×
  • Buscar
Publicidad

Cuentos para leer a tu bebé mientras está en tu tripa

Cuentos para leer a tu bebé mientras está en tu tripa

La estimulación temprana, desde que el bebé está en el vientre materno, es muy beneficiosa para el bebé ayudando a desarrollar sus conexiones neuronales y crear el vínculo con sus papás. Por eso, es importante que, desde la semana 20 más o menos que ya puede escuchar sonidos externos, le cantes, le hables o le leas cuentos. Estos son los mejores cuentos para leer en la tripa.

Publicidad

Índice

 

Estimulación desde la tripa



La estimulación prenatal, es decir, antes de nacer, favorece el desarrollo de los sentidos, reduce el riesgo de padecer dislexia o desarrollar algún trastorno de déficit de atención (TDA), ayuda a forjar el vínculo con los padres, le calma y tranquiliza, ayuda a desarrollar destrezas cognitivas e intelectuales y favorece la adaptación al mundo cuando nazca.

A partir de la semana 20 el cerebro del niño ya cuenta con todas las células neuronales, pero todavía tiene que establecer conexiones entre ellas y la estimulación ayuda a que se produzcan más conexiones, lo cual favorecerá el posterior desarrollo del niño.

Además, se sabe que ya es capaz de escuchar sonidos del exterior, por eso, desde esta semana se recomienda que estimules a tu pequeño, y que también lo haga tu pareja, mediante canciones, cuentos, música o masajes en la tripa. Verás cómo responde a tus estímulos con pataditas y movimientos.

Beneficios de leerle a tu bebé

Además de los beneficios antes comentados de la estimulación general, leer a tu bebé en voz alta aporta otros beneficios que merece la pena tener en cuenta:

- estimula los sentidos de tu bebé

No te puedes perder ...

Y tambien:

- te ayuda a conectarte con él

- amplías su vocabulario

- permites que distinga entre la voz de mamá y papá y que las reconozca al nacer

- le ayudas a reconocer las distintas modulaciones de la voz según la situación o el contexto

- le transmites emociones positivas

- potencia el amor por la lectura en tu hijo

Los mejores cuentos para leer en la tripa

1- Un corazón que late.
Un Cd, una fanfarria, una nana. Un oso remueve su té, un elefante toca la trompeta. ¡Un montón de animalitos desfilan ante nosotros! A cada personaje le corresponde un ruidito, un sonido, una melodía divertida para jugar y escuchar en familia. Una iniciación a la música, pero, sobre todo, ¡una forma alegre de irse a dormir!

2- Este Soy Yo (Caracoles En Su Tinta). Tuvieron que suceder algunas cosas y pasar algún tiempo... exactamente doscientos setenta días para que el narrador de esta historia llegara a ser lo que es ahora: un niño, una persona. La concepción, el embarazo y el parto, narrados en primera persona por el protagonista.

3- El mundo al que vienes. Un libro sorprendente, tanto como nuestro universo, para dar la bienvenida a un nuevo miembro que se incorpora a su familia. Llamativas ilustraciones, con ventanas que se abren y dejan ver sus sorpresas, que transmiten ternura y emoción.

4- Mamá nido, mamá cuna, mamá teta, mamá luna. Adivina, ¿quién anda ahí dentro?

5- Ámame mamá. Dos historias contadas a través de imágenes sugerentes sobre el amor maternal y algunas de las actividades que las madres hacen con los hijos, una de ellas sigue la secuencia normal de un libro, de izquierda a derecha y de adelante hacia atrás. La otra se cuenta al revés, es decir, de derecha a izquierda y de atrás hacia adelante.

6- Burbujas. Una historia para niños y mayores que nos habla del propio espacio personal, de los vínculos, y del amor y el respeto en las relaciones. Un regalo para toda la vida.

7- Un amor tan grande. Una niña sabe que su mamá la quiere mucho, tanto que ese amor no cabe en ningún otro lugar que en el corazón de su mamá. Empieza entonces un recorrido de lugares que podrían albergar este amor tan grande.

8- ¡Hola, hermanita! La mamá de Álex espera un bebé. En pocos meses, llegará una hermanita que se llamará Carlota. Los cambios se suceden: la tripa de mamá está creciendo, hay que preparar la habitación de la recién nacida. Álex pronto tendrá compañía.

9- El día que naciste. Narra las primeras horas en la vida de un bebé, pero lo hace desde la vivencia emocional de la madre y del padre: "Nunca olvidaré el momento en que naciste... Llegaste de repente. Eras una persona completamente nueva, ¡nuestro bebé! Te miramos toda entera y te quisimos con todo nuestro corazón nada más verte".

10- Luna. Poema visual recitable, a base de dibujos rimados y ritmados. La luna y el sol, tan lejanos y próximos, tejen versos y estribillos desde el cielo hasta estas páginas de cartón.

11- Tralalí ¡Vamos a dormir! La hora de ir a la cama ya no será un problema. Gracias a la divertida orquesta que componen los animalitos de este libro, los niños se dormirán y tendrán, no sólo dulces, sino también melodiosos sueños. Contiene un CD.

12- La primera luna llena de gatita. El libro de imágenes más vendido a nivel nacional acerca de un gatito, la luna, y un tazón de leche, escrita por el célebre autor e ilustrador Kevin Henkes.

13- Buenas noches a todos. Todos los animales del bosque dan por finalizada la jornada, salvo una pequeña osa que parece conservar toda su energía. Intenta sumar adeptos a la diversión, pero ante los sucesivos bostezos de sus amigos, poco a poco se da cuenta de que realmente sólo queda una opción: ¡dormir!


Fuente:

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 11-02-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.