para comprobar el bienestar fetal, su crecimiento, la posición de la placenta, la cantidad de líquido amniótico, si ya se ha colocado en posición cefálica, etc.

 

 


Fuente:

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Fecha de actualización: 08-02-2021

Redacción:

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×