• Buscar
Publicidad

Masaje perineal con rosa de mosqueta

Masaje perineal con rosa de mosqueta

Esta técnica sirve para preparar el perineo para el parto, para reducir las probabilidades de sufrir desgarros o episiotomías durante el mismo. Realizada con aceite de mosqueta, además, aumentas sus beneficios.

Publicidad

Indice

 

Articulo relacionado: Los sueños durante el embarazo

Impacto de las episiotomías

La episiotomía es una incisión que se hace en el perineo (tejido que hay entre la abertura vaginal y el ano) durante el parto. Después, la incisión se sutura con puntos que pueden oscilar entre 2 y 5 y se caen solos al cabo de unos días. No hace falta volver al médico para que los retire, ni siquiera los externos. No obstante, es importante que lleves una higiene cuidadosa hasta que los puntos se caigan (lo que suele ocurrir entre 7 y 10 días después del parto). Tienes que intentar que la zona no esté húmeda, lavarte a diario con agua y jabón neutro, secar bien dando pequeños toquecitos (nada de frotar) y cambiarte a menudo las compresas de los loquios.

Si notas dolor intenso, pinchazos o supuración y mal olor, debes acudir a Urgencias porque puede que se te esté infectando algún punto.

Antes era un práctica rutinaria porque se pensaba que evitaba desgarros o complicaciones mayores, pero los recientes estudios han puesto de manifiesto que no es así y que solo debe llevarse a cabo cuando es realmente necesario, es decir, si el hombro del bebé está atrapado detrás del hueso pélvico (distocia del hombro), si su frecuencia cardiaca es anormal o si es necesario usar fórceps o ventosa.

A pesar de eso, en España, el porcentaje de episiotomías realizadas está muy por encima de lo recomendado por la OMS, ya que se realizan entre un 70-90% de episiotomías, cuando la OMS no recomienda más de un 30%.

Eso se debe a que la episiotomía comporta una serie de riesgos para la mamá como dolor en el puerperio, infección, dolor en las relaciones sexuales durante meses tras el parto o incontinencia fecal.

En muchos otros países, para evitar esta tasa tan alta de episiotomías y los desgarros perineales, se promueven técnicas como los ejercicios de Kegel y otros tipos de masajes perineales durante el embarazo. Estos ejercicios incrementan la elasticidad del periné, estiran y ablandan los tejidos y lo preparan para el trabajo de parto, logrando que no sea necesaria una episiotomía ni que se sufran desgarros.

 

¿Cómo se realiza el masaje perineal?

Las primeras veces que se realice el masaje puede ocasionar alguna molestia, que irán disminuyendo con el tiempo. Para evitarlas, ve gradualmente, haciendo los ejercicios poco a poco.

- Lávate bien las manos antes de empezar.

Articulo relacionado: Cuidado bucal durante el embarazo

- Vacía la vejiga y ayúdate de un espejo para familiarizarte con tu periné.

- Colócate en cuclillas o semisentada.

- Lubrica los dedos antes de empezar. Si te haces el masaje a ti misma, usa el pulgar.

- Introduce tus dedos en la vagina unos 3 cm, presiona hacia abajo y hacia los lados, estirando la zona hasta que sientas una leve sensación de escozor. Después, desliza el dedo hacia afuera y viceversa, manteniendo la presión.

- Pon los dedos en la entrada de la vagina y realiza presión hacia abajo durante un par de minutos, hasta que moleste.

- Después, coge esa zona entre el pulgar y los dedos opuestos y realiza un movimiento de vaivén para estirar el tejido de la entrada. Realiza el movimiento durante unos 3 minutos.

- Por último, manteniendo los dedos en la misma posición, estira desde dentro hacia fuera abarcando la zona inferior y lateral de la vagina y del periné, para relajar la zona.

La frecuencia del masaje será de 3 veces por semana durante 10 minutos. Se realizará al menos 3 semanas a partir de la 34ª semana de gestación. Está demostrado que este masaje reduce significativamente el porcentaje de episiotomías, sobre todo si la mujer es primeriza.

 

¿Por qué rosa de mosqueta?

La rosa de mosqueta o rosa rubiginosa es un hidratante natural con múltiples propiedades: es antioxidante, regenerante y contiene múltiples ácidos grasos insaturados que en el organismo actúan como precursores de las prostaglandinas, las cuales, intervienen en la regeneración celular de membranas, mecanismos de defensa y procesos fisiológicos y bioquímicos de regeneración de tejidos.

Después del parto, es bueno también aplicarla en la zona para recuperar los tejidos y ayudar a la cicatrización de la piel. 


Fuente:

 FAME

Fecha de actualización: 25-08-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×