×
  • Buscar
Publicidad

Parto con meconio

Parto con meconio

En algunas ocasiones, las mujeres que van a dar a luz al romper aguas observan la presencia de meconio en el líquido amniótico. Esto indica que el bebé podría tener dificultades antes del parto. Pero ¿qué es exactamente el meconio? ¿A qué se debe su aparición durante el parto?

Publicidad

Índice

 

¿Qué es el meconio?

El meconio es una sustancia viscosa y espesa de color verde oscuro o negro compuesta por células muertas y secreciones del estómago e hígado que reviste el intestino del bebé recién nacido. La formación de este comienza en el periodo fetal pues se trata de sus primeras heces.

El término meconio como tal denomina la materia fecal que se acumula en el colon fecal durante la gestación. Este, además, puede tardar hasta 48 horas en ser expulsado por el bebé. Después, las deposiciones son más sólidas y de color amarillo, y si el bebé no realiza sus deposiciones tras ese periodo, habrá que acudir urgentemente al pediatra para que sea este quien pueda valorarlo. Pero ¿qué pasa cuando el meconio está presente en el parto?

Por mucho que se afirme que la aparición del meconio es síntoma siempre de que el bebé no está bien nos equivocamos ya que todo va a depender de la densidad, de la concentración del meconio y también de otros factores que veremos a continuación. Cuando al romper aguas el color de la bolsa no es blanco transparente sino que es amarillo verdoso (o color pardo) se dice que la bolsa está teñida de meconio. Esta, no obstante, se presenta en un 10 o 15% de los partos normalmente, aunque la intensidad de color es inversamente proporcional a la cantidad de líquido amniótico. No obstante, el problema del meconio en el parto dependerá realmente de si el liquido es amarillento o verdoso espeso y escaso ya que si al romper la bolsa el líquido es amarillento-diluido no supone un mayor problema para el feto, a diferencia del verdoso.
 

¿Cómo se produce el meconio en el parto?

No te puedes perder ...

Parto con bolsa rota

Parto con bolsa rota

Además de las contracciones de parto, otro signo inequívoco de que el parto se producirá en pocas horas es la rotura de la bolsa, también conocida como rotura de aguas o rotura de membranas.

Y tambien:


Todos los fetos tienen meconio ya que es la secreción intestinal acumulada durante la gestación, pero cuando durante la gestación o durante el parto se produce una situación de falta de oxígeno o de estrés para el feto, se estimula su sistema nervioso, aumenta la motilidad intestinal y el feto lo que hace es relajar su esfínter anal defecando dentro del útero. Y sí, a pesar de que es cierto que la presencia de meconio en escasa cantidad es algo normal y un proceso fisiológico madurativo del feto, este es mucho más frecuente conforme va avanzando la gestación y en mayor medida en embarazos de más de 40 semanas.
 

¿Qué hacer si sabemos de existencia de meconio en el líquido amniótico?


Ante la existencia de meconio en el líquido amniótico lo mejor es acudir al hospital cuanto antes para hacer una valoración del feto. Para ello, los médicos colocarán a la futura mamá unas correas, que es en realidad el registro cardiotocográfico. Si el registro es normal, lo más probable es que la situación de estrés haya sido anterior al parto por lo que simplemente habrá que conducir el parto con especial cuidado.

Y, finalmente, al recién nacido con meconio se le aspira y limpia el líquido de la garganta con especial cuidado, sobre todo si este nace deprimido o con dificultad para respirar de forma espontánea. Nos referimos al síndrome de aspiración meconial con meconio espeso y que ocurre en el 3% de los partos, pero que tiene una mortalidad del feto en el 5-20% de los casos.

Hay que saber que durante el embarazo el feto está constantemente tragando el líquido amniótico de forma natural, lo orina dentro de la bolsa y lo vuelve a tragar. Este líquido se encuentra también en la vía respiratoria, pero el pulmón está colapsado y no entra el líquido amniótico. Al nacer el pulmón se expande y le entra el aire, pero también las secreciones y el líquido amniótico contenidos. Como ya veíamos, el claro no supone problema, pero cuando es meconio espeso de color verdoso sí, pues este actúa como irritante a nivel del pulmón produciendo este síndrome. La irritación e inflamación del pulmón no deja que el feto se oxigene y esto puede tener graves consecuencias.
 

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes cuando se trata de síndrome de aspiración meconial?


Piel de color azulado. El bebé podría presentar cianosis, que se manifiesta como la coloración azul de la piel a causa de una oxigenación deficiente de la sangre.

Problemas para respirar. Al bebé le cuesta respirar y necesita hacer esfuerzos. Esto podría manifestarse en forma de taquipnea (respiración rápida) y en algunas circunstancias (aunque no demasiado común) se puede producir un paro respiratorio.

Flacidez y debilidad.
 

¿Tiene tratamiento?


Si al nacer, el bebé llora y está activo por lo general no es necesario ningún tratamiento, pero si el bebé no está activo se puede colocar una sonda en la vía respiratoria para succionar el meconio y desobstruir las vías respiratorias. También podría ser necesaria la utilización de una mascarilla con oxígeno para ayudarlo a respirar si fuera necesario o antibióticos para curar la infección y un respirador para mantener los pulmones inflados.

En algunas ocasiones incluso se puede llevar al recién nacido a la unidad de cuidados intensivos neonatales para monitorizarlo y evitar que se produzcan complicaciones.


Fuentes:

Kids Health, https://kidshealth.org/es/parents/meconium-esp.html

Medline plus, https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001596.htm

Fecha de actualización: 12-06-2020

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.