• Buscar
Publicidad

¿Cuándo hay que reposar para evitar un parto prematuro?

¿Cuándo hay que reposar para evitar un parto prematuro?

Un buen cuidado prenatal ayuda a evitar que ocurra un parto prematuro, por lo que dentro de esta cautela se aconseja descansar para prevenirlo, es por ello que te recomendamos informarte sobre cuándo es bueno que comiences a descansar.

Publicidad

Indice

 

Control médico en el embarazo

Desde que una mujer recibe la noticia de que está embarazada debe acudir al doctor para comenzar con el control médico, pues este es muy importante para preservar la salud de la futura madre y revisar que todo vaya en orden hasta el momento del parto.

Lo primero que va a pasar cuando comienza tu control médico es que el doctor realiza una evaluación general de la mujer embarazada, por lo que va a pedir un historial médico familiar, además de conseguir tus antecedentes médicos en general.

El doctor también va a determinar una fecha de la concepción, para basarse en ella y revisar el desarrollo que tengas durante la gestación, así como el del feto; por lo que también puede calcular una fecha probable de parto.

También te va a mandar a que hagas dos análisis, uno de sangre y otro de orina. Después vas a tener que regresar para platicar de los resultados y entonces comenzar a verse cada mes o cada vez que sea necesario.

Las consultas del control médico van a realizarse mes con mes para poder ver un avance significante en el embarazo, por lo que es necesario que no faltes a ninguna, puesto que de ser así se puede perder información valiosa en caso de que exista alguna anomalía.

Dentro de estas consultas van a revisar lo que vaya sucediendo en el desarrollo de tu bebé por medio de las ecografías. En la primera el médico revisará si todo está en orden, además de que podrás escuchar los latidos del bebé y verlo por primera vez.

 

¿Qué es el parto prematuro?

Un parto prematuro se determina por un nacimiento ocurrido antes de la semana 37, este es un caso de preocupación y por ello hay mantener todo controlado para evitar que esto suceda.

El control médico del que hablábamos anteriormente se encarga de revisar muchas cosas en el embarazo para prevenir distintas situaciones, como un parto prematuro, por ello deberás tomar reposo cuando tu doctor te lo indique para evitar que tu bebé nazca antes de tiempo.

Hay mucha preocupación con este caso debido a que es una de las causas por las que los bebés pueden tener alguna discapacidad e incluso llegar a morir, por ello es necesario que sigas al pie de la letra las instrucciones del médico.

Los síntomas de un parto prematuro son los siguientes:

- Cólicos o dolor abdominal fuerte.

- Sangrado vaginal intenso.

- Secreción espesa y con sangre.

- Tener más de 5 contracciones por hora.

Si tienes estos síntomas, acude de inmediato al médico para ver si es posible detener el parto prematuro y darle a tu bebé todo el tiempo posible en el útero. 

 

Reposo en el embarazo

El reposo en el embarazo ayuda a prevenir un parto prematuro, pues quita la presión del cuello uterino, reduce el esfuerzo físico, mejora la circulación y evita el estrés.

El reposo absoluto consta de un descanso en el que sólo debes levantarte de la cama para ir a cumplir con tus necesidades básicas, pero no te olvides que tener movimiento diario también es bueno, por lo que también debes tener un tiempo para caminar en el cuarto si el médico te lo permite y, si no, a menos hacer ejercicios con los pies para evitar trombosis o problemas de coagulación. 

El reposo relativo significa que debes disminuir un poco tu ritmo de vida en el embarazo, por lo que debes cargar menos, caminar un poco menos y en realidad tener menor actividad que los primeros meses de la gestación.

El tiempo en el que un médico te mande a reposo lo determina las situaciones que puedan ocasionar un riesgo en tu embarazo:

- Cambio en el cuello uterino.

- Preeclampsia.

- Parto prematuro anterior.

- Placenta previa.

- Diabetes gestacional.

- Sangrado vaginal.

En todos estos casos te recomendarán reposo para evitar el parto prematuro y permitir que el bebé siga en el útero el mayor tiempo posible ya que cada semana que pase aumentarán sus posibilidades de supervivencia a la vez que disminuirán las posibles secuelas.

Además, el reposo puede realizarse a veces ingresada en el hospital para controlar permanentemente el bienestar fetal y poder poner a la madre unas inyecciones de corticosteroides que ayudan a la maduración pulmonar del feto para aumentar sus posibilidades de supervivencia fuera del útero. 

Y, por supuesto, no es lo mismo un parto prematuro en la semana 34 que en la semana 24. Cuanto menor sea la edad gestacional, mayor es el riesgo para el feto de muerte o de secuelas. 


Fuente:

Goetzl, Laura (2006), Concepción y embarazo a partir de los 35, Pearson Educación.

Fecha de actualización: 18-02-2021

Redacción: Genaro Aguilar

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×