• Buscar
Publicidad

¿Cuándo empezar con los masajes perineales?

¿Cuándo empezar con los masajes perineales?

Para reducir la encesidad de la episiotomía o algún desgarro durante el parto es necesario que sepas cuándo empezar con los masajes perineales.

Publicidad

Indice

 

La finalización del embarazo

El parto es la etapa más esperada del embarazo, aquella en la que por fin vas a poder conocer a tu hijo después de todos estos meses, pero siempre vale la pena haber pasado por todos esos síntomas, molestias, emociones y hasta por el parto.

Esta etapa es muy delicada tanto para la mujer que da a luz como para el bebé, por ello es necesario que te mantengas en un buen estado de salud durante todo el embarazo, ya que tu cuerpo lo necesita para el parto.

Aunque esta sea la parte final del embarazo siguen existiendo ciertos riesgos que debes disminuir, algunos de los cuales se relacionan con el perineo, ya que este puede sufrir un traumatismo mientras nace tu hijo.

 

¿Qué es el perineo?

Muchas mujeres conocen sobre este traumatismo que puede ocurrir durante el parto, pero tal vez no conozcan el nombre de la zona en la que ocurre, por ello es bueno informarse antes de comenzar a aplicar los métodos para la reducción de riesgo en esta área.

El perineo o periné es el área muscular que se encuentra justo entre la vagina y el ano, por lo que es muy difícil tener visión de esta zona debido a su locación, pero durante el embarazo es muy importante que tenga en cuenta y se cuide de especial manera ya que el peso del bebé durante los 9 meses y el trauma del parto pueden afectar a la zona.

Tiene forma de rombo dividido en dos triángulos: el anterior, conformado por los genitales externos y el posterior, por el ano. Los músculos del suelo pélvico se sitúan en planos (superficial y profundo) y tienen una gran importancia en muchos aspectos de la salud y de la vida de la mujer ya que mantienen en su lugar los órganos pélvicos y tienen un papel importante en la función sexual y en el proceso del parto.

 

¿Qué es el masaje perineal?

El perineo es una zona que puede resultar afectada durante el proceso del parto, ya que este se ve expuesto a mucha actividad durante esta etapa debido a que tiene que estirarse como nunca lo había hecho antes y puede no estar preparado para ello.

El masaje perineal es un método que puede reducir el riesgo de un traumatismo en el perineo durante el parto y los desgarros, ya que cuando comienza a salir el bebé por la vagina este se puede estirar demasiado y puede ocurrir un desgarro.

La episiotomía también es parte del traumatismo del perineo, ya que el médico puede decidir aplicar esta cirugía mientras ocurre el parto si el perineo no está listo para experimentar un parto y no se abre lo suficiente.

En España se practican todavía demasiadas episiotomías, y una buena manera de evitarlas sería realizar el masaje perineal en las últimas semanas de embarazo. 

 

¿Cuándo empezar con los masajes perineales?

Los especialistas dicen que para que el masaje perineal realmente ayude a reducir los riesgos de traumatismo del perineo se debe aplicar durante el último trimestre del embarazo, que es cuando el cuerpo comienza a prepararse para el parto.

En concreto, se deben realizar desde la semana 32 y hasta el día del parto. Debe hacerse al menos 5 días a la semana durante 10 minutos y hay que ser muy constantes para que sea efectivo. 

Puedes hacerlo en cualquier momento del día, pero intenta que sea a la misma hora y en un momento de tranquilidad para ti. 

 

¿Cómo se aplica el masaje perineal?

Este masaje lo puedes realizar tú, pero también se aconseja que la pareja se involucre en este método, siempre y cuando te sientas cómoda con ello.

Es necesario que las manos que apliquen el masaje se encuentren más que limpias, ya que se necesita mucha higiene por la zona delicada en la que se aplica.

Puedes hacer del baño un poco antes para vaciar la vejiga y no detener el masaje por ganas de ir al baño.

Lubrica tus dedos para aplicar este masaje, puedes utilizar rosa de mosqueta para hacerlo, después es hora de comenzar.

Debes introducir tus dedos en la vagina entre 3 y 4 centímetros, entonces puedes comenzar a presionar hacia abajo y a los lados, recuerda que debes hacerlo con calma y en cuanto comience a molestar debes detenerte.

Coloca los dedos en la entrada de la vagina (horquilla) y realiza una presión hacia abajo durante dos minutos o hasta que te moleste. Esto te ayudará a imaginar la presión que ejercerá la cabeza del bebé.

Después coge esta zona entre el dedo pulgar y los opuestos, a modo de pinza, y realiza un movimiento de vaivén, de un lado a otro, para estirar el tejido de la entrada de la vagina y la piel del periné. Realiza este movimiento durante 2-3 minutos.

Para terminar, manteniendo los dedos en la misma posición, realiza estiramientos desde dentro hacia fuera abarcando la zona inferior y lateral de la vagina y piel del periné, durante 2 minutos. Esto te ayudará a relajar la zona.


Fuente:

Irene Juárez Pérez, matrona en el Hospital de Fuenlabrada.

Fecha de actualización: 18-02-2021

Redacción: Genaro Aguilar

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×