×
  • Buscar
Publicidad

Pesario cervical en el embarazo

Pesario cervical en el embarazo

El pesario cervical es un instrumento, concretamente un anillo de silicona, utilizado en la prevención del parto prematuro.

Publicidad

Índice

 

¿En qué casos se usa el pesario cervical?

Las causas que provocan que se adelante un parto pueden ser de diferente índole, si bien, una de las más frecuentes, 1 de cada 4 aproximadamente, es la debilidad del cuello uterino o la incompetencia cervical. En estos casos, el cuello del útero, por distintas razones, es incapaz de permanecer cerrado durante el segundo o tercer trimestre de embarazo, lo que pone en peligro la seguridad del feto que se desarrolla en el interior. Cuando el útero cumple su función con normalidad, el cuello se va acortando y abriendo al final del embarazo para permitir la salida del bebé en el parto. Sin embargo, cuando esto ocurre antes de tiempo, antes de la semana 37 la probabilidad de un aborto o de un parto prematuro son altísimas.

Para evitar o prevenir las consecuencias de la incompetencia cervical, son varias las soluciones que se llevan a cabo. En lo últimos años es frecuente el uso de un pesario cervical. Esta técnica consiste en la colocación de un anillo de silicona en el cuello del útero que lo mantiene cerrado mientras da soporte a la matriz. El pesario cervical se extrae fácilmente y sin anestesia en la semana 37, cuando el peligro de parto prematuro o de aborto ha cesado.
 

¿Qué diferencias hay con otras técnicas similares?

No te puedes perder ...

Y tambien:

Uno de los métodos más usados para prevenir las complicaciones derivadas de la abertura cervical prematura es el cerclaje cervical. Se trata de un tratamiento quirúrgico por el cual se sutura el cuello uterino para cerrarlo, hasta el momento del parto. Pero a pesar de ser un proceso relativamente sencillo las ventajas del pesario cervical frente a aquella hacen que sea la alternativa elegida actualmente para tratar algunos casos de incompetencia cervical, ya que es una técnica menos invasiva y no precisa de anestesia, además se evitan los riesgos asociados al cerclaje como hemorragias, infecciones, etc. 

Eso sí, el uso del pesario tampoco está exento de inconvenientes. Entre ellos, las mujeres que lo han utilizado afirman que experimentaron un mayor flujo vaginal durante su uso. Asimismo, puede soltarse y causar cierta irritación en la mucosa vaginal, interferir en las relaciones sexuales, etc.
 

¿Cuándo está contraindicado el pesario cervical?

A pesar de ser muy efectivo para evitar el parto prematuro en caso de incompetencia cervical, no se debe recurrir al pesario en embarazos donde el feto tenga alguna anomalía que precise cirugía; en caso de contracciones regulares preparto; si se produce rotura prematura de membranas; si existe un cerclaje cervical in situ o sangrado vaginal activo; si la paciente ha sido intervenida de una conización; si la mujer presenta placenta previa o alteraciones estructurales uterinas mayores. Será siempre el profesional de ginecología y medicina quien decida si se usa o no. 
 

¿Por qué se produce la incompetencia cervical?

Aunque no se conocen con seguridad las causas, se cree puede ser un defecto estructural o funcional congénito en algunos casos, aunque también puede aparecer tras una intervención quirúrgica, un desgarro por un parto difícil o un legrado anterior.

Otros motivos para la aparición de este problema son:

- Cirugía previa que pueda haber afectado al cuello del útero

- Desarrollo anormal congénito del cuello uterino

- Embarazo múltiple

- Escasa longitud del cuello uterino

- Problemas anteriores de incompetencia cervical

- Abortos espontáneos durante el segundo trimestre (que pudieron deberse a esta causa)

La incompetencia no suele tener síntomas evidentes como otros problemas hasta que empieza el parto. No provoca dolor, molestias, contracciones, ni hemorragias. Tal vez se puede sentir una presión en la parte abdominal o una protuberancia en la zona vaginal, sensación de presión en la pelvis, dolor en la parte baja de la espalda, cólicos ligeros, cambios en el flujo vaginal o sangrado vaginal ligero… síntomas leves que pueden confundirse con las molestias propias del embarazo. Por eso, en mujeres con antecedentes o ciertos problemas hay que medir el cuello del útero con frecuencia mediante una ecografía vaginal y ver si se modifica o se acorta más de lo normal para la semana de gestación en la que te encuentras.

Semana 12 - 28 > 25 mm

Semana 28 - 32 > 20 mm

Semana 32 - parto > 15 mm


Fuentes:

Cochrane: https://www.cochrane.org/es/CD007873/PREG_pesario-cervical-para-la-prevencion-del-parto-prematuro

American Pregnancy Association

Fecha de actualización: 23-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.