Los privilegios del embarazo

Los privilegios del embarazo
comparte

Estar embarazada no es ninguna enfermedad, pero sí es cierto que es una condición que implica unos cuidados extra: descansar más, cuidarse mucho, no cometer ciertos excesos, no coger peso, no cansarse… sobre todo durante el primer trimestre, cuando hay riesgo de aborto, y en el último, cuando el peso del bebé constriñe todos los órganos. Por eso, durante estos nueves meses te mereces un trato especial

¡Nada de esperar colas!

A nadie le gusta tener que aguantar una cola, pero si encima tienes que hacerlo con 7 u 8 kilos extra en tu abdomen, dolor de espalda o náuseas matutinas, menos aún. Pensando en eso, la mayoría de hipermercados cuentan con cajas especiales para embarazadas en las que tienen preferencia. ¿Es el caso del tuyo? Si no es así, averigua si hay alguno cerca de tu casa y aprovéchate, lo agradecerás cuando estés cargada con la compra y embarazada de 7 meses.

Además de los supermercados, en algunos bancos, organismos públicos oficiales, museos, etc. existe este privilegio que permite a las gestantes no tener que aguantar las odiosas colas.

 

Asiento reservado

Aunque a veces no lo parezca, todos los transportes públicos (autobús, metro y tren de cercanías) tienen plazas reservadas para embarazadas, minusválidos y personas mayores.

Si coges el transporte público en hora punta y es imposible encontrar un asiento libre, lo normal en una persona educada es que al ver tu estado te ceda su asiento, pero si no es el caso y necesitas sentarte y descansar (o, lo que es más importante, los continuos bamboleos del vehículo están poniendo en peligro tu estabilidad), puedes exigir a alguien que esté en uno de los asientos reservados y no cumpla los requisitos que se levante y te deje el asiento, es tu derecho.

¿Cuándo aparece el sangrado de implantación?

¿Cuándo aparece el sangrado de implantación?

Uno de los síntomas del embarazo es el sangrado de implantación. Este tipo de hemorragia se suele confundir con la regla, pero no tiene nada que ver. Suele ocurrir días antes de lo esperado, la sangre es escasa y de color rosado. Lo sufren aproximadamente un tercio de las mujeres gestantes.

 

Aparcamientos especiales

Una exigencia que reclaman desde hace tiempo asociaciones de embarazadas es la de tener plazas reservadas para mujeres en estado, aunque hasta ahora parece que no han tenido mucho éxito.

Existen algunas plazas de aparcamientos exclusivas en parkings públicos en Reus y Valencia y en centros comerciales privados en Portugalete (Vizcaya), Gijón o Murcia, pero no es una medida muy extendida, ni siquiera que se esté contemplando o que se considere necesaria.

Sin embargo, en algunos aparcamientos las plazas son tan estrechas que resulta muy difícil para una mujer embarazada de 7 meses salir sin dificultades de su coche; y no digamos tener que encontrar una plaza libre cerca de la puerta de entrada en un centro comercial abarrotado. Lo mismo ocurre en la calle, en algunas urbes es complicado encontrar sitio, y al final acaban andando más desde donde han aparcado que si hubieran dejado el coche en casa.

En Buenos Aires o Milán también existen lugares reservados para que las embarazadas puedan aparcar el coche. Quizá va siendo hora de que en España se plantee en serio esta medida.

 

Compra y alquiler de viviendas

Existen algunas comunidades autónomas que otorgan privilegios a las embarazadas a la hora de comprar o alquilar una vivienda. Por ejemplo, en la Comunidad Valenciana, el  “Programa+Vida” de apoyo a la maternidad incluye preferencia a las embarazadas en las ayudas para compra, alquiler o rehabilitación de viviendas incluidas en los Planes de Vivienda de la Generalitat.

Asimismo, existen ayudas estatales en materia de vivienda (subsidiación de los préstamos concedidos, ayuda a la entrada) para familias monoparentales cuyos ingresos no excedan en lo convenido.
 


Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar