Cómo controlar el miedo y la ansiedad en el embarazo

Cómo controlar el miedo y la ansiedad en el embarazo
comparte

El embarazo es la etapa de mayor relevancia en la vida de una mujer. Por este motivo, que las mujeres embarazadas sintamos miedo o ansiedad es algo completamente lógico, pues la experiencia que se atraviesa es, de principio a fin, algo desconcertante.

Es cierto que las personas experimentamos más miedo frente a las situaciones sobre las que tenemos menos control, y a pesar de que sea algo común, no es muy normal cuando ese estado se mantiene durante un largo periodo de tiempo impidiendo incluso que realicemos algunas actividades cotidianas.


Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que cuando nos quedamos embarazadas sufrimos un desajuste hormonal que generará un cambio en nuestras actitudes y, para afrontarlo de manera adecuada, necesitaremos algo de tiempo. Estamos más sensibles y muy inestables emocionalmente.


No desarrollar con la misma facilidad las tareas del hogar o el trabajo son algunas de las causas más habituales que provocan ansiedad. No estamos acostumbradas a ello, y muchas veces se nos olvida que tenemos que cambiar algunos hábitos. Asimismo, algunos factores externos como los problemas con nuestra pareja o las mudanzas pueden también acabar provocando una ansiedad sin apenas darnos cuenta.


También es cierto que, por factores genéticos, algunas mujeres somos mucho más propensas que otras a experimentar estados de ansiedad.

Sentir y expresar: las nuevas clases musicales

Sentir y expresar: las nuevas clases musicales

La asignatura de Música y Movimiento ha entrado a formar parte de todos los programas de formación musical. Va dirigida a niños desde los 18 meses hasta los 5 o 6 años. A esa edad, se inician en el lenguaje y la escritura en el colegio y ya están preparados para elegir el instrumento que quieran conocer.


La ansiedad se contempla como una sensación difusa de angustia o miedo y deseo de huir, es decir, como una respuesta de anticipación involuntaria del organismo frente a estímulos externos o internos.


Sabemos que sentir ansiedad en el embarazo es lógico, pero, por suerte, existen algunos consejos para poder controlarla:


1. Realizar algún tipo de actividad física. Será recomendable hacer alguna actividad física que nos ayude a relajarnos. Podemos practicarla varias veces en semana de manera que contribuya a controlar los momentos de ansiedad. Un deporte como la natación es bastante aconsejable cuando estamos embarazadas, pues dentro del agua nos sentimos ligeras y relajadas a pesar de la tripa, y podemos notar como la tensión de la espalda se reduce. Además, disfrutar de aficiones de ese tipo nos permitirá sentirnos más relajadas y optimistas. Encontrar tiempo para nosotras mismas es muy sano durante el embarazo y ayuda a despejarse.


2. Realizar técnicas de relajación. Pilates o yoga son algunas de las actividades más recomendadas para mujer embarazadas. Controlar la respiración provoca una mejoría en nuestro estado anímico que hará que la ansiedad no aparezca.


3. Pasear. Andar una buena caminata y, sobre todo, en lugares abiertos como los parques nos ayudará a despejar la mente, haciendo que nos relajemos con más facilidad y controlemos de la mejor forma posible la ansiedad.


Sentir miedo también es habitual cuando estamos embarazadas. Esa sensación tiene también algunas causas muy comunes, pues traer un bebé al mundo es algo importante que requiere de mucho esfuerzo y responsabilidad y, por eso, sentir temor hacia esto es lógico y habitual.


Sabemos que una personita está desarrollándose dentro de nosotras y que debemos tener especial cuidado. Pero es importante saber que no podemos arrastrar ese miedo siempre, pues hay que aprender a diferenciar las cosas que tienen verdadera importancia de las que no la tienen tanto.


El miedo es un sentimiento de desconfianza que nos impulsa a pensar que ocurrirá algo contrario a lo que deseamos, o bien una sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario. Tener miedo constituye un mecanismo de supervivencia y de defensa, y resulta beneficioso para nosotras.


Sin embargo, cuando este miedo no nos deja vivir de manera adecuada y nos impide hacer cosas que hacíamos a menudo, hay que controlarlo, pues, en ocasiones, la propia mente es quien crea ese miedo. Es fundamental aprender a convivir con él. El miedo siempre nos acompaña sin importar el grado de importancia de la situación.


Además, el miedo en el embarazo también puede solucionarse siguiendo alguna recomendación:
 

1. Compartir con otras mamás y con nuestra pareja los miedos que tenemos. Como decíamos, es normal tener miedo ante la nueva situación que vamos a vivir. Debemos estar tranquilas, no somos ni seremos las primeras mujeres que lo experimentaremos. Por eso, siempre será bueno compartir nuestros miedos con otras mujeres, pues probablemente sean comunes y puedan afrontarse mejor. Además, es bueno dialogar con nuestra pareja para que nos pueda ayudar. Recordemos que también es cosa de dos. Y preguntar a nuestra matrona todas las dudas. 


2. No rodearse de pensamientos negativos. Es fundamental alejarse de los sentimientos tanto negativos como anticipatorios sobre cuestiones que no podemos resolver todavía. Debemos intentar mantener la cabeza ocupada en otras cosas o reflexionar sobre aquellas que sí podemos controlar en el embarazo.


Finalmente, para llevar de la mejor manera posible esta etapa, debemos ser conscientes de que hay que disfrutar de esta experiencia única e irrepetible donde compartimos algo maravilloso con nuestro pequeño.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×