Parto con liposucción

Parto con liposucción
comparte

La liposucción es una técnica de cirugía estética que sirve para eliminar la grasa localizada de ciertas partes del cuerpo, generalmente en la zona de las cartucheras. Esta intervención se recomienda cuando ya no se van a tener más hijos ya que los cambios del cuerpo en el embarazo podrían hacer que volviera a aparecer grasa en las zonas operadas, por lo que la intervención no sería tan efectiva. No obstante, si te has hecho una liposucción y te has quedado embarazada, no hay ningún impedimento ni para la gestación ni para el parto.

La liposucción forma parte de las cirugías estéticas más demandadas entre hombres y mujeres ya que ayuda a tener una mejor figura y a eliminar, en una sola intervención, la grasa acumulada en la zona de las cartucheras. Antes de la operación se realiza un marcaje preoperatorio sobre la piel para ver las zonas en las que se van a realizar las liposucciones.


Después, el día de la operación, el paciente es anestesiado (normalmente con anestesia general) y se le realizan pequeñas incisiones de 3-4 mm por donde se introduce una solución de suero salino con distintos medicamentos para evitar el dolor y las hemorragias. Después se usa una especie de aspiradora que extrae la grasa mediante una bomba de succión que va a permitir la aspiración de una manera eficaz y segura. Todo el proceso se controla para que el resultado sea simétrico.


Una vez terminada la aspiración se cierra la incisión con un punto y se coloca al paciente una faja que ayude a que la piel se distribuya de manera uniforme por el nuevo contorno. Esta prenda debe llevarse unas 4 semanas. Generalmente se deja al paciente ingresado esa noche y, si todo va bien, se le da el alta al día siguiente.

Consecuencias del parto con ventosa

Consecuencias del parto con ventosa

La mejor manera de que el bebé venga al mundo es por vía vaginal y sin instrumentos de por medio, pero en algunas ocasiones, y cuando los médicos lo consideran estrictamente necesario, el uso de la ventosa obstétrica es necesaria para facilitar el parto


Tan pronto como el paciente pueda debe pasear y volver a su actividad física para que la recuperación sea más rápida. Al principio es normal que note molestias o dolores similares a las agujetas, pero suelen ser tolerables con analgésicos. Después hay que darle una serie de masajes de drenaje linfático para evitar complicaciones.


Esta operación suele elegirse en personas que han cogido mucho peso y no logran deshacerse de la grasa extra por medio de la dieta y el ejercicio o tras varios embarazos. Los especialistas recomiendan que se realice una vez que se haya decidido no tener más embarazos para que los resultados sean óptimos.


¿Y si me quedo embarazada después?


A pesar de que la recomendación es no hacerse una liposucción si vas a volver a quedarte embarazada, eso no significa que el hecho de haberse realizado esta intervención quirúrgica pueda afectar al embarazo o al parto. No hay ningún problema, solo se hace esa recomendación por que durante el embarazo es normal engordar, sobre todo en la zona de las caderas operada, por lo que es posible que vuelva a aparecer grasa que no se vaya tras el parto, por lo que podrían disimularse los efectos de la liposucción y que esta no hubiera servido de nada. Por eso, si quieres tener más hijos no te sometas a una liposucción porque puede ser dinero perdido, sin contar con las posibles complicaciones que siempre pueden surgir tras una operación.


Por lo demás, no hay ningún problema, no afectará al feto en desarrollo ni complicará el embarazo y permite un parto vaginal normal ya que la liposucción no afecta a la pelvis ni al canal de parto, solo elimina grasa extra de las cartucheras.


¿Liposucción en el parto?


En los últimos años se ha puesto muy de moda entre algunas mujeres, sobre todo actrices, cantantes y modelos, someterse a ciertas operaciones de cirugía estética en el mismo parto para provechar la estancia en el quirófano y salir estupenda del hospital.


Según un estudio publicado por el American Journal de Cirugía Plástica, los procedimientos estéticos más realizados son la abdominoplastia (reconstrucción de pared abdominal y eliminación de piel y grasa), mastopexia (elevación del pecho) y liposucción.


Esta técnica es muy útil para mujeres que quieren volver a su trabajo (normalmente en la moda) en un tiempo récord y con un cuerpo estupendo, como si no hubieran estado embarazadas. Así reducen tiempos de convalecencia y costes. Sin embargo, expertos en cirugía desaconsejan esta práctica ya que el cuerpo no debería someterse a ninguna intervención estética hasta pasados por lo menos seis meses del parto para permitir al organismo recuperarse y perder los kilos acumulados por el embarazo. Hay que tener en cuenta que el cuerpo de una mujer en el parto no es el que tendrá meses después ya que esos kilos, la mayoría de las veces, se pierden en unos meses.


Tampoco es una práctica aconsejada en pacientes que quieran volver a quedarse embarazadas pronto, ya que no tiene sentido retocar zonas que en poco tiempo volverán a coger peso y transformarse.


Fuentes:

Hospital Universitario Quirón Salud: https://www.quironsalud.es/hospital-madrid/es/cartera-servicios/cirugia-plastica-estetica-reparadora/liposuccion

TodoEstetica.com

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×