¿Es el segundo embarazo igual al primero?

¿Es el segundo embarazo igual al  primero?
comparte

Algunas cosas tienden a cambiar después de tu primer embarazo y otras siguen igual, pero es importante recordar que cada embarazo es único. En realidad no hay alguna forma de predecir cómo será, específicamente, un embarazo.

Cada embarazo es diferente, pero es probable que tengas al menos algunos de los malestares que tuviste en embarazos anteriores. Saber eso de antemano te puede motivar a hacer lo que puedas para reducirlos o prevenirlos.


Por ejemplo, si padeciste estreñimiento o hemorroides la última vez, lleva a cabo medidas preventivas desde el inicio del embarazo, como ingerir suficiente fibra o tomar un suplemento de fibra, beber agua en abundancia y ejercitarte regularmente.


Hacer ejercicios de Kegel diariamente puede ayudar a prevenir una incontinencia urinaria.


Si tuviste estrías en tu último embarazo, probablemente esta vez te salgan algunas nuevas. Además, las posibilidades de que te salgan estrías aumentan con la edad. No hay mucho que puedas hacer para evitarlas pero trata de no subir de peso en exceso y eso te ayudará. Monitorea tu peso con nuestra herramienta de aumento de peso el embarazo.


Hay cosas que las futuras mamás, embarazadas de su segundo hijo, deben tener en cuenta:

¿Qué es el test de Apgar?

¿Qué es el test de Apgar?

Al instante de nacer, tu recién nacido será sometido a su primer examen. Es el llamado test Apgar, que recibe este nombre en honor a la Dra. Virginia Apgar, quien lo creó y lo estableció como rutina obstétrica en los años 50. En la actualidad se realiza a todos los bebés al minuto de nacer.


- Tu bebé no está creciendo más rápidamente, pero puede que tu pancita se note más pronto que la primera vez. Esto sucede porque es natural que tus músculos abdominales, que estaban más firmes, se hagan un poco más flojos después de tu primer embarazo.


- Si tus músculos abdominales no recuperaron su fuerza luego del último embarazo, tus posibilidades de sufrir dolor de espalda serán más altas ahora. Fortalecer tu abdomen puede prevenir o reducir el dolor en la espalda baja a medida que progresa tu embarazo. Busca tiempo para hacer algo de ejercicio.


- De acuerdo con algunas investigaciones, las varices también tienden a empeorar con cada embarazo. Si sufriste de venas varicosas en tu último embarazo, considera usar medias especiales desde el inicio de tu embarazo y elevar los pies y las piernas cuando te sea posible. El ejercicio también te ayudará en estos casos.


- Las mujeres que ya han pasado por un embarazo tienden a sentir las pataditas unas semanas antes de lo que lo hicieron en su primer embarazo.


- Tras el primer parto, el cuerpo de la mamá experimenta algunos cambios que facilitarán los futuros embarazos y partos. Los tiempos de adaptación del cuerpo de la mujer se reducen a la mitad, los trastornos típicos del embarazo disminuyen, los tejidos son más elásticos, queda la movilidad ósea, el cuello del útero es más blando y los tiempos de la expulsión también se reducen, prácticamente, a la mitad.


- Si el médico no indica lo contrario, en el segundo embarazo no tienen por qué repetirse las complicaciones sufridas en el primer embarazo o un parto difícil. El dolor de espalda, la sensación de náuseas, la duración del trabajo del parto, la recurso a la cesárea… Es posible que sean totalmente diferentes en el segundo embarazo.


- Tu trabajo de parto tiende a ser más corto en embarazos posteriores, pero no es una cosa segura. Mientras que las primerizas pasan entre 10 y 20 horas en el trabajo de parto, este generalmente progresa mucho más rápido para mujeres que ya lo han hecho.


- La etapa de pujar también suele ser más fácil. Las mujeres que están teniendo trabajo de parto por primera vez sin epidural tienden a pujar por una hora, y el promedio es de 20 minutos para mujeres que ya han tenido partos vaginales. También es menos probable que termines con puntos de sutura que una mamá que da a luz por primera vez.


- No te sorprendas si toma más tiempo recuperar tu figura esta vez. Será necesario ejercitarte para recuperar tu tono muscular.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×