Dolor de riñones en el embarazo

Dolor de riñones en el embarazo
comparte

Entre las molestias y afecciones que surgen en el embarazo, el dolor de riñones es uno de los más frecuentes. No pocas mujeres embarazadas se quejan de este malestar, que se sufre especialmente por la noche o al final del día, a partir del segundo trimestre.

Habitualmente estos dolores, localizados a la altura del riñón, no suelen estar relacionados con problemas en los riñones, sino con molestias en otras zonas próximas, como la espalda, la columna vertebral o la pelvis, más vulnerables durante la gestación.

 

Y es que a medida que el niño crece, su peso obliga a las mujeres encintas a curvar su columna exageradamente para adoptar una postura compatible con el desplazado centro de gravedad. Esto, conocido en el ámbito médico como lordosis lumbar, provoca una constante tensión en la zona que es la principal causa del dolor de espalda o de riñones.

 

Por semejantes causas esta molestia puede originarse por una ciática. Esta afección se manifiesta con un dolor agudo que recorre la base de la espalda y la parte posterior de la pierna, producido al comprimirse el nervio ciático por una articulación de la espalda. Aunque este trastorno no es propio del embarazo en sí, suele empeorar durante esta etapa, motivado por malas posturas, cargas excesivas, etc. El dolor ciático es un dolor diferido, es decir, no duele donde se está produciendo el problema sino que se irradia a una zona alejada de este.

No te puedes perder ...

 

Ahora bien, a pesar de que esta dolencia no tiene por qué ser síntoma de ninguna patología grave, si estás en el tercer trimestre consulta con tu médico. El dolor de riñones puede confundirse con contracciones uterinas. Cuando te ocurra comprueba si el útero se endurece a la vez.

 

¿Cómo calmar el dolor?

Afortunadamente estas molestias suelen estar provocadas por malas posturas, y no revisten gravedad, si bien, es cierto que en algunos casos el dolor es tal que puede impedir llevar una vida normal, o dificultar algunas actividades. Para ello existen algunos remedios que previenen o palian el dolor:

- Evita permanecer mucho tiempo en la misma postura, de pie o sentada.

 

-  Haz ejercicio regularmente. Disciplinas como el yoga, Pilates o natación son especialmente recomendados para estos casos.

 

-  Aplícate calor o frío en la zona. Aunque no está demostrada su eficacia, muchas mujeres reconocen sentir alivio temporal con ello.

 

-  Lleva a cabo una reeducación postural con el fin de corregir la lordosis postural. Infórmate sobre qué posturas son las más adecuadas en tu estado, evitando arquear la columna en exceso o cargar peso sobre ella.

 

Ejercicios para aliviar el dolor de riñones durante el embarazo

Para aliviar los dolores de riñones o de la zona lumbar, hacer movimientos basculantes con la pelvis suele ayudar.

 

Realiza estos ejercicios que te mostramos a continuación suavemente, respirando pausadamente y repitiéndolos 6 u 8 veces cada uno. Esta actividad te ayudará a descansar y relajar la zona, a soportar el peso del bebé, suavizando la articulación columna vertebral -pelvis y evitando la distensión de la zona abdominal.

- De pie, con la espalda recta (sin arquearla) y los riñones hacia dentro. Inspira. Contrae despacio de forma progresiva los músculos abdominales, aprieta las nalgas y empuja hacia delante. Espira. Puedes ayudarte colocando una mano sobre la tripa y la otra sobre la parte superior del trasero; mientras haces el movimiento puedes empujar las manos para guiarte.

 

- A cuatro patas, con las piernas en ángulo recto y los brazos perpendiculares al suelo, realiza el mismo ejercicio, encorvando ligeramente la espalda, enderezando a la vez la cabeza y levantando los glúteos lo más arriba posible. Inspira mientras realizas el ejercicio y espira al volver a la posición inicial.

 

- Tumbada, con las piernas ligeramente flexionadas, las plantas de los pies apoyadas en el suelo y los brazos a lo largo del cuerpo. Curva la espalda y bascula la pelvis, despegando la región lumbar del suelo y levantando la parte superior de las nalgas. Inspira. Vuelve a la posición anterior, expulsando el aire.


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de kilos en el embarazo con el fin de facilitar al máximo el control de esta variable. Aumentar más kilos de los debidos a lo largo de la gestación acarrea problemas de salud tanto a la madre como al feto.


Fecha de actualización: 08-10-2013

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>