• Buscar

La 19ª semana de embarazo

La 19ª semana de embarazo

El bebé crece rápidamente y se mueve siempre que no está dormido. Podrás empezar a notar sus movimientos. En esta semana desarrolla sus cinco sentidos. También tú notarás nuevos cambios en tu cuerpo, sobre todo manchas oscuras en la piel.

Publicidad

Indice

 

Desarrollo del feto en la semana décimo novena del embarazo

El bebé nada todavía en una abundante cantidad de líquido amniótico. Crece rápidamente, en longitud y peso (mide alrededor de 19 cm y pesa unos 200 gramos).

Articulo relacionado: La 10ª semana de embarazo

Hace algunos movimientos muy activos que probablemente podrás sentir. Advertirás que  hay momentos en que el bebé parece estar dormido y otros en que se mueve mucho. Esto se debe a que duerme un poquito más y se despierta con más energía.

Sus brazos y piernas ya tienen una proporción adecuada entre ellos y con el resto del cuerpo.

Esto es un tiempo crucial para el desarrollo sensorial: El cerebro de su bebé designa áreas especiales para cada uno de los 5 sentidos, olfato, gusto, tacto, vista y oído.

Si tu bebé es una niña, tiene 6 millones de óvulos en sus ovarios, que disminuirán a 2 millones cuando nazca.

El feto está casi completamente formado y el funcionamiento de sus órganos está muy avanzado, aunque aún tienen que madurar algunos órganos como los pulmones.

Su cuerpo está cubierto de vérmix caseoso, una sustancia grasa que lo protege del medio acuático en el que vive. 
 

Cambios en la madre en la semana 19 del embarazo

Probablemente hasta el momento habrás tenido una excesiva preocupación por la salud del bebé. Despreocúpate a medida que sientas sus primeros movimientos. Por lo general entre las semanas 18 y 20, te tranquilizarás y lo disfrutarás más.

Estás sólo a una semana de la mitad del embarazo. Puede que notes dolores leves en el abdomen inferior (quizás extendiéndose a tu ingle) o incluso un dolor rápido y agudo, especialmente cuando cambias de postura o al final de un día ajetreado.  Este es el dolor del ligamento redondo, causado por el estiramiento de los músculos y los ligamentos al crecer tu útero. No es nada que deba alarmarte, pero si el dolor es persistente y sigue incluso cuando descansas, avisa a tu médico.

También puedes haber notado cambios en la piel. Las palmas de las manos más rojas a causa del aumento de estrógenos; manchas oscuras en la cara, sobre todo alrededor del labio superior, mejillas y la frente, llamado cloasma gravídico o “paño del embarazo”; los pezones, los muslos, la vulva… también pueden oscurecerse durante el embarazo; te saldrá una línea  oscura desde el obligo al pubis. Todo este oscurecimiento está causado por el aumento temporal de la melanina. Las manchas desaparecerán después de dar a luz. Mientras tanto, protégete del sol con gorros, ropa y crema fotoprotectora.

A partir de esta semana puede que empieces a notar las contracciones de Braxton Hicks, son “contracciones falsas” de preparación del útero para el parto, pero no indican parto prematuro, así que no debes asustarte. Empiezan en torno a esta semana y continúan hasta las últimas semanas de gestación, aunque no todas las mujeres las notan en este segundo trimestre. Se siente como si la tripa se pusiera muy dura durante unos segundos, pero estas contracciones son esporádicas e irregulares, y se pueden notar 5 o 6 al día en estas semanas. No son dolorosas y ceden al sentarse o cambiar de postura.

Es posible que notes un aumento de flujo vaginal y que este se vuelva más amarillento y espeso que el flujo habitual. Esto se debe al cambio de coloración de la vagina que se produce en el embarazo, que adquiere un tono más violáceo, llamado signo de Chadwick. Los labios mayores y menores también pueden estar más hinchados, pero es algo normal.
 

¿Cómo cuidarse en esta semana?

Es importante que sigas haciendo ejercicio de manera regular, lo que implica entre 30 y 60 minutos al día 3 o 4 veces por semana. No te canses en exceso ni superes las 140 pulsaciones por minuto. Puedes hacer running, caminar, nadar, yoga, pilates, etc.

Cuida tu piel para evitar las manchas del embarazo y las estrías. Es importante que uses a diario cremas hidratantes, antiestrías y uses protección solar. Beber mucha agua y una dieta rica en frutas y verduras también mejora la salud de nuestra piel.

Tu bebé ya puede escucharte, así que procura dedicar todos los días un rato a cantarle o hablarle para que reconozca tu voz y se potencie su vínculo contigo. También debe hacerlo tu pareja.

Evita el estrés y las preocupaciones, ya que la hormona del estrés, cortisol atraviesa la placenta y puede alterar al feto. Si te notas preocupada, habla con tu pareja, tu médico o busca ayuda profesional de medicina

 

 


Fuente:

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Fecha de actualización: 04-02-2021

Redacción:

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×