Síntomas y tratamiento de la acantopelvis

Síntomas y tratamiento de la acantopelvis
comparte

La acantopelvis es una variedad de la pelvis en la que la cresta del pubis es muy aguda (acanto). Es una característica física ligada al raquitismo, un trastorno causado por una falta de vitamina D, calcio o fósforo que causa dolor en los huesos, disminución del tono muscular, crecimiento deficiente, baja estatura o deformidades esqueléticas como la antes mencionada.

La pelvis es un hueso situado en la región inferior del tronco, una cavidad dentro de un conjunto osteomuscular que se estrecha hacia abajo y limita con el hueso sacro, el cóxis y los coxales y con los músculos de la pared abdominal inferior y el perineo. En la cavidad pélvica que forma la pelvis se encuentra órganos muy importantes como la vejiga urinaria, los órganos genitales, y parte terminal del tubo digestivo (recto y ano).

 

La forma de la pelvis de una mujer puede afectar al embarazo y el parto, por eso es importante estudiar la forma de la pelvis de la mujer si se sospecha que esta puede causar problemas en el parto. Un tipo de pelvis que puede suponer problemas es la acantopelvis, caracterizada por una cresta del pubis muy aguda con presencia de crestas óseas situadas en las inserciones de los tendones. Este tipo de pelvis está ligado al raquitismo, enfermedad que muchas veces se desconoce que se ha sufrido.

 

La acantopelvis no se puede tratar, aunque sí otros síntomas asociados al raquitismo. Por su parte, el raquitismo es un trastorno causado por una falta de vitamina D, calcio o fósforo que causa un reblandecimiento y debilitamiento de los huesos.

No te puedes perder ...

Síntomas y tratamiento de la pancreatitis

Síntomas y tratamiento de la pancreatitis

Se define como pancreatitis a la inflamación del páncreas causado por la liberación y activación de enzimas de la digestión en el propio órgano, en lugar de los intestinos. Esta patología suele remitir rápidamente, sin dejar lesiones permanentes, pero hay que saber reconocer los síntomas para evitar ciertas complicaciones.

 

Esta enfermedad está provocada por un déficit de vitamina D, calcio o fósforo causado por vivir en climas con poco sol, permanecer en espacios cerrados mucho tiempo, trabajar en lugares cerrados y oscuros en las horas de luz, desnutrición o malnutrición, un problema genético, trastornos renales que involucran acidosis tubular renal, trastornos que reducen la digestión o absorción de las grasas o problemas hepáticos.

 

Entre los síntomas principales que provoca el raquitismo encontramos dolor en los huesos, sensibilidad en las extremidades, la pelvis y la columna, disminución del tono muscular, deformidades dentales, crecimiento deficiente, aumento de las fracturas óseas, calambres musculares, baja estatura y deformidades esqueléticas como un cráneo de forma irregular, piernas arqueadas, protuberancias en la parrilla costal (rosario costal), acantopelvis u otras deformidades pélvicas, esternón hacia adelante (pecho de paloma) y deformidades de la columna vertebral.

 

Los objetivos del tratamiento del raquitismo incluyen aliviar los síntomas y corregir la causa de la afección para frenarla. Se puede variar la dieta para incluir calcio, fósforo o vitamina D o suplementos vitamínicos. También se recomienda la exposición a cantidades moderadas de luz solar. Algunas deformidades esqueléticas pueden requerir corrección quirúrgica o tratamientos. En el caso de la acantopelvis, como decíamos, no se corrige, simplemente, si afecta al parto vaginal y no permite que este se produzca con normalidad, se puede recurrir a una cesárea para sacar al bebé. 


Te puede interesar:
Una de las primeras preguntas que se realiza una embarazada al conocer su estado es "¿cuánto debo aumentar en el embarazo?" ya que más allá de las razones estéticas, engordar más kilos de los debidos puede ocasionar problemas de salud tanto a la madre como al feto.


Fecha de actualización: 31-07-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>