×
  • Buscar
Publicidad

Cambios físicos en el embarazo

Cambios físicos en el embarazo

Los cambios físicos y emocionales que experimenta la mujer embarazada varían cada trimestre de la gestación. Al inicio del embarazo, los cambios físicos no son muy visibles, aunque la ausencia de la menstruación es el más evidente. Conforme avanza el embarazo, la mujer pierde el talle y va sintiendo molestias en la espalda. En cuanto a su estado de ánimo, la embarazada se encuentra, en ocasiones, serena y positiva y, otras veces, decaída, triste, sentimental.

Publicidad

¿Qué cambios experimenta una mujer embarazada?

 

Desde el momento en el que se inicia la concepción, el cuerpo de la embarazada empieza a experimentar una serie de cambios físicos y psicológicos. A medida que avanza el embarazo, se presentarán cambios físicos, incluso dolores de espalda, incremento de peso y retención de líquido. Sin embargo, con el cuidado adecuado y la atención necesaria a tu cuerpo, puedes ayudar a controlar estos cambios y así lograr que el proceso para volver a estar en forma después del embarazo sea más controlable.

 

Cambios que ocurren durante el primer trimestre 

 

El setenta por ciento de las mujeres en el embarazo sufre náuseas y vómitos, especialmente en las mañanas, durante los primeros meses de gestación. Las causas parecen ser los cambios hormonales y los producidos en el sistema gastrointestinal debido a que el estómago digiere los alimentos de una manera distinta a causa de la influencia de las hormonas del embarazo.

No te puedes perder ...

¿Es normal tener alergia en el embarazo?

¿Es normal tener alergia en el embarazo?

A lo largo de todo el embarazo, el cuerpo de la mujer cambia. Su piel está más sensible y algunas de las alergias más comunes pueden ser las alergias cutáneas. Alergias frecuentes y muy normales, ya que en la mayoría de los casos, estas no presentan ningún tipo de gravedad. Otras alergias que se conocen son las respiratorias. El asma, la alergia al polen o a los ácaros del polvo son algunos ejemplos de este tipo de alergias respiratorias.

Y tambien:


El agotamiento es una constante, lo ideal es las mujeres embarazadas puedan tener períodos de descanso cada día.

También aumenta la producción de sangre de la madre que favorece el intercambio de nutrientes con el sistema sanguíneo del feto. Esta mayor producción de sangre, cerca a un litro o litro y medio más de lo normal, da a la mujer ese aspecto saludable tan típico.


La aréola, el área pigmentada que rodea al pezón, adquiere una coloración más oscura y por debajo de la piel aparece una red de líneas azuladas que suministra sangre a los senos, preparándolos para la lactancia.


Algunas mujeres no parecen estar embarazadas durante el primer trimestre del embarazo. Sin embargo, en este periodo el cuerpo de la mujer se está adaptando al embarazo y está experimentando grandes cambios hormonales que pronto dejarán sentir sus efectos:

 

- Ausencia de la menstruación

 

- Aumento del volumen y de la sensibilidad de los pechos

 

- Molestias leves en la pelvis

 

- Frecuentes ganas de orinar

 

- Cambios bruscos de humor

 

- Sensación de cansancio y sueño

 

- Posibles náuseas y mareos, sobre todo, por la mañana

 

- Aumento de peso de entre 1 y 2 kilos

 

- Aumento del tamaño del útero

 

- Aumento de las secreciones vaginales

 

- Inseguridad y ansiedad

 

Cambios que ocurren durante el segundo trimestre

 

Durante este trimestre, la mujer empieza a sentir las pataditas del bebé, además de que este se hace más notorio.  Se llega a expulsar un poco de calostro de los senos, se suben aproximadamente 4 kilos y se pueden presentar molestias gástricas no graves. El útero ya no cabe en la pelvis y este  entra en contacto con la pared abdominal anterior desplazando los órganos internos. Otros cambios presentes son:

 

- Aparece el cloasma o máscara del embarazo

 

- Pueden surgir molestias físicas como ardor de estómago o congestión nasal

 

- Se tienen sentimientos positivos y una sensación de fortaleza

 

Cambios que ocurren durante el tercer semestre

 

La madre llega a subir otros 5 kilos. Incrementa la transpiración, el vientre está en su máxima extensión y el útero ha aumentado hasta cien veces su tamaño. También la madre puede presentar contracciones falsas de inminencia de parto, llamadas de Braxton Hicks. Otros cambios presentes son:

 

- Aumenta el cansancio y dolores de espalda

 

- Frecuentes ganas de orinar

 

- Preocupación y temor ante la llegada del parto

 


Fecha de actualización: 19-07-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.