Algunos científicos encuentran pistas sobre el “instinto maternal”

Algunos científicos encuentran pistas sobre el “instinto maternal”
comparte

Algunos investigadores identifican un grupo de neuronas que son activadas por la oxitocina en un área del cerebro femenino, pero que no están presentes en la misma área del cerebro masculino. Pero ¿qué es la oxitocina?

La oxitocina es conocida como la hormona del amor y juega un papel importante en la regulación del comportamiento social y materno. Una hormona secretada por la hipófisis que tiene la propiedad de provocar contracciones uterinas y estimular la subida de la leche. En nosotras, las mujeres, la oxitocina es liberada en grandes cantidades tras la distensión del cérvix uterino y la vagina durante el parto. Asimismo, en el cerebro parece estar involucrada en el reconocimiento y establecimiento de las relaciones sociales y podría estar involucrada en la formación de relaciones de confianza y generosidad entre personas.

 

¿Cuáles son los principales estímulos que provocan la liberación de la oxitocina hacia la corriente sanguínea? La succión del pezón, la estimulación de los genitales y la distensión del cuello uterino. Esta, además, posee efectos hormonales y neurotransmisores mediados por receptores específicos de alta afinidad.

 

En los últimos años, el sistema de oxitocina en el cerebro ha recibido una atención tremenda como clave para nuevos tratamientos para muchos trastornos de salud mental, como la ansiedad, los trastornos del espectro autista y la depresión posparto. Gracias a la investigación dirigida por un biólogo y diversos estudiantes de ciencias biológicas se ha podido descubrir un grupo de células que son activadas por la oxitocina en un área de cerebros de ratones hembra que además no están presentes en la misma área en los cerebros de los ratones macho.

No te puedes perder ...

El retraso de la maternidad y la fertilidad

El retraso de la maternidad y la fertilidad

La edad de la mujer es el mayor determinante de la fertilidad humana y de posibles complicaciones tanto en la gestación como en el parto. El incremento de la edad del primer embarazo y los sucesivos, y la disminución del número de embarazos por mujer, es una tendencia evidente en los últimos 30 años en los países desarrollados.

 

Muchos investigadores han intentado investigar la diferencia entre, por ejemplo, el sistema de oxitocina en mujeres y hombres, pero hasta ahora nadie ha encontrado pruebas concluyentes con éxito. El descubrimiento fue una gran sorpresa o eso es al menos lo que afirma R. Teruyama que fue quien dirigió el estudio. Tras él, se cree que las células receptoras de oxitocina están presentes en el área del cerebro que se cree están involucradas en la regulación del comportamiento materno.

 

Además, hay que tener en cuenta también que la expresión de los receptores de oxitocina en estas células solamente está presente cuando el estrógeno también lo está. Ello implica que estas células están involucradas en inducir el comportamiento materno. Se confirma también, además, que muchos de los estudios recientes humanos llevaban razón y es que existe en realidad una conexión entre la expresión alterada de los receptores de oxitocina y la depresión posparto. Por lo que, de una manera indirecta, se asocia el tratamiento de la depresión posparto con unos bajos niveles de oxitocina.

 

Dicha oxitocina u “hormona del amor” activa un grupo de células cerebrales en ratones hembras. Dichas células cerebrales en cuestión se encuentran en el área que se cree que está relacionada con la regulación del comportamiento materno. Son los propios investigadores de la Universidad Estatal de Luisiana en Estados Unidos (EE. UU.) quienes afirman que la oxitocina “u hormona del amor” se libera durante el parto y la lactancia, y la que podría estar relacionado con el establecimiento de un vínculo entre la madre y su hijo. Sin embargo, al probarse en seres masculinos esta no tuvo mucho efecto.

 

Para los científicos de este estudio el descubrimiento podría llegar a ser universal para todos los mamíferos que exhiben un comportamiento materno, incluidos los humanos. Con él, son muchos los investigadores que esperan que su estudio pueda ayudar a tratar la depresión posparto que a su vez está asociada con la expresión alterada de la oxitocina. Son muchos los investigadores que han intentado investigar la diferencia entre el sistema de la oxitocina en mujeres y hombres, pero hasta ahora nadie ha encontrado pruebas concluyentes, aunque en los últimos años el sistema de oxitocina en el cerebro haya recibido una atención tremenda como clave para los trastornos del espectro autista y la depresión posparto.

 

En el caso de la depresión posparto se ha demostrado, por tanto, que la depresión contribuye a la mala salud materna y tiene efectos negativos en el desarrollo del bebé. Varios estudios incluso han demostrado que los niños de madres deprimidas corren el riesgo de una amplia gama de problemas cognitivos, emocionales, de comportamiento y también médicos. Por lo tanto, la depresión posparto es un problema importante de salud pública que tiene efectos adversos significativos tanto en la madre como en el niño. En torno al 10 o 20% de las mujeres experimentan depresión posparto. Un nuevo descubrimiento que, sin duda, se produjo en el estado de Luisiana, y que abre las puertas a nuevos tratamientos y medicamentos potenciales para la depresión posparto y que afectan a las células receptoras de oxitocina.

 


Te puede interesar:
Los síntomas del embarazo son muy diferentes de una mujer a otra. Para algunas resultan muy evidentes desde casi el momento de la concepción y para otras el primer síntoma es la ausencia de la regla.


Fuente:

https://neurosciencenews.com/oxytocin-maternal-instinct-14579/amp/

 

Fecha de actualización: 31-07-2019

Redacción: Ana Ruiz

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>