• Buscar
Publicidad

¿Cómo afecta al bebé una infección urinaria en el embarazo?

¿Cómo afecta al bebé una infección urinaria en el embarazo?

Cualquier problema de salud que tengas durante el embarazo puede afectar a la salud del feto, por eso es importante acudir al médico en cuanto te sientas enferma.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es una infección urinaria?

Es una infección que se produce en cualquier parte del aparato urinario: los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. La mayoría de estas ocurren en las vías urinarias inferiores (la vejiga y la uretra).

Las mujeres son más propensas a contraer una infección urinaria que los hombres; la infección que se limita a la vejiga puede ser dolorosa y molesta. Además, puede tener consecuencias graves si la infección urinaria se extiende a los riñones.

La infección urinaria está provocada por la invasión de microorganismos en el sistema urinario (uretra, vejiga y riñón); es una de las patologías más comunes en el embarazo, aunque no está del todo claro que exista una relación directa entre estar embarazada y desarrollar una cistitis.
 

Consecuencias de la infección urinaria en el embarazo

Si la infección se produce durante el embarazo, puede traer graves consecuencias para la mamá y el bebé. La infección urinaria está provocada por la invasión de microorganismos en el sistema urinario (uretra, vejiga y riñón); es una de las patologías más comunes en el embarazo, aunque no está del todo claro que exista una relación directa entre estar embarazada y desarrollar una cistitis.

Y es que las infecciones urinarias no tratadas elevan el riesgo de parto prematuro y contracciones prematuras. También pueden causar crecimiento intrauterino retardado, elevar el riesgo de rotura prematura de membranas y, en algunas ocasiones, se ha llegado a relacionar con casos de muerte fetal. Además, eleva el riesgo de que el bebé nazca con bajo peso y con anemia.

Por eso, es importante conocer los síntomas principales y acudir al médico cuanto antes, así como realizarse revisiones periódicas.
 

Tipos de infección urinaria

Hay diferentes tipos de infecciones de las vías urinarias, las cuales mencionamos a continuación:

- Cistitis o infección de la vejiga:

A menudo las bacterias se detienen en la vejiga y se multiplican ahí, causando una inflamación y los típicos síntomas de la cistitis como:

- Necesidad frecuente o incontrolable de orinar, incluso cuando hay muy poca orina en la vejiga.

- Dolor, incomodidad o ardor al orinar y posiblemente durante las relaciones sexuales.

- Molestia pélvica o dolor en la parte inferior del vientre
- Mal olor en la orina o se nota diferente y turbia, posible presencia de sangre.

Esta infección es muy común entre mujeres sexualmente activas que tienen entre 20 y 50 años.

- Infección en los riñones o pielonefritis:

Las bacterias también pueden desplazarse desde la vejiga por el tracto urinario a través de los uréteres hasta los riñones, causando una infección ahí.

La infección en los riñones, también llamada pielonefritis en medicina, es la complicación médica grave más común durante el embarazo. Esta infección puede extenderse hasta la corriente sanguínea y poner tu vida en peligro.

Una infección en los riñones también puede tener consecuencias graves para el bebé. Aumenta el riesgo de que se presente un parto prematuro o de que el bebé que nazca con bajo peso, y se ha asociado con un mayor riesgo de muerte fetal o muerte al nacimiento.

Si se muestran señales de una posible infección en los riñones se debe buscar atención médica inmediatamente. Los síntomas a menudo se presentan de forma repentina e incluyen:

- Fiebre alta (a menudo con temblores, escalofríos o sudores).

- Dolor en la parte baja de la espalda o en el costado bajo tus costillas, en uno o ambos lados, o posiblemente en el abdomen.

- Náuseas y vómitos.

- Bacteriuria asintomática:

El tener bacterias en las vías urinarias y no presentar ningún síntoma es conocido como bacteriuria asintomática. Esta condición generalmente no causa problemas y a menudo desaparece por sí sola. Sus síntomas son:

- Ardor al orinar

- Secreción
 

¿Qué se puede hacer para evitar contraer una infección en las vías urinarias?

- Beber mucha agua: procurar tomar 10 vasos de agua aproximadamente de 250 mililitros diariamente

- No aguantar las ganas de orinar

- Buen aseo, mantener el área genital limpia con jabón suave y agua

- Antes y después de mantener relaciones sexuales, limpiar el área genital.

- Evitar los productos de higiene femenina en aerosol o en polvo ya que estos puedan irritar la uretra y los genitales y convertirlos en un caldo de cultivo para las bacterias.

Si se presentan alguno de estos síntomas, es necesario acudir al médico para recibir un tratamiento adecuado el cual sea seguro tanto para la madre como para el feto.
 

Tratamiento contra las infecciones urinarias

El tratamiento normal en la mayoría de los casos consiste en la administración de antibióticos. La elección del medicamento dependerá del germen que la cause, del momento del embarazo, de la salud de la madre y de los efectos potenciales que pueda tener en el bebé. Una vez terminada la administración del antibiótico, se realizará otro análisis para cerciorarse de que la infección ha sido curada.


Glosario

Pielonefritis

Definición:

Infección del riñón producida en general por bacterias.

Síntomas:

Sus síntomas son fiebre, dolor lumbar, escalofríos, eliminación de orina turbia o con restos de sangre, piel enrojecida, vómitos, náuseas, fatiga, malestar general, etc.

Tratamiento:

Antibióticos para tratar la infección.

Fuentes:

 

Elsevier: https://www.elsevier.es/es-revista-enfermedades-infecciosas-microbiologia-clinica-28-articulo-infeccion-del-tracto-urinario-embarazada-13091447

Cochrane: https://www.cochrane.org/es/CD000490/PREG_antibioticos-para-la-infeccion-bacteriana-en-la-orina-durante-el-embarazo-cuando-no-hay-sintomas

Fecha de actualización: 18-01-2021

Redacción: Edgar Corona

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×