¿A qué edad se puede hacer la primera mamografía?

¿A qué edad se puede hacer la primera mamografía?
comparte

La mamografía es el método de diagnóstico más avanzado que permite detectar posibles lesiones en las mamas y revelar un posible cáncer de mama, el cual, cuanto antes se detecte mayores posibilidades de cura tiene.

Esta prueba diagnóstica presenta un elevado índice de seguridad y muy poco riesgo que tiene como objetivo realizar un cribado para detectar de manera precoz lesiones que pueden aparecer en las mamas. La idea es detectarlas con tiempo, en fases premalignas, para realizar todas las pruebas necesarias para confirmar el diagnóstico y, en el peor de los casos, poder garantizar el tratamiento adecuado en el menor tiempo posible.

 

Esta prueba consiste en realizar una radiografía de la mama con un aparato llamado mamógrafo. Cada una de las mamas se explora a través de dos proyecciones, de arriba abajo y de externo a interno. La mama se coloca en el aparato y es mantenida en compresión para conseguir una imagen nítida y clara. El haz de rayos X atraviesa el pecho y plasma la imagen en una película sensible a estos rayos. Los avances médicos han conseguido que la exposición a la radiación que sufre la paciente sea mínima.

 

El cáncer de mama es el tumor maligno que más incidencia tiene en las mujeres embarazadas, durante el parto o durante el periodo de lactancia. Según la Asociación Española Contra el Cáncer, no existen datos exactos, pero se estima que este cáncer se presenta en una de cada 3.000 a 10.000 mujeres en periodo de gestación.

No te puedes perder ...

¿A partir de qué edad se puede dormir al bebé con un peluche?

¿A partir de qué edad se puede dormir al bebé con un peluche?

Las mantitas de sueño, los peluches o los doudou (dúdú), son un recurso que se utiliza frecuentemente en los niños para ayudarles a dormir, por eso también se les puede llamar “mantitas o trapitos de apego”, “mantitas de seguridad” o “juguetes de apego”, entre otras variedades. El bebé siente seguridad cuando tiene esta mantita porque le recuerda a casa, a lo seguro, a sus padres, a su vida feliz y a que le cuidan y le protegen.

 

El embarazo no aumenta el riesgo de aparición ni favorece el desarrollo de tumores malignos, pero existen algunos factores que dificultan su detección. El cuerpo de la mujer sufre enormes cambios fisiológicos, el aumento de tamaño y densidad de las mamas es uno de ellos. Esto complica el poder detectar estas masas anormales cuando son pequeñas por lo que el diagnóstico se retrasa y se confirma en un estado más avanzado, con un tamaño mayor y con afectación ganglionar.

 

En cualquier caso, realizarse una mamografía durante el embarazo supone un riesgo mínimo a la radiación para el feto utilizando la protección adecuada. Esta prueba no debe realizarse como rutina durante la gestación, ya que debido al aumento de la densidad de la glándula mamaria la prueba no es tan válida como cuando no se está embarazada. En estos casos se realizan otras pruebas como ecografías que permiten el estudio de una mama densa.

 

Las probabilidades de curación de los cánceres de mama que se detectan en su etapa inicial son prácticamente del 100%. La mamografía permite detectar las lesiones en la mama hasta dos años de que sean palpables y cuando aun no han irrumpido en profundidad ni se han disgregado a los ganglios ni a otros órganos.

Una vez realizada la mamografía, esta prueba se complementa con otro métodos como la exploración física de la mujer. Aun así, esto no se recomienda usar como única forma para detectar tumores. Se calcula que la mamografía detecta el 90% de las lesiones en el pecho mientras que el examen físico, ya sea realizado por la propia mujer o por un profesional, menos de un 50%.

 

Las mamografías conviene realizarlas a partir de los 40 años. En esta primera etapa se aconseja que se hagan cada 1 o 2 años, pero a partir de los 50 se recomienda hacer el cribado cada año sin falta. Las campañas suelen estar destinadas a aquellas mujeres que se encuentran en edades comprendidas entre los 50 y los 65 años ya que componen el grupo de mayor riesgo. Con los años se han ido incorporando a las mujeres que se encuentran en edades entre los 45 y 49 años y entre los 65 y los 69. Aunque en estos grupos de edades no se ha comprobado un beneficios real en el diagnóstico precoz de estos tumores.

 

Las mujeres entre 40 y 45 años solo es aconsejable que se realicen la prueba si existen algunos factores de riesgo genético elevados. Mientras más jóvenes sean las mujeres las mamografías tendrán menos éxito debido a menos edad mayor densidad tendrán las mamas.

 

Aun así, hay que tener presentes que las mamografías no son infalibles y que el tejido mamario normal puede ocultar, en algunas ocasiones, los tumores pequeños dificultando su detección precoz. Esto conlleva a dar un “falso negativo”. Llevar un seguimiento médico anual es vital para detectarlo lo antes posible.


Te puede interesar:
La aventura del embarazo, para algunas mujeres, empieza cuando afirman "tengo retraso pero no tengo síntomas de embarazo" porque en muchas ocasiones, y es totalmente normal, el único síntoma que anuncia el embarazo es la falta de la menstruación.


Fuentes:

 

                Asociación Española Contra el Cáncer, https://www.aecc.es/es/todo-sobre-cancer/tipos-cancer/cancer-mama/prevencion/mamografias

 

                Sanitas, https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/ginecologia/exploraciones-ginecologia/sin012123wr.html

 

                Servicios Comunidad de Madrid,  http://www.comunidad.madrid/servicios/salud/deteccion-precoz-cancer-mama

 

                BreastCancer.org, https://www.breastcancer.org/es/sintomas/analisis/tipos/mamografias/beneficios_riesgos   

 

Fecha de actualización: 16-08-2019

Redacción: Andrea Rivero

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>