×
  • Buscar
Publicidad

Picores en el embarazo

Picores en el embarazo

Algunas mujeres notan en el embarazo una comezón (picores) en la piel, sobre todo en el abdomen, el pecho y los muslos. El prurito puede deberse a una pequeña alteración del hígado provocada por la acción de los estrógenos que, por lo general, desaparece espontáneamente después del parto.

Publicidad

Índice

 

Colestasis intrahepática del embarazo

En cualquier caso, es importante consultar con tu médico ginecólogo si notas esta molestia. En algunos casos donde este picor es tan intenso que puede localizarse en las palmas de las manos y en las plantas de los pies puede deberse a una mayor afectación hepática. Podría tratarse de colestasis intrahepática, un trastorno grave y poco frecuente que se produce cuando la bilis no fluye libremente por los conductos del hígado. Esta enfermedad puede causar problemas al futuro bebé.

La colestasis intrahepática es una enfermedad que afecta al hígado y durante el embarazo suele general múltiples molestias. El hígado normalmente produce bilis y esta fluye hacia los conductos biliares que llegan al intestino, donde ayuda en la digestión de los alimentos. Sin embargo, en la colestasis el flujo de bilis se reduce y las sales biliares se acumulan en la sangre.

El principal síntoma, como se mencionó anteriormente, es la comezón, generalmente por la noche, y puede causar fatiga e insomnio. Comienza en la palma de las manos y plantas de los pies pero puede afectar a todo el cuerpo, aunque es menos común algunas pueden desarrollar ictericia. La comezón desaparece unas semanas después de dar a luz.

No te puedes perder ...

Y tambien:

El embarazo es un estado relativamente colestásico y se ha propuesto que las hormonas sexuales juegan un papel en la colestasis intrahepática del embarazo a través de anomalías en su síntesis y secreción, o por medio de una respuesta anómala a la sobrecarga hormonal, siendo la progesterona la que puede desempeñar un papel en la patogénesis de la enfermedad.

No hay evidencia de medicina de que la dieta ayude, pero puede resultar dejando de comer lácteos, comidas grasosas y fritos para reducir el trabajo del hígado. Intenta beber mucha agua.
 

Problemas de la piel que causan picores


Aunque el principal síntoma es la comezón, es importante considerar otras posibilidades como, por ejemplo, el estiramiento de la piel durante el embarazo. El primer paso en la evaluación del prurito es determinar si este síntoma se debe a un problema dermatológico o a una causa sistémica. La comezón relacionada con la colestasis generalmente comienza durante las últimas diez semanas del embarazo. Las mujeres lo describen como una comezón constante e incontrolable con ausencia de lesiones cutáneas, aunque estas podrían aparecer después del rascado intenso. Los análisis de sangre para detectarla deben incluir una prueba de ácido biliar y una prueba de funcionamiento del hígado. Si estas son negativas, pero sigue habiendo comezón, deben ser repetidas. Se recomienda hacer una ecografía para comprobar si hay cálculos en la vesícula.

Para aliviar la comezón se conocen algunos tratamientos: cremas que contengan camomila o caléndula, llevar prendas ligeras y sueltas de algodón, evitar el calor y la humedad, el uso de crema y jabón de avena, tratar de no rascarse pues de lo contrario la comezón aumentará, sumergirse en la tina con agua fría, frotarse con sustancias que enfríen la piel (yogur, aloe) y permitir que se seque la aplicación para enjuagarse con una ducha fría, beber suficientes líquidos, mantener la piel húmeda, humidificar la habitación… aunque en ocasiones ninguno de estos tratamientos son suficiente para muchas embarazadas con prurito.

Para la comezón en la piel que se manifiesta en todo el cuerpo empezando en los miembros superiores, luego los inferiores, y se ve como puntos rojos que se van inflamado por efectos del rascado, se combate echándose crema y consumiendo jugo de zanahoria con lechuga y camote cocido. Consulta con tu médico dermatólogo.
 

Otras causas de picor en el embarazo


Erupciones atópicas del embarazo: eccema con picazón que suele aparecer en el primer o segundo trimestre del embarazo en mujeres que tienen antecedentes personales de dermatitis atópica. Es muy molesta, pero no es peligrosa para el bebé ni para el desarrollo del embarazo.

Erupción polimorfa del embarazo (PEP): Es una urticaria bastante rara que se manifiesta con la aparición de placas y pápulas con picazón, normalmente en el abdomen, las nalgas y los muslos. Por lo general, afecta el primer embarazo, pero no el siguiente y no es peligroso para la madre o el feto. El tratamiento consiste en corticoides tópicos y antihistamínicos si el picor es muy intenso.

Herpes gestationis: es una rara enfermedad autoinmune que se caracteriza por la aparición de lesiones bulbosas intensamente pruriginosas que suelen transformarse en unas semanas en ampollas o lesiones en forma de urticaria. Se localizan con mayor frecuencia en el abdomen, alrededor del ombligo. Suelen aparecer entre las semanas 28 y 32, y su origen es autoinmune. Puede estar asociada con riesgos para el bebé, especialmente el parto prematuro y el bajo peso al nacer y, como los autoanticuerpos producidos por la madre pasan a través de la placenta, el bebé también puede verse afectado, pero de forma leve y temporal.
 

 


Fuentes:

Valera, J. (2009). El embarazo en la adolescencia. Jorge Valera.

Martinez, C. A. (2016). Colestasis intrahepática en el embarazo. Revista Internacional de Salud Materno Fetal1(1), 5-7.

Lomelí, J. M. M., Meléndrez, R. A. J., Castro, N. M., & Castro, D. M. (2012). Colestasis intrahepática del embarazo: una revisión. Ginecología y Obstetricia de México80(04), 285-294.

Fecha de actualización: 04-12-2020

Redacción: Edgar Corona

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.